25 de septiembre de 2022

EL PP SÍ ACEPTA LA TASA EUROPEA A LOS BENEFICIOS DE LAS ELECTRICAS

 Complicado resulta al españolito de a pie diferenciar “impuesto” de “tasa”, y eso es lo que se propone aclarar Cruz Varela en su carta de hoy.

Cuando al ciudadano le llega la factura de la electricidad observa que el importe a pagar es superior al del mes anterior y eso es lo realmente importante.  Si eso no fuera ya suficiente, tiene que asumir que el suministro puede ser más escaso y a la vez más caro durante la próxima temporada de frío intenso.

=====================000000

 EL PP SÍ ACEPTA LA TASA EUROPEA A LOS BENEFICIOS DE LAS ELECTRICAS

(De mi puño y tekla)

El PP está en contra del impuesto español que gravará las ventas de las empresas energéticas, pero no rechaza el impuesto europeo que gravará los beneficios extraordinarios de estas mismas empresas. Parece algo insólito pero el matiz es clave.

Reflexiones que la Secretaria General de los populares, Cuca Carrasco, señaló recientemente en los pasillos del Congreso: "la tasa que se plantea Europa tienen carácter finalista y va directamente enfocada a bajar los recibos de los europeos y por tanto de los españoles, mientras que el impuesto que propone Pedro Sánchez, solo está enfocado a subir la recaudación."

Un día después de votar en contra de la toma en consideración del impuesto que propone el PSOE y Unidos Podemos, el partido que capitanea Alberto Núñez Feijóo cambió el paso. Tras decir Elías Bendodo por la mañana "de entrada no a nuevos gravámenes", por la tarde Génova matizó que ahora si "avala" el que propone la UE pero solo si su recaudación se usa para enjuagar las subidas del pecio de la luz y el gas que sufren las familias y las PYMES actualmente.

La semana pasada, Feijóo ya dijo que lo que se recaude con el futuro impuesto a las empresas energéticas debe ir directamente a bajar el recibo de los hogares. Y no a llenar las arcas de Hacienda.

El PP insiste en que el Gobierno ha obtenido mas de 22.000 millones de euros extra en su recaudación en los últimos meses del año que no son ninguna broma. España no tiene un problema de recaudación. Los que si tienen un problema son los españoles para pagar sus facturas.

En Génova, además creen que el impuesto que ha planteado Pedro Sánchez y el martes pasó el primer trámite en el Congreso con el voto en contra de Vox y PP podría ser "inconstitucional" y colisionar también con "el derecho comunitario". Puede suponer una doble imposición a las eléctricas con consecuencias jurídicas y económicas para el Estado, insisten en el grupo de Feijóo.

"Todo lo que sea bajar impuestos y reducir las facturas, de entraba el PP dice sí. Todo lo que sea subir impuestos para recaudar más, de salida, no" resumió Gamarra. Para la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, esa diferencia, entre lo que propone Bruselas y lo que hace el Gobierno es, entre otros motivos, por lo que el PP pidió ayer al Ejecutivo que retirase su iniciativa para crear el nuevo impuesto, a la espera del pronunciamiento de Europa. "Así no tendría que rectificar nuevamente en relación con lo que la UE pueda establecer”, apuntó.

Atentamente.

 José Tomás Cruz Varela

Ex Director de RR.HH. Málaga.

 

 

21 de septiembre de 2022

FEIJOÓ SOLICITA A SUS DIRIGENTES QUE CONTROLEN LA EUFORIA DEMOSCÓPICA

Cree Cruz Varela que las encuestas sonríen al P.P. de Feijoó, y que es preciso recortar el entusiasmo generado para no vender la piel de oso antes de cazarlo.

Falta algo más de un año para las elecciones generales y eso es demasiado tiempo, en política dicen que una eternidad, aunque meses antes se celebrarán las municipales y autonómicas, y sus resultados nos darán una pista de lo que pueda ocurrir después. Pero solo una pista, porque son convocatorias diferentes en objetivos y con unas candidaturas muy distintas en las que puede darse tanto la atracción como el rechazo más pronunciado debido a sus componentes personales.

================000

 FEIJOÓ SOLICITA A SUS DIRIGENTES CONTROLEN LA EUFORIA DEMOSCÓPICA

(De mi puño y tekla)

Que las encuestas sonrían a Alberto Núñez Feijoó resulta comprensible. En efecto todo puede cambiar en seis meses y así se lo ha transmitido a su equipo de barones con los que mantiene un permanente contacto. De ahí la consigna de "apretar en las próximas semanas para consolidar las correctas perspectivas de los candidatos a las elecciones municipales" que resultan determinantes en su disputa por la Moncloa.

En el PP, y con cierta lógica, ha comenzado a cundir la sensación de que el cambio está próximo.. Estiman que el debate parlamentario con Pedro Sánchez le salió a Feijóo mejor de lo previsto De hecho el presidente del principal partido de la oposición reconoció haberse divertido pero no quiere confiarse, ordenando cerrar filas y colocar el partido en formación tortuga para la batalla electoral del 2023.

La última encuesta de Sigma-Dos para este diario le augura 137 escaños, 43 más que al PSOE. Y todo ello vinculado al hecho de que Pedro Sánchez "haga oposición a Feijoó desatando una ola de euforia entre los populares". Está todo el mundo ilusionado como nunca y tal situación hacía mucho tiempo que no sucedía en el partido. "Hemos logrado sacar a Vox y volver al bipartidismo, si bien ahora lo que procede es consolidarlo" juzga un barón con mando en plaza, que valora como fundamental el nuevo modelo "descentralizado" de partido que ha diseñado Feijoó. Otro de los gobernantes es aún más explícito: "Esto es lo que pedimos a (Pablo) Casado, pero no lo hacía y es obvio que está funcionando".

En España, quien gana los comicios locales, siempre gana también los generales y ese es el objetivo principal del PP de Feijoó. En torno a él pivotan todos los esfuerzos. Eso sí, hasta octubre no comenzaran a sustanciarse los nombramientos de los cabezas de lista municipales. Recordemos que los populares aún no tienen cabeza de lista en una treintena de capitales y ciudades importantes, teniendo en cuenta que en varias de ellas buscan perfiles de "prestigio". 

 El presidente popular tiene previsto remitir  próximamente a la Moncloa un plan energético alternativo... Si por ejemplo, un usuario consumió 400 kilovatios de 2021 y baja a 200 en septiembre de 2022, obtendría una fuerte bonificación. El PP pretende que haya tres tramos de mayor a menor.

Atentamente.  

 José-Tomás Cruz Varela 

Ex Director de RR.HH. Málaga.


11 de septiembre de 2022

"El error Berenguer": En tiempos de la Dictablanda...

Hubo una reunión urgente,  ese mismo día 30 de enero,  en el Palacio de Liria el duque de Alba, Francisco Cambó, Gabriel Maura y el General Berenguer para salvar al régimen monárquico, y de ella salió el nuevo Gabinete con el militar como Presidente del Consejo.

Alfonso XIII, influido por Cambó, intentó una restauración constitucional e institucional, con origen en 1923 y olvido de la Dictadura, sin pensar que hasta los más activos renovadores monárquicos habían perdido la confianza en el sistema y que al estrenado Presidente le venía grande el cargo, como demostrarían posteriormente los hechos.

Berenguer quiso apuntalar el régimen monárquico mediante “el restablecimiento del orden jurídico” y la neutralización del Ejército con una política aperturista y blanda que favoreciera el espíritu restaurador del Rey. Para que la sociedad notara del cambio habido, se publicó el Real Decreto Ley de 5 de febrero de 1930 en el que figuraba una amplia amnistía a militares y profesores expedientados (Unamuno entre otros…). Incluso se legalizó la F.U.E.  Y ese fue el comienzo de la “Dictablanda” como contraposición a la etapa anterior.

Los problemas no cedían a pesar de los decretos de buenistas intenciones. Mientras los republicanos se unían, los monárquicos desertaban. Las declaraciones de  distinguidos personajes políticos influyeron en el incremento y extensión de la sensación de crisis social e insititucional. Si relevante fue el discurso de Azaña en el banquete de la Alianza Republicana, no lo fue menos la conferencia del opositor a Primo de Rivera,  José Sánchez Guerra  en el Teatro de la Zarzuela en la que culpó al Monarca por la Dictadura y reclamó unas Cortes Constituyentes.

El  20 de febrero,  Miguel Maura abandonó la Monarquía  y propuso la instauración de una República  constitucional y pacífica. Si sonada fueesa deserción,  aún lo fue más la de Niceto Alcalá Zamora, quien el 13 de abril de 1930, en el Teatro Apolo de Valencia “abogaba por una república bien centrada, donde pudieran servir “gentes que han estado y están mucho más a la derecha mía”, con un Senado y donde la Iglesia pudiese tener cabida. Su posición era clara: “Una república viable, gubernamental, conservadora, con el desplazamiento consiguiente hacia ella de las fuerzas gubernamentales de la mesocracia y la intelectualidad españolas, la sirvo, la gobierno, la propago y la defiendo. Una república convulsiva, epiléptica, llena de entusiasmo, de idealidad mas falta de razón, no asumo la responsabilidad de un Kerenski para implantarla en mi patria.” Por desgracia para don Niceto, fue esto último lo que sucedió.” (“UNA EXCELENTE BIOGRAFÍA DE NICETO ALCALÁ-ZAMORA Y TORRES., MONSIEUR DE VILLEFORT).

https://monsieurdevillefort.wordpress.com/2016/04/24/una-excelente-biografia-de-niceto-alcala-zamora-y-torres/)

Como la tormenta política  no amainaba, Alfonso XIII, aconsejado por Cambó se fue a París para ofrecer a Santiago Alba un nuevo planteamiento, aunque experimentado años antes: una especie de alternancia pactada entre Alba (liberales) y Cambó (conservadores) al estilo de Cánovas/Sagasta y Maura /Canalejas. Se reunieron el día 22 de junio en el parisino hotel Meunier,  pero  Alba no aceptó la invitación del Rey y le propuso, en cambio,  que mantuviera a Berenguer y celebrara una consulta popular que revisase la Constitución y convirtiese  la  Monarquía en una institución democrática semejante a la inglesa.

La respuesta de Alba descolocó a Cambó, al Rey y a los monárquicos. Mientras los desairados  se reponían de la negativa, la conspiración republicana llegó su punto álgido durante aquel verano con el Pacto de San Sebastián. El 18 de agosto se reunieron en el Círculo Republicano de la ciudad donostiarra representantes de todas las fuerzas antimonárquicas para configurar una República parlamentaria. Entre los asistentes figuraban nombres tan significativos como los de A. Lerroux, M. Domingo, A. de Albornoz, M. Azaña, Casares Quiroga, Carrasco Formiguera, M. Mallol, J. Ayguadó, Alcalá Zamora, M. Maura, I. Prieto, F. de los Ríos, E. Ortega y Gasset… Era, sin duda,  una combinación del viejo y nuevo republicanismo. Dado que el pretendido Estatuto Catalán se presentaba como el problema más acuciante  y embarazoso se decidió aparcarlo hasta que su futuro Gobierno lo solventase y así poder avanzar en otros objetivos.

No se trataba, en absoluto, de instaurar una República revolucionaria, maximalista y proletaria, sino  burguesa,  tranquila, pacífica, y constitucional que sin defraudar a las clases humildes atrajera a las medias. Se trataba de un nuevo régimen democrático traído por la burguesía dominante.

Con la llegada del otoño se incrementó la actividad republicana. El 28 de septiembre tuvo lugar un gran mitin con la participación de todo el Comité Republicano (Azaña, Domingo, Alcalá Zamora, Lerroux…) en la Plaza de Toros de Madrid. El Gobierno se puso nervioso y ordenó las detenciones  de Ramón Franco, L. Companys y Pestaña entre otros.

La caída de la Bolsa de Nueva York de 1929  agrandó la crisis económica  y social de España y tanto la UGT como la CNT redoblaron su actividad sindical con más  y mayores huelgas y movilizaciones obreras.

El 12 de diciembre de 1930, los capitanes Fermín Galán y García Hernández, encarcelados en 1926 por Primo de Rivera y amnistiados por Berenguer, se sublevaron en Jaca. Quiso el Comité Revolucionario de Madrid que Galán retrasara tres días su rebelión  para hacerlo a escala nacional y envió a dos emisarios para comunicárselo personalmente, pero sufrieron una avería mecánica en el coche que les llevaba y llegaron unas horas después de haberse realizado el levantamiento.

 No cabe duda de que esos hechos incidieron en una incipiente transformación de la mentalidad ciudadana que percibió como posible  un profundo cambio en el Estado español, pero esa rebelión tuvo su precio y su castigo. Un tribunal militar los condeno a muerte el día 14 y  pocas horas después fueron fusilados, a pesar de que  Ossorio y Gallardo envió una carta a Berenguer solicitando el perdón de los cabecillas del levantamiento de Jaca, instándole a la serenidad y al perdón (“para volver a su nuevo cauce  no es sangre lo que demanda España, sino justicia y libertad” le decía). El Gobierno Berenguer pensó que más que “piedad” para con los alzados, lo conveniente era transmitir “espíritu de fortaleza” al país. El fracaso de la rebelión se convirtió en una victoria  de la naciente República   y Galán y Hernández pasaron a ser sus primeros mártires. El Gobierno Berenguer pensó que más que piedad, era fortaleza lo que debía transmitir alpaís.

El Gobierno de Berenguer conocía todos los actos previstos para aquel 15 de diciembre y ordenó la detención de los miembros del Gabinete republicano, aunque algunos (Azaña, Prieto, Barrio, Domingo…) lograron escapar el día anterior. Por otra parte, los aviadores de la Base de Cuatro Vientos consumaron lo que tenían previsto y proclamaron la República. Aunque sobrevolaron Madrid, no llegaron a arrojar las  bombas destinadas al Palacio de Oriente.

El día 15 de diciembre se celebraron huelgas en muchas ciudades del Norte de España y en la zona fabril de Barcelona, pero el Gobierno logró sofocarlas. Ni la República llegó en ese momento ni la Monarquía se tambaleó tanto como algunos deseaban. Contra la acción republicana  llegó la reacción de la Dictablanda con duros Decretos: se ilegalizó la CNT, se impuso la censura previa a la Prensa, se clausuró el Ateneo de Madrid…,  Y se restauró más el orden que la confianza en las autoridades.

Todo esto era el contexto del artículo “El error Berenguer” que Ortega y Gasset publico el 15 de noviembre en “El Sol” en el que analizaba la situación política de España y pronosticaba su futuro con su demoledor final,  “Delenda est Monarchia”. Más que una crónica periodística era una lección de Historia, en la que se desgranaban las claves y el clima de lo que sucedería cinco meses después el 14 de abril de 1931.

Ortega describía en ese texto la crisis que padecían y explicaba el llamado “error Berenguer” como una treta legal para ocultar la Dictadura de Primo de Rivera tratándolo como algo que nunca ocurrió, para llegar a una constatación fatídica pero real: la inexistencia del Estado español y la invitación a los españoles para reconstruirlo mediante la destrucción de la Monarquía, recordando las palabras de Catón el Viejo al Senado romano, “Carthago delenda est”. En aquel momento, el filósofo liberal consideraba fundamental el cambio de régimen mediante la sustitución de la Monarquía por una República, pero el entusiasmo se le acabó cuando percibió que lo instaurado era “un auténtico imperio del plebeyismo”,  y,  por lo tanto,  la peor de las tiranías.

(Fuente: Volumen VIII de Historia de España, Reinado de Alfonso XIII. La Segunda República, Equipo, Club Internacional del Libro, Madrid)

9 de septiembre de 2022

CONSOLIDANDO UN CAMBIO DE CICLO

Cree Cruz Varela que se está “consolidando un cambio de ciclo” y que en unos quince meses, si no antes, Núñez Feijoó sustituirá a Pedro Sánchez en la Presidencia del Gobierno del Reino de España. Serán los españoles quienes decidan en las urnas si están satisfechos con las medidas que Sánchez y su gobierno de coalición han adoptado para solucionar los graves problemas sufridos durante la pandemia y la invasión de Ucrania. 

Las elecciones municipales, anticipo de las generales, serán el primer examen y veremos con qué nota aprueban o suspenden las distintas candidaturas. Algunos dirán, tras los resultados, que son elecciones diferentes y persiguen fines distintos, pero ocultarán que los electores son los mismos y darán su veredicto en cuanto tengan ocasión. Dados los resultados obtenidos en varias elecciones autonómicas y los pronósticos de las encuestas, parece ser que el futuro del PSOE está en la oposición.

 =================00

CONSOLIDANDO UN CAMBIO DE CICLO

(De mi puño y tekla)

Recientemente, el Presidente Sánchez, se desplazó a Sevilla con el fin de tratar sobre la reactivación de su electorado de cara a las municipales de 2023, y todo ello con un lema que actualmente responde más a un "desiderátum gubernamental", que a una descripción de la realidad, según la opinión de "Sigma-Dos" publicada el pasado domingo.

Aparentemente, muy lejanos quedan aquellos 120 escaños que el PSOE atesoró en 2019 para tratar de llegar a la Moncloa. Al revés, la caída de capital social sigue laminando las pretensiones socialistas y si sacaran las urnas a la calle, solo contarían con 92 diputados. En cambio, Feijoo sigue recogiendo los frutos de la decepción y frustración ciudadana sembradas por los desaciertos, equivocaciones y conflictos internos del Gobierno de Coalición. Fiel demostración de ello son los 137 escaños que obtendría el PP, alejándose de los 89 diputados que dejó Casado.

La encuesta vuelve a dar ganador a Feijoó por un margen mayor que en julio. Se le percibe como valor seguro, no tanto por su labor de oposición -falta concreción- sino por la gestión exhibida en Galicia. Se nutre, en contraposición, del desgaste que mella a Sánchez, cuyo mayor hándicap ha sido y es una crisis de falta de credibilidad acrecentada durante la pandemia mundial y la guerra de Ucrania… Su imagen está tan dañada que ni su bienvenida participación como representante de la UE, ni la convocatoria de un debate sobre el estado de la Nación sin líder de la oposición ni el cambio de cromos en su partido le ha servido para mejorar su valoración. Al ciudadano no le importa el escaparate sino los problemas de suministro de energía y sus consecuentes efectos...

Aunque a estas alturas el presidente no tiene claro si el candidato a batir es Feijoó o él mismo, la mayoría de la ciudadanía se decantará por el político gallego según la mayoría de los sondeos.

Atentamente.

José Tomás Cruz Varela

Ex Director de RR.HH. Málaga.