6 de noviembre de 2009

Si la gaviota quisiera volar...

Parece extenderse la creencia de que el PP no está en sus mejores momentos por culpa de la corrupción GÜRTEL, y a pesar de que el PSOE, hundido en sus propias contradicciones económicas, está perdiendo votos a raudales. Las últimas encuestas lo confirman.

También se ha generalizado la idea de que el PP podría estar sacando ahora mismo más de 10 puntos de diferencia al PSOE, y sin embargo, está solamente 5 puntos por delante, debido al lastre de su propia corrupción, y al desgaste al que le someten los socialistas y sus medios de comunicación afines.

Es de suponer que el Partido Popular quiere ganar las próximas elecciones generales, aunque a veces cueste creerlo, dada su aparente incapacidad para resolver las complicaciones creadas por algunos de sus dirigentes y por el escaso grado de interés que muestran por estar presentes en todos los estratos de la sociedad a la que dicen representar. Da la impresión de que en el PP están esperando a que el PSOE se hunda él solo en la crisis que no supo reconocer y de la que no puede salir tan fácilmente como pensó. El PP prefiere la inacción a la oposición, y los tímidos gestos que realizan a duras penas llegan a los ciudadanos. Para su desgracia, las informaciones diarias de GÜRTEL crecen como las setas, y cada mañana las hay nuevas.

Si piensan desde el PP que ganarán las elecciones solamente por la crisis económica en la que estamos, es que no han aprendido nada de los años noventa, donde el paro llegó a estar en el 24´5 %, y el gobierno socialista aguantó hasta 1996. A una economía maltrecha se le sumó una corrupción generalizada, y los crímenes del GAL terminaron por darle la puntilla.

El Partido Popular, si de verdad quiere remontar el vuelo y de cuya necesidad nadie duda, debería ofrecer propuestas de mejora de la situación económica  y del paro galopante, y sobre todo, ilusión y una regeneración ética de sus estructuras políticas. Su democracia interna deja mucho que desear y la participación de los militantes en la elección de sus líderes y representantes es manifiestamente mejorable. En una palabra, deben implantarse con urgencia las elecciones primarias abiertas que seleccionen a los mejores candidatos, capaces de transmitir las ideas de la forma más adecuada, permaneciendo en el mimso puesto un tiempo determinado, para no convertirse en políticos profesionales. De todos es sabido que el poder corrompe, y si se ejerce mucho tiempo, aún corrompe más. Deberá también dar a los militantes el protagonismo y la participación de la que carecen, para no convertirse en un mero partido de cuadros.

¿Qué sensaciones puede tener ahora un afiliado que paga su cuota,  que nunca ha ocupado un cargo político ni aspira a desempeñarlo, que lo hace para mantener a un partido que defienda sus ideales, mientras ve que unos pocos golfos se enriquecen indebidamente a costa de su esfuerzo y de su colaboración? Y si encima percibe que sus dirigentes guardan silencio, andan desaparecidos esperando que cese el chaparrón, para acercarse de nuevo jubilosos, alegres y elegantes a pedirle su voto las próximas elecciones, ¿acaso no sentirá bochorno y vergüenza ajena?

El frente abierto en Madrid, Gallardón- Aguirre, se ha convertido en  un espectáculo lamentable en la forma (Cobo y sus declaraciones a El País) y en el fondo (Caja Madrid). Rato ha tapado una enorme vía de agua con su entrada en la entidad bancaria.  Pero la otra batalla que se lleva  Aguirre con Gallardón-Cobo,  es ideológica,  librándose en diferentes ámbitos: liberalismo-socialdemocracia, bajada contra subida de impuestos, y los dos ofreciendo altos niveles de aceptación de cada una de las elecciones.

Rajoy ha pretendido dar un golpe de fuerza a la situación, y veremos si lo ha conseguido. Después de haber pasado unos años intentando ser atractivos, se han hecho inofensivos, y no han respondido a las agresiones de sus adversarios políticos.

No son  de recibo las declaraciones de Rajoy, advirtiendo que "él hace las listas electorales," y castigará a los malos (desleales y críticos) y premiará a los buenos (sumisos y callados).  Si pretende, mediante autoritarismo y silencio, mantener la unidad de una ideología, de un proyecto, de un partido y con un solo líder, puede llegar a darse cabezazos contra la pared.

Esperemos a ver cuánto dura el arreglo.

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::.
La sátira
El esclavo moral (Fray Josepho)

Ladra y muérdemelos, Cobo,
que, con la ambición que incubo,
por las paredes me subo,
y en el fiasco me jorobo.
Dile a Mariano que es bobo
y a Esperanza que estoy vivo.
Diles que tengo motivo
para ponerme tan bravo.
Y fírmame, Cobo esclavo,
estos insultos que escribo.

5 comentarios:

  1. ¿No creeis que os habeis metido mucho con el PP y casi nada con el PSOE?

    Hay que equilibrar los comentarios.

    Gracias por una respuesta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. NOTA INFORMATIVA:
      Por un inexplicable error de Google, de mi dominio anterior “dialogosdelduero.com” se ha adueñado una empresa de Seatlle (USA)… Todo el contenido anterior y actual, entradas y comentarios, se encuentra alojado en
      http://www.dialogosdelduero.net/

      Eliminar
  2. No me parece acertado el comentario del anterior anónimo. Independientemente de las inclinaciones políticas que pueda tener cada uno, si toca hablar de un tema, lo que toca es criticar y apreciar los males y virtudes del tema.
    El tema de hoy ha sido, esencialmente, sobre el PP, no sobre el PSOE; no es necesario equilibrar la balanza de quién recibe más o menos.
    Me parece correcto destripar a estos partidos y sacar al aire toda la porquería, y me parece imprescindible que se haga con todas las partes, pero no es necesario que se haga a la vez ni en el mismo día.

    ResponderEliminar
  3. Trataré de responder dando mi propia opinión a Anónimo1, y apoyándome en parte en Anónimo 2 (ambos comentarios son muy correctos, y sin estridencias, y sorprendentemente, dados los tiempos que vivimos, muy bien construidos, especialmente el segundo).

    Se han publicado en este blog, que acaba de nacer, tres artículos sobre el PP, pero desde distintos puntos de vista:

    1.- El vuelo de la gaviota herida…
    En él pretendí resaltar el silencio de los dirigentes del PP. No hablan ni aunque los socialistas les inciten, y eso que pueden tener argumentos más que suficientes para contestar.

    2.- La gaviota del PP lleva plomo…
    Es el más documentado. Tiene enlaces que sirven de apoyo a las opiniones formuladas sobre PRESTIGE, IRAQ Y NO A LA GUERRA, 11-M,…Reconozco (alguien me lo ha dicho) que es demasiado denso, pero es necesario. Una cosa son opiniones y otra, afirmaciones sobre temas que han de sustentarse. Seguramente desarrollaré algún apartado sobre el que he visto cierto interés…

    3.- Si la gaviota quisiera volar… (El de hoy)
    ¿Hay algo falso? Trato de hacer un análisis de la situación interna y externa del PP y exponer “mis recetas” (¡qué pretencioso!) para levantar ese vuelo, que es lo que pienso debe hacerse y no se hace.
    Es más, son reformas necesarias para la supervivencia de un partido que pretende ser “alternativa de gobierno”, porque ha llegado el momento en el que los afiliados del PP piden participación para elegir a sus representantes, y estos militantes no son “hooligans” de nadie, ni van a ir detrás de un líder- madero que les pongan delante. Eso puede ser posible en otras organizaciones, pero en ésta no funcionará. Y si no, al tiempo me remito.

    El lanzar las propias opiniones al aire puede acarrear “ganar amigos”… pero es necesario decir lo que pensamos, pensando lo que decimos.

    Gracias por abrir un debate que puede continuar y ser apasionante…

    ResponderEliminar
  4. Esperaré a ver que decís cuado hableis de FILESA y de la PSV, por ejemplo.

    ¿Son los mismo que GÜRTEL?

    ResponderEliminar

Los comentarios con lenguaje inapropiado serán borrados