29 de julio de 2018

La sorprendente victoria de Pablo Casado como presidente del PP

Nuestro articulista José-Tomás Cruz Varela nos habla hoy de las dificultades  que  esperan a Pablo Casado en su nueva  tarea. Levantar un partido político en caída libre por el peso de su mochila de corrupción y que la sociedad percibe como superior a la de otros, ilusionar a unos afiliados alejados de la burocracia del partido y relegados a pagar cuotas (los que las pagaban que eran los menos) y hacer de interventores en las elecciones, dotar de una democracia interna inexistente en la práctica  y recuperar a los votantes desafectos y emigrados a otras alternativas no es fácil. Pronto veremos si tiene éxito y suerte en la misión que ahora comienza.
:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

La sorprendente victoria de Pablo Casado como presidente del PP
(De mi puño y tekla)

Tras la arrolladora victoria obtenida por Pablo Casado con el respaldo del 57% de los compromisarios, frente a la candidatura de Soraya Sáenz de Santamaría en las primarias del PP y una vez superado el festival de discursos, aplausos y abrazos, léase Congreso, los  futuros dirigentes del partido ya están pensando en el reparto de carguitos y canonjías, salvando la distancia que les separa  en función de la candidatura apoyada. En la mente de todos ellos ya sueñan con figurar entre los agraciados que aparecerán en las listas de los próximos comicios municipales, autonómicos y europeos.

El primer marrón al que deberá enfrentarse el nuevo presidente del PP consistirá en enterrar el "marianismo". Si en efecto dicha corriente ya estaba de capa caída últimamente, cuya máxima representante y seguidora era la ex vicepresidenta, para nada le favorecía ejercer de continuadora en la contienda. Mal asunto cuando lo suyo será ahora el apuntarse a la renovación liderada totalmente por Pablo Casado, quien representó a lo largo de toda la campaña el rol del "candidato frente al aparato". Actitud que ha sabido transmitir a la militancia para levantar su bajo estado de ánimo, y no solo por los sucesivos casos de corrupción, verdadero azote de la formación conservadora. Lacra que nadie citó durante el Congreso para no aportar la nota discordante y fea.

Al margen de la consustancial manía del ex presidente Rajoy de basarlo todo en la economía y creación puestos de trabajo, algo que se apuntaba con excesiva frecuencia y sin reconocer que tal mérito corresponde exclusivamente a nuestros esforzados empresarios y autónomos. Los directivos del nuevo PP tratarán de incorporar formas y valores distintos para sacarlo del ostracismo en que les hundió en marianismo y su adláteres.

Todo el futuro o gran parte del mismo que le pueda corresponder a Casado, dependerá de lo acertado o desacertado, coloquialmente hablando, de su gabinete de selección,  respetando el viejo adagio de "persona adecuada para puesto adecuado", norma que deberá primar sobre todo tipo de intereses, influencias y recomendaciones, cuyos miembros se encargarán paralelamente de eliminar a toda la pléyade de aduladores pablistas que brotarán como setas. Único camino para recuperar el prestigio perdido, siempre y cuando dicho  equipo sea capaz de demostrar auténtica capacidad para lograr la ansiada regeneración.

 Curiosamente, cinco días antes de que los compromisarios eligiesen al sustituto de Rajoy, la empresa Sigma Dos para El Mundo, ya adelantaba con su encuesta el resultado de las primarias , afirmando que por una amplia mayoría los votantes del PP optarían por la ex vicepresidenta  Santamaría barriendo a Casado en base a los siguientes datos: gusta  más al 60% de quienes les votaron en el 2016; es percibida como el mejor líder por el 59,9%; más apta pare presidir el partido 59,8% y con más posibilidades para ganar las próximas elecciones generales según el 58,3%. Comentando que el aval a Casado en todos estos ámbitos es muy inferior y se sitúa en una horquilla de entre el 22,5% y los que defienden su capacidad de liderazgo y el 28,5% de los que ven en él a un buen candidato a la presidencia del Gobierno. En esta ocasión y a la vista de los resultados del pasado sábado, en Sigma-Dos, con su soberano patinazo no dieron ni una en el clavo. La realidad es que ha sucedido todo lo contrario de lo profetizado por la citada empresa demoscópica.

La misión prioritaria del nuevo presidente pasará por la elaboración de un discurso sensato, necesario y perfectamente entendible para la ciudadanía, cuyo cometido prioritario consistirá en recuperar a ese gran colectivo que por diversas causas, actualmente, militan en otras formaciones políticas. Al PP y más últimamente le ha faltado transparencia y lograr por todos los medios mejorar sus canales de comunicación. De no hacerlo acabarán convirtiéndose  en un partido de atrofiados e intrascendentes cuyo final sería el ejercer de partido testimonial, cuando lo suyo es precisamente recuperar el Gobierno cuanto antes.

Ya estamos saturados de tantas lamentaciones. Los españoles demandan, y con toda la razón, el que se atiendan sus necesidades lo mejor posible. Ir por la vida con la queja permanente, nada arregla y menos soluciona. Casado se enfrenta a un panorama harto difícil pero estimulante. A la postre, los ciudadanos solo respetarán a aquellos que defiendan nuestros derechos y libertades y entre ellas, la total erradicación de la lacra de la corrupción, separando sin la menor vacilación a todos aquellos que por desgracia todavía siguen ejerciéndola tal como nos informan nuestros democráticos medios de comunicación o por lo menos la gran mayoría. No obstante, si en efecto todas las presuntas irregularidades que se están publicando sobre Pablo Casado en torno a sus licenciaturas fuesen ciertas, sería un gran error por parte del PP el no haber frenado su candidatura y posteriores elecciones a la presidencia del PP... ¡¡Tiempo al tiempo!!

José-Tomás Cruz Varela

21 de julio de 2018

Sin debate, Pablo Casado fracasará

En estos mismos momentos, Pablo Casado está interviniendo en el Congreso del Partido Popular que le elegirá como líder o le relegará a un olvido prematuro. El resultado lo veremos dentro de pocas horas y en su momento lo analizaremos. Pero, mientras tanto, veamos el análisis previo que presenta José-Tomás Cruz Varela, teniendo en cuenta que su condicionante no ha llegado a cumplirse: no ha habido debate público entre ellos.
…………………………………………………………………

Sin debate, Pablo Casado fracasará
(De mi puño y tecla)

 Difícilmente habremos leído una entrevista más insulsa que la publicada el pasado viernes 13 en un diario de tirada nacional, que la realizada al candidato de las primarias del PP, Pablo Casado.

Afirma no querer ser comentarista de lo que sucede, sino de lo que tendrá que suceder, algo críptico, amparándose en una campaña de: principios, valores e ideas, pero sin aclarar en qué consisten y cuáles son los suyos. Comenta que a los compromisarios les molesta se les niegue la legitimidad para elegir como representantes de los afiliados. ¿y quién o quiénes cometen semejante aberración?

Dice llevar desde el 2011 partiéndose la cara por el PP en los peores platos, las peores noches electorales, etc. Pero veamos, ¿no ejercía usted de vicesecretario de comunicación? Pues si no le gustaba dicho cometido, haber dimitido. Cita como su principal cometido que le gente se sienta orgullosa pertenecer al PP, apelando posteriormente a un absurdo y prepotente “yoismo” con frases como: yo si soy del PP, yo si defiendo el legado del PP, yo si estoy orgulloso de participar en un Congreso en el que se hable del PP. ¿Y a los demás que les ocupa y preocupa, defender a otros partidos? para añadir a continuación que habrá cosas que debemos seguir haciendo y otras que convendrá cambiar, pero ¿a qué cosas concretamente se refiere?

En línea similar, aduce que se necesita un proyecto renovador en el que tiene que caber más gente, ilusionante… pero ¿por qué no explica en qué consiste tal proyecto?, ¿qué tiene previsto incluir?

A la pregunta sobre que puesto le ofrecería a la ex vicepresidenta en caso de ganar, contesta con la profunda ingeniosidad de que él no habla de puestos ni ofertas para nadie puesto que no se trata de un zoco. Lo suyo es reivindicar la política de proyectos claros. ¿Se referirá por ventura a la que le inspiraba Arriola a don Mariano, de todos conocida bajo el mantra de “no hay que hacer nada, quedarse quietos porque el tiempo lo arregla todo”?

Salvo cuatro acotaciones más, toda la entrevista discurre de tal tenor, carente de interés e iniciativas y ausente de compromisos.

Con el ánimo de no castigar con más nonadas a los lectores y comentar algo más concreto, siempre bajo el dudoso criterio de Casado, todo parece indicar que en la batalla por Andalucía, feudo de Sáenz de Santamaría en la votación de los afiliados, quizá no ocurra lo mismo con el de los compromisarios, pudiendo producirse incluso un empate técnico gracias a la implicación y colaboración de Cospedal García.

Por último, si Casado no continúa defendiendo su propuesta inicial de un debate previo con Santamaría, es muy posible que deba dar por perdidas sus esperanzas de triunfo. La ex vicepresidenta, conocedora de las habilidades como comunicador de Casado, especialmente entre la gente joven y no tan joven, está removiendo e intentando hacer todo lo posible para que se anule el citado debate apoyándose en sus presuntas influencias sobre el comité organizador del Congreso del PP y la dirección del partido, alegando que lo correcto y sensato sería crear una candidatura de integración, a cuya cabeza, obviamente, figuraría Santamaría.

Dos de los dirigentes más significados del partido, coordinador general y el portavoz en el Congreso, faltaría más, se mostraron manifiestamente contrarios a todo tipo de foros, alegando que solo generaría la creación de familias irreconciliables con las consiguientes consecuencias. Mayor demagogia imposible.

Según el citado Rafael Hernando, insufrible portavoz, pidió a Santamaría y Casado piensen en el partido y formen un equipo, pronosticando que los únicos que se alegrarían de no hacerlo sería los enemigos del PP, comenzando por el PSOE y restantes partidos rivales.

Ante tantas discrepancias, el comité organizador, se ha encargado de dar largas a la petición del susodicho debate, si bien Casado debería seguir insistiendo en la confrontación, alegando que no es correcto hurtarle información a afiliados, militantes y votantes sobre sus respectivos programas y proyectos de futuro, que en caso de no realizarse lo interpretarían como un comportamiento antidemocrático por ocultar información amen de una muestra de debilidad. Sin duda y en caso de que la ciudadanía pudiese opinar, se decantarían por el encuentro de marras, que de no realizarse podrá suponer el fracaso para Casado.

José-Tomás Cruz Varela

16 de julio de 2018

Cuando las mentiras fascinan al separatista, los argumentos sobran

El mes pasado me enviaron desde Barcelona  un WhatsApp con el texto que literalmente transcribo:

“Pedazo artículo hoy en la Vanguardia.....❕CARAM❕
LA VANGUARDIA
Per ser un article de La Vanguardia déu n'hi dó
CORTO y CONCISO
El aumento del INDEPENDENTISMO en CATALUNYA, no es casual ni responde a circunstancias difíciles de explicar. Si dejamos las razones identitarias a un lado y nos centramos en el día a día,
- ¿quién puede defender el expolio que padecen todos los catalanes, independientemente de si se sienten españoles o catalanes?
- ¿Quién puede defender que los estudiantes CATALANES reciban sólo el 5% de todas las becas del estado y los estudiantes de MADRID reciban el 58%? 
- ¿Quién no querría ver aumentada la renta per cápita anual de los CATALANES en unos 2.400€ al año si tuviésemos SEGURIDAD SOCIAL propia?
- ¿Quién puede defender que el Ministerio de Cultura haga un gasto anual por cada ESPAÑOL de 47€ y por cada CATALÁN sólo de 5€?
- ¿Quién querría viajar con el 40%*de los trenes construidos por el Estado durante la *década de los 70 que se consideraron obsoletos y que aún circulan por CATALUNYA, mientras que MADRID sólo tiene el 4%?
 - ¿Quién no querría ver a su país 7 veces más rico como dijo el Premio Nobel de Economía Aplicada en la UB pasado mes de mayo?
- ¿Quién puede defender que 1 de cada 3 años el Ministerio de Fomento no invierta nada de nada en CATALUNYA?
- ¿Quién quiere, pese a ser CATALÁN y sentirse ESPAÑOL, que cada año nos roben 20.000.000.000 de euros (11% del PIB), siendo así la región del mundo que sufre más déficit por parte de su gobierno? ¿Realmente sentirse ESPAÑOL en CATALUNYA compensa eso?
Como residente en CATALUNYA, ¿quién puede tolerar que por cada 12,7  millones de euros que se invierten en medio-ambiente en el AEROPUERTO DE EL PRAT , se inviertan 300 millones al de BARAJAS?
 Por muy ESPAÑOLISTA que uno sea en CATALUNYA...
- ¿se puede defender que entre 1985 y 2005 sólo se hayan construido en CATALUNYA 20km de autovías mientras que en MADRID se hagan cerca de 900 en idéntico período?
- ¿Se puede aceptar y no protestar cuando en CATALUNYA sólo se invierte un promedio del 12% del PIB español anual pese a aportar el 22% del mismo PIB español?
   - ¿Se puede aceptar el agravio que hemos sufrido con el AVE? En CATALUNYA, por el AVE, el gobierno invirtió 316€ por CATALÁN, pero en el mismo año invirtió 1.198€ por ANDALUZ, 894€ por MADRILEÑO, 574€ por ARAGONÉS y *407€*por CASTELLANOMANCHEGO.
¿Se puede aceptar pagar peajes y más peajes?
Ya lo dijo el señor Montoro: "No es que los queramos, es que los necesitamos".
>> Passa-ho, com més gent ho llegeixi millor”

Lo leí con cierto estupor y me quedé sorprendido por la abundancia de números y la ausencia de fundamentos y enlaces que los confirmaran. Pensé que era una soflama propagandística más del independentismo, fruto del desvarío victimista de los pertinaces vendedores de humo y, a la vez,   compradores de mitos.  Quise averiguar si era cierto que La Vanguardia  (en otros tiempos española) había colaborado en la publicación de semejante panfleto y comprobé que el día 3 de agosto de 2010, en la sección Página abierta, Los lectores exponen su realidad, aparecía un artículo que bajo el título “Un mal negocio”  recogía el texto del WhatsApp  recibido y una introducción expositiva con sus presuntas causas.

El mismo título, “Un mal negocio”, indicaba el aspecto mercantilista de tan estrafalaria perorata así como su intención de demostrar con cifras el ominoso eslogan del “España nos roba”. Llamaba la atención, por otra parte,  que después de ocho años desde su publicación  en La Vanguardia los independentistas aún siguieran dando la matraca con sus fantasías y mentiras, y las divulgaran con ánimo proselitista sin percatarse del solemne ridículo ofrecido dentro y fuera de España.  

Me movió la curiosidad y leí los párrafos precedentes de la reiterativa retahíla del ¿quién, quién, quién…? El anónimo escritor pensaba que era fácil explicar el crecimiento del independentismo catalán del siglo XXI  porque:

- “es transversal, plural, cívico y sobre todo democrático, por ello no deja de aumentar. El independentismo catalán crece porque las razones para apostar por un nuevo estado, son muchas y muy diversas; la cuestión económica, la supervivencia cultural, la profundización a nivel democrático, el derecho inalienable que tienen los pueblos a decidir su futuro, las cuestiones históricas, los agravios comparativos con España, la voluntad de vivir mejor, etc…

- “Y aquí, pese a que el discurso economista no entusiasme a ciertos colectivos independentistas, es donde podemos tejer complicidad con ciertos sectores de la sociedad catalana que hasta ahora no mostraban demasiadas simpatías hacia el independentismo. Al final, no sólo la situación cultural muestra el espíritu colonialista de España con Catalunya, el aspecto económico diría que es donde actualmente se visualiza de manera clara y rotunda la política colonial que fomenta la España constitucional respecto a Catalunya.”

El autor estaba convencido de haber encontrado en la cuestión económica el "maltrato que la España constitucional dispensaba a  Cataluña y a los catalanes" y por eso se tiró de cabeza a la gran piscina de los números  sin tener en cuenta la falta de agua que demostrara cada uno de ellos. Por otra parte, el escrito presenta una deficiente sintaxis y se nota que la inmersión lingüística ha hecho estragos, aunque no lo reconozcan ni lo detecten.

El articulista debió haber probado sus datos, y al no haberlo hecho, ha cometido la vulgar falacia de eludir la carga de la prueba: “Probat  qui dicit non qui negat” (quien sostiene un aserto debe probarlo sin que quede ninguna duda razonable). No aportó ninguna razón de lo que dijo.

Me centraré en una sola de sus afirmaciones, como muestra de la debilidad de todas ellas,  “¿Quién puede defender que los estudiantes catalanes reciban sólo el 5% de todas las becas del estado y los estudiantes de Madrid reciban el 58%?” para sacar a la luz su falsedad. La mentira tiene las patas cortas, como podremos comprobar en este asunto de las becas con los datos oficiales del Ministerio de Educación referidos al curso 2010-2011.

En el primer estadillo  veremos el número de becarios de las distintas Administraciones Educativas en la totalidad de España, y las CCAA:


En el siguiente se detallan el número de becas y ayudas:


Y en este último se pueden ver el importe de las becas recibidas por cada Comunidad Autónoma en cada tramo de Enseñanza.



  En la siguiente entrada analizaremos los contenidos (becarios, número de becas e importe) reducidos a porcentajes de los cursos 2010-2011 (referente del artículo)  y 2015-2016 (último publicado por el MEC) y compararlos con lo afirmado por el anónimo autor independentista. 

9 de julio de 2018

CESIÓN TRAS CESIÓN, ÚNICO Y VERGONZOSO RESCURSO QUE LE QUEDA A PEDRO SÁNCHEZ

Hoy se celebrará la reunión de Pedro Sánchez con Quim Torra y comienza, por lo tanto, el viaje de los peajes efectivos. Si alguien pensó que un personaje de raza superior iba a dar sin recibir estaba muy equivocado. En pocas horas veremos, como dice nuestro colaborador José-Tomás Cruz Varela, el paso de las palabras a los hechos y la secuencia de las cesiones...
=======================================

CESIÓN TRAS CESIÓN, ÚNICO Y VERGONZOSO RESCURSO QUE LE QUEDA A PEDRO SÁNCHEZ
(De mi puño y tekla)

 Cesión tras cesión es el único recurso que le queda a Pedro Sánchez para continuar como inquilino en La Moncloa. Tras haber recibido el apoyo de los secesionistas catalanes y otros partidos para ser investido, el actual presidente ya se ha visto obligado, transcurrido un mes, a trasladar a los encarcelados por el “proces”: Junqueras, Romeva, Bassa, Forcadell, Jordi Sánchez y Cuixart, a presidios catalanes, a quienes se les otorgarán beneficios penitenciarios a tenor de las reclamaciones de Torra.

   Ceder y ceder será la tónica obligada del PSOE otorgando al PNV y Podemos más puestos en la dirección de la RTVE y a los catalanes más apoyos a su soberanismo.  Regalías tras regalías, prebendas tras prebendas y canonjías tras canonjías será el sistema de funcionamiento adoptado por el ínclito Sánchez, feliz y contento de haberse conocido e instalado en el palacete presidencial con su perra “Turca”, lugar donde residió su antecesor en el cargo, el inane Zapatero, experto contador de nubes.

   A don Pedro le cabe el orgullo de disponer de siete millones de euros para distribuirlos entre  sus afines y preferidos cuando los ubique al frente de las principales empresas públicas, tales como: Indra, Enagas, Bankia, Sepi, Loterías y un largo etcétera, y todos ellos con retribuciones superiores a los 100.000 euros anuales.

   Por mucho que lo intente Sánchez, la pretensión de gobernar sin pasar por las urnas y a golpe de moción de censura se le está haciendo harto difícil. La presión de los continuos compromisos y contraprestaciones de sus socios resultan inaceptables, lo que irremisiblemente le conducirá al más ridículo de los fracasos. A golpe de traslados, suelta de presos y peticiones de independencia,  unido a solo disponer de 84 diputados es imposible prosperar, teniendo que añadirle las arrogantes e impacientes presiones de Pablo Iglesias por no definirlo como un puro y duro chantaje.

   Los independentistas no están dispuestos bajo ningún concepto a renunciar a la autodeterminación a cambio de nada, o lo que sería lo mismo, la celebración de un segundo referéndum pactado y con todas las bendiciones. Los catalanes exigen un dialogo sin condiciones. La única salida,  medianamente airosa pero necesaria, sería la urgente convocatoria de unas elecciones generales, aunque solo sirvan para que el PSOE pueda mantener su dignidad como partido ante la comisión de tanto despropósito….¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.

José-Tomás Cruz Varela
Exdirector de RR.HH.



1 de julio de 2018

PRIMARIAS DEL PP: COSECHA DE FRACASOS

Está muy bien que el PP se decida a hacer primarias para elegir a su líder. Es la mejor forma posible de demostrar su intención de regenerarse, corriendo el riesgo de fracasar en el empeño. Los resultados no podrán ocultarse como han hecho durante años con el número de sus presuntos afiliados. El PP necesita imperiosamente renovarse con ideas y con nuevos líderes que las sepan transmitir a la sociedad, pero, hoy por hoy,  carece de las unas y de los otros. Su futuro está en el aire...Muy interesantes las opiniones que no ofrece José-Tomás Cruz Varela enel artículo de hoy.
.........................................................

PRIMARIAS DEL PP: COSECHA DE FRACASOS

(De mi puño y tekla)

  Tras aprobarse en el Congreso del PP la elección del Presidente a dos vueltas, se comentó que era un método para legitimar de alguna forma a un Alberto Núñez Feijoo cuando Rajoy decidiera retirarse, si bien tales planes se quebraron en una semana cuando el presidente gallego, una vez meditado su futuro optó, con gran sorpresa para todos todos, quedarse en Galicia apelando a  que su compromiso con la Comunidad  estaba firmado hasta el 2020, decisión que suscitó dudas y comentarios de diversa índole.

   La segunda novedad saltó a los medios cuando Pablo Casado decidió lanzarse a la batalla con todas las consecuencias, “máster” incluido que sigue coleando, con lo cual se rompió el equilibrio de las otras dos aspirantes: Cospedal García y Sáenz de Santamaría, quienes esperaron a que se produjese la renuncia del citado Núñez para presentar sus credenciales.

   Dada la escasez de tiempo, todos los candidatos se han visto obligados a improvisar sus campañas para lo que no estaban preparados y en detrimento de los menos conocidos. En este capítulo, Dolores Cospedal acude y se identifica como “mujer de partido”, Soraya de experta y “gestora de Gobierno” y Pablo Casado lo hace como representante de la innovación, título que encaja perfectamente con su edad, carácter abierto y gran facilidad para conectar.

   Una parte de lo que propalan los tres candidatos en sus intervenciones públicas, y esencialmente en el caso de las dos políticas, es justamente lo contrario de lo que albergan en sus respectivas mentes ansiosas de poder, maniobras con las que tratan de embaucar a sus propios correligionarios, cuidando y vigilando las críticas y descalificaciones teniendo en cuenta que se trata de dirigentes pertenecientes a su propia formación, con el peligro de airear porquería que no debe salir de casa. Los populares son conscientes de que los ciudadanos hace ya mucho tiempo que perdieron la confianza de sus políticos. A nivel interno, lo  que funciona es el mercado de la oferta y la demanda, léase la compra de voluntades. Ante tal panorama cabe esperar de todo .

   En cuanto al perfil de los candidatos, solo unos breves comentarios para no aburrir a los lectores: Cospedal García, escudera de don Mariano y famosa por el finiquito de Bárcenas, no goza precisamente de grandes simpatías por su carácter. Su enemistad con Sáenz de Santamaría viene de antiguo. Nunca renunció a la Secretaría General del PP por su desmedida ambición. Irritable con la prensa ante preguntas incómodas. Dice presentarse para recuperar la unidad del Centro-derecha.

   En cuanto a Sáenz de Santamaría, la abeja laboriosa, gusta de la manipulación y oscuridades que le soplaba  a Rajoy. Su batalla consiste en lograr la Presidencia del País. Al igual que su compañera es también ambiciosa aunque mas discreta. Ambas se profesas un odio mutuo, lo que implica que sus diferencias las conviertan en irreconciliables. No goza de excesivas amistades con la excepción de la de los “sorayos”. Contrincante correosa y difícil es muy inteligente.

   Por último, sobre el ex vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, es un personaje  reconocido y querido en todo el Partido. Su aspiración a la Presidencia del Gobierno no parece tarea fácil por su juventud, 37 años. Es sanamente ambicioso y su candidatura está siendo muy bien admitida gozando del respaldo de todos los territorios jóvenes. Representa la idea de la política de los de su generación para modernizar el PP como algo necesario. La investigación periodística sobre el máster de Cristina Cifuentes ha terminado salpicándole y habrá que esperar a comprobar en que grado le podrá afectar políticamente. Se supone que actuará de vía intermedia entre Cospedal y Sáenz de Santamaría.

   Suerte para todos y esencialmente para el futuro del Partido Popular, cuya renovación y lucha contra la terrible corrupción es una necesidad imperiosa sino quiere desaparecer del mapa político español…..¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.

José-Tomás Cruz Varela