20 de abril de 2018

SINDICALISTAS E INDEPENDENTISTAS, EXTRAÑA MIXTURA

Resulta curioso comprobar cómo un artículo escrito en las horas previas a un acontecimiento  se cumple en sus previsiones. Tampoco era demasiado arriesgado  para un buen observador como nuestro articulista José-Tomás Cruz Varela,  constatar la deriva sindicalista de clase  y predecir el fracaso de tan inexplicable unión con la burguesía catalana independentista y contra el poder judicial.  Cuando la policía urbana de Barcelona habla de 300.000 asistentes nos hace pensar que la cifra estaba más inflada que los C.V. de muchos políticos. Y aún más  conociendo una trayectoria que suele reducir  o ampliar la participación según la naturaleza ideológica de los convocantes. Dentro de unos días, el próximo 1 de mayo,  veremos los efectos de la erosión sufrida tanto por UGT como por CCOO.
==============================================

SINDICALISTAS E INDEPENDENTISTAS, EXTRAÑA MIXTURA

(De mi puño y tekla)

Desde el comienzo de la crisis, la actividad sindical experimentó un gran descenso en lo que respecta a contenido y representación. Nada que ver con el prestigio cosechado por las centrales sindicales CC.OO y UGT en épocas anteriores, lideradas por sus secretarios generales Marcelino Camacho y Nicolás Redondo respectivamente, ambos dotados de un gran prestigio, personalidad, eficacia y una honradez incuestionable. Como mero detalle, simplemente comparando la ridícula asistencia actual a la fiesta del trabajo (1º de mayo) con la de épocas anteriores, todo parecido es mera coincidencia.

Durante estos últimos años, los llamados sindicatos de clase, han perdido prácticamente gran parte de su reconocimiento y representatividad, que ahora y como remate pretenden aparecer y convertirse en corriente del independentismo catalán y coadyuvando a la ruptura de España. Funciones que para nada coinciden con el cometido para el que fueron creados.

Su inoportuna adhesión a la manifestación convocada para el próximo domingo día 15, supone entre otras razones un ataque contra el poder judicial. Su función, amparada por la Constitución española, no guarda relación alguna con su dedicación a fomentar el secesionismo que corresponde a organizaciones dedicadas a tales menesteres. Cabría preguntarse si opinan lo mismo las federaciones sindicales de las restantes Comunidades.

Con la adhesión a la anunciada manifestación, pura demagogia, solo pretenden justificar su respaldo a la movilización soberanista, como vínculo de unión entre la sociedad catalana y la llamada normalidad institucional, política y judicial, desviándose del contenido de su labor principal, consistente en la defensa de los intereses de los trabajadores.

A lo largo de la mencionada crisis, los sindicatos quedaron prácticamente desaparecidos y desacreditados. Su defensa de los llamados “presos políticos”, no pasa de ser una burda pantomima muy cuestionada, si bien rechazaron la propuesta de una huelga general, entre otras razones, por las exigencias e incomodidades que originaría, sin que tampoco convenciese a las centrales sindicales el motivo de su convocatoria. El balance en la destrucción de puestos de trabajo y la fuga de empresas está resultado sangrante y sin visos de solucionarse a corto plazo.

El objetivo a conseguir pasa por sacar a la calle el mayor número de ciudadanos posible, enrarecer el clima y ser portada de periódicos de papel, digitales y restantes medios de comunicación, con el consiguiente baile de cifras en torno a cuantía de asistentes. Que nadie olvide que desde hace escaso tiempo todo es “transversalidad, choque de trenes y para colmo, posverdad”. En definitiva, una movida más para mantener vivo el movimiento separatista, y como no el puñetero “proces”. El resto de la sociedad española y una gran parte de la catalana, interpretan lo que está sucediendo como una estrategia intolerable con la pretensión de beneficiar a unos cuantos y la desacreditación de nuestra democracia…….¡¡Tiempo al tiempo!!

José-Tomás Cruz Varela

Exdirector de RR. HH.

14 de abril de 2018

El idioma cooficial: ¿mérito profesional o requisito indispensable para el acceso a la Función Pública? (I de II)

El Presidente de Ciudadanos, Cs, Albert Rivera, anunció a mediados de febrero pasado que su partido había presentado una proposición de Ley “para que el conocimiento de las lenguas cooficiales fuera un mérito y no un requisito en el acceso a un puesto de trabajo en la función pública. Esta iniciativa modifica la ley del estatuto básico del empleado público para evitar que una legislación autonómica pueda imponer la lengua de ese territorio de manera genérica.” Así pues, el conocimiento de una lengua cooficial sólo debería ser un mérito más en el currículum del aspirante a un puesto de trabajo y de una manera “proporcionada”.


En consecuencia, esta Ley serviría para “garantizar la igualdad en el acceso al empleo público sin discriminación lingüística”. Rivera ha explicado que “una cosa es que saber más idiomas te suba la puntuación, y otra que te impida acceder a un empleo en España”, asegurando que “si me tienen que operar o atender, lo importante no es un certificado lingüístico, sino que te salven la vida”.

Su número dos en Cs, José Manuel Villegas,  señaló con algunos ejemplos que para un profesor de catalán sería un requisito el conocimiento de ese idioma, pero no para un cirujano al que se le podría otorgar cierta puntuación por ello, sin que ello supusiera nunca  un obstáculo. Esta es la respuesta de Ciudadanos al controvertido decreto balear, que exige catalán a los médicos para tener plaza fija, y  es también su propuesta para que un idioma cooficial no sea nunca un requisito para el acceso a la función pública, y puntúe como otro mérito más.

Ante esta iniciativa lingüística de Ciudadanos, tanto la izquierda como los nacionalistas y separatistas han respondido con mayor dosis de insultos e ira que de argumentos:

Margarita Robles (PSOE) ha acusado a Ciudadanos de estar "tratando de coger cualquier cuestión que les parece que les puede dar rédito electoral para apuntarse ese tanto…Nosotros entendemos que hay una manera de hacer política mucho más seria y no pensando en la foto".

Josep Vendrell, (En Comú Podem) ha culpado a Cs de "declarar la guerra a la pluralidad y al carácter plurilingüístico del Estado", añadiendo que "Hay que preservar los derechos lingüísticos de los ciudadanos y ciudadanas, que puedan elegir en qué lengua se dirigen a su administración".  La Vanguardia, apunta que en su opinión, "cuestiona el propio Estado de las autonomías, que se empieza quitando la lengua cooficial y al final se quitan las competencias autonómicas y que un país con reconocimiento igualitario de las lenguas es "más rico, más unido y más diverso".

- Irene Montero, (Podemos) ha pedido a los de Rivera que tomen "ejemplo de los ciudadanos que hablan muchas lenguas con total naturalidad" en vez de "las posiciones monárquicas más rancias, uninacionales, que niegan la plurinacionalidad de nuestro país".

- Miguel Anxo Fernán Vello, (En Marea de Podemos), ha calificado la propuesta como “una iniciativa regresiva, descentralizadora, fuera de lugar y que rompe un gran consenso".

- Joan Tardá (ERC) ha anunciado que insistirán con una propuesta ya presentada en 2005 para que convertir España en un "Estado plurilingüe".

- Aitor Esteban (PNV), ha tildado la iniciativa de Cs de "inconstitucional" calificándolo de ser  un "partido incendiario" que "no va al encuentro y al acuerdo, sino que usa lo demagógico y llamativo para buscar un puñado de votos".

- Rafael Hernando (PP) ha asegurado que tienen que estudiar la propuesta y que "lo importante es que los médicos estén en condiciones de comunicarse y reconocer a sus pacientes en la lengua que estimen, que la normativa que existe en estos momentos está funcionando bien y lo que no entiende es que haya formaciones políticas, en Baleares o en otros territorios, que pretendan inventarse a través del idioma barreras de competencia", y añadió que  "Yo lo que quiero cuando voy al médico es que me atienda un buen médico". Terminó diciendo "No conocer la proposición, que el sistema está bien y evidentemente si un médico llega a Baleares y gana la oposición pues hay que dejarle. No cree que haya intención de echarle".

Tras las críticas recibidas, Rivera ha pedido al PSOE que recapacite porque “va a tener que decidir si es un partido socialista obrero español o si lo que quiere es hacer lo que está haciendo en Baleares que es discriminar a médicos, especialistas, a personas que colaboran en el día a día para levantar este país".  Y ha asegurado que ya se esperaba lo dicho por separatistas y podemitas.

Llegados a este punto convendría recordar algunos de los artículos de la Constitución Española:

 Artículo 1.
1. España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político.
 Artículo 3.
1. El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla.
2. Las demás lenguas españolas serán también oficiales en las respectivas Comunidades Autónomas de acuerdo con sus Estatutos.
3. La riqueza de las distintas modalidades lingüísticas de España es un patrimonio cultural que será objeto de especial respeto y protección.
Artículo 14.
Los españoles son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.
Artículo 23.
2. Asimismo, tienen derecho a acceder en condiciones de igual dad a las funciones y cargos públicos, con los requisitos que señalen las leyes
Artículo 103.
3.   La ley regulará el estatuto de los funcionarios públicos, el acceso a la función pública de acuerdo con los principios de mérito y capacidad, las peculiaridades del ejercicio de su derecho a sindicación, el sistema de incompatibilidades y las garantías para la imparcialidad en el ejercicio de sus funciones.
Artículo 149.
1. El Estado tiene competencia exclusiva sobre las siguientes materias:
1. La regulación de las condiciones básicas que garanticen la igualdad de todos los españoles en el ejercicio de los derechos y en el cumplimiento de los deberes constitucionales. 

Como consecuencia de lo anterior, ¿se ajusta al articulado constitucional ese tipo de convocatoria de oposiciones a la Función Pública para cualquiera de sus puestos con el requisito indispensable del conocimiento del idioma cooficial  en cada Comunidad Autónoma?

Para una mayor profundización se recomienda la lectura del trabajo que lleva por título

En la próxima entrada analizaremos las críticas realizadas a la propuesta de Ciudadanos, así como algunas otras observaciones y reflexiones.

 

6 de abril de 2018

TORRENT, PATÉTICO POLÍTICO CATALÁN

TORRENT, PATÉTICO POLÍTICO CATALÁN

(De mi puño y tekla)

   El comportamiento y declaraciones del actual presidente del Parlamento Catalán, Torrent, cuando menos, rayan entre la irresponsabilidad y el patetismo. Con su descarado uso partidista de las instituciones y obviando el más elemental sentido de la neutralidad a la que debería verse obligado por razones de su cargo, se está equivocando rotundamente. El dedicarse impropia y explícitamente a apoyar los postulados secesionistas y alentando las movilizaciones,tras la detención del expresidente Puigdemont, constituye un craso error. A la vista de su aberrante comportamiento, solo cabe colegir que no es precisamente la persona más adecuada para ejercer la presidencia de todos los catalanes.

   Las serio avisos por parte de los Mossos  advirtiéndole del peligro que comporta la amenaza de un giro violento del “procés”, debería resultar más que suficiente para que este desdichado político reflexionase y modificase de inmediato su actitud. Vive obsesionado con desprestigiar a las instituciones españolas, aunque sin obtener el más mínimo éxito con tan absurdo empeño en su torpe afán de defender un equivocado discurso. El separatismo está originando un daño tremendo social y económicamente. Lo suyo sería reconocer cuanto antes el fracaso cosechado y tratar de subsanar los múltiples errores cometidos, como por ejemplo: cortar con la sangría de empresas que están abandonando la Comunidad, destrucción de puestos de trabajo, gran descenso de la actividad turística y un largo etcétera, que a la postre solo sería aprovechado por ese colectivo de ambiciosos y desaprensivos políticos ávidos de poder y de paso mejorar sus respectivas economías y las de los suyos…

    Torrent confunde permanentemente su cometido, y más ridículo todavía cuando asume personalmente la defensa del expresidente huido, a la par que desprecia las actuaciones de Ciudadanos y sus dirigentes a pesar de resultar vencedores en las últimas elecciones catalanas.

   Tal como afirmaba Luis María Ansón en su artículo publicado en El Mundo el pasado día 29, Torrent tiene miedo a la cárcel, temiendo terminar como su antecesora en el cargo Carmen Forcadell. La misión de este polichinela de opereta se limita a transmitir las órdenes que desde el casoplón de Waterloo emitía Puigdemont, actualmente preso en Alemania. Torrent sobradamente conoce lo que le espera en caso de infringir la ley, motivo por el cual solo se limita a amagar pero sin pegar...


   La jornada parlamentaria de miércoles sumó otra evidencia de la estupidez de los políticos catalanes. Los tres partidos golpistas recibieron el apoyo de Podemos, formación que no pasa precisamente por uno de sus mejores momentos, en cuanto a no condenar las acciones de violencia que los antisistema están promoviendo y exigiendo la libertad de los encarcelados, lo que fue rebatido por la parlamentaria de Ciudadanos Inés Arrimadas. La portavoz de la citada formación hizo la propuesta que demandaba  el sentido común: exigir la dimisión del innombrable Torrent, a sabiendas de que nos prosperaría.

    Suma y sigue de las barbaridades que se está cometiendo en Cataluña, han provocado que las reservas hoteleras para esta Semana Santa en Barcelona descendiesen un 13%, unido a que la fundación que gestiona la Barcelona World Race cancelase la cuarta edición de la famosa regata a celebrar en enero del 2019, por falta de presupuestos y ausencia de estabilidad política. Y así sucesivamente.....¡¡Tiempo al tiempo!!


Atentamente

José-Tomás Cruz Varela (Exdirector de RR.HH.)

1 de abril de 2018

LA SAGA DE LOS MONTAÑEZ Y SU SECRETO DE LAS TRES SSS (El pan moreno)

¡No cuesta nada ser amable y siempre bien nos hace!
 ::::::::::::::::::::.

LA SAGA DE LOS MONTAÑEZ Y SU SECRETO DE LAS TRES SSS
(El pan moreno)

   Sin la menor duda y para común desgracia, una de las palabras más repetidas en  los medios de comunicación a partir del 2008 fue el término “crisis”, cuya repercusión no afectó a todos por igual  en función de los métodos empleados para superarla. Concretamente, en el sector del pequeño comercio fueron muchos los empresarios que sucumbieron con la consiguiente destrucción de puestos de trabajo. “A sensu contrario”, otro amplio colectivo, conscientes de que quejándose nada se soluciona, lucharon para lograr mantener sus negocios e incluso incrementar beneficios.



   Obviando la realización de juegos semánticos en torno a la eficacia de los empleados de comercio, reconozcamos que en ciertos casos carecen de la más elemental profesionalidad, cualidad indispensable en puestos de cara al público, con lo cual, lo único conseguido es que el cliente, instintivamente, borre de su mente y para siempre el establecimiento en cuestión, con el agravante de que dichas incidencias normalmente son comentadas a terceros, quienes suelen comportarse acorde con la información recibida.


   La prosperidad de un negocio no depende exclusivamente del precio de la mercancía. Una gran parte proviene de la atención y trato dispensando a los clientes, facilitando datos y características de los productos, único camino para conseguir su posterior fidelización.


    A modo de ejemplo sobre lo comentado en los párrafos anteriores, en el conocido y peculiar barrio malagueño de “El Palo”, existe un pequeño establecimiento “El pan moreno” que combina tres actividades: panadería, pastelería y hostelería, siendo atendidos por cuatro empleados: Crys, Eli, Cristina y Diego, a cual más activo, eficaz, solícito y todo terreno como es el caso del único varón, quienes con su amabilidad y profesionalidad se han granjeado  el aprecio de una amplia clientela en fase de crecimiento tras su reforma.


   Todo el secreto del negocio, al margen de la indiscutible calidad de su pastelería, repostería y deliciosas variedades de pan, obedece en gran parte a continuar aplicando con toda naturalidad y diligencia el secreto de las tres SSS (Sonrisa, Saludo y Servicio).


   La citada empresa familiar, con una actividad centenaria y cuatro generaciones, han constituido un regalo para el sentido del gusto y toda una sinfonía de sabores que continua ofreciendo diariamente doña Antania a sus clientes con la colaboración de su hijo Antonio al frente del negocio.


    Dejémonos de tanto criticar y descalificar que es lo más fácil y reconozcamos que también existen personas que se esmeran en el cumplimiento de sus cometidos y como consecuencia, merecedoras de todo nuestro respeto y admiración. ¡¡Esperemos que cunda el ejemplo!!


 Atentamente.

 José-Tomás Cruz Varela

24 de marzo de 2018

GOBIERNO Y OPOSICIÓN DESCONCERTADOS. CIUDADANOS CON EXPECTATIVAS

 No descubriré ningún secreto diciendo que en la España de hoy abundan los liderazgos mediocres de personajes vulgares que utilizan la política su medio de vida. Lo han demostrado en los dos últimos debates,  como apunta nuestro colaborador José-Tomás Cruz Varela, con la falta de propuestas razonables y exceso  de electoralismo demagógico en sus discursos.
 ======================
GOBIERNO Y OPOSICIÓN DESCONCERTADOS. CIUDADANOS CON EXPECTATIVAS
(De mi puño y teckla)

Francamente tristes las intervenciones que nos regalaron nuestros políticos,  tanto en el Pleno sobre pensiones como en  el debate sobre la prisión permanente revisable. La imagen que están proyectando con situaciones como las comentadas dice muy poco en su favor. La ausencia de liderazgos fuertes  está generando gran desconfianza hacia nuestros gobernantes al detectar en ellos falta de iniciativa, prudencia, calidad política, nivel intelectual y capacidad de gestión. En general, y comparándolos con los de la transición, la pérdida de prestigio profesional es visiblemente notoria.

   A nuestros regidores, comenzando por los del PP, lo que les ocupa y preocupa  ahora, son las manifestaciones de pensionistas, auténtico caladero de votos al que hay que cuidar con esmero, como intentó hacer el pasado  jueves el presidente Rajoy  aunque sin éxito, ya que de lo contrario adiós a las mayorías en las próximas elecciones, y de paso, pérdida de todas las canonjías  que han venido disfrutando, tanto ellos como sus parientes, amigos y compromisos con los que hay que corresponder. Don Mariano sabe que por el momento, tanto el PSOE como Podemos están de capa caída y sin expectativas de mejora a corto plazo, tal como están reflejando los sondeos de opinión.

   El único contrincante y enemigo a batir de los populares es Ciudadanos y a la vista de los acontecimientos, encuestas aparte, lo tienen bastante crudo. Recordemos una vez más que sobre la formación conservadora sigue pesando y mucho la lacra de la corrupción que arrastran. Existe otro serio peligro que siempre ha manejado muy bien el radicalismo de izquierda y que ya comienza a divulgarse a través de las redes sociales, amenazando con una huelga general para deteriorar las posiciones gubernamentales.

    Tal como prometió y se ha cumplido,  la Coordinadora en Defensa del Sistema Público de Pensiones, los jubilados, una vez más,  salieron a manifestarse masivamente el pasado sábado. Su portavoz en Madrid, Lorenzo Sola, declaró que su colectivo no otorga credibilidad alguna al Jefe del Ejecutivo, amén de sentirse decepcionados y ser ellos los que prácticamente le  obligaron a acudir al Parlamento. El Gobierno y los partidos se han visto desbordados y asombrados por el interés reivindicativo y presencia de miles de perjudicados que salen a manifestarse, algo inédito años atrás. Rajoy, por el momento solo ha ofrecido un vago compromiso fiscal condicionado a que se aprueben sus Presupuestos.

   Regresando al párrafo primero, la celebración del debate no pasó de una lamentable pérdida de tiempo en el que nadie propuso un coherente sistema para salvar las pensiones. Ni Rajoy con su perorata de números y porcentajes, ni la oposición del PSOEPodemos con sus burdas descalificaciones de siempre nada solucionaron. Los jubilados, con toda la razón mantienen sus críticas al Gobierno por no ofrecer soluciones concretas que eviten su galopante empobrecimiento.

   Para finalizar, en el PP, la inquietud crece por días al comprobar que todas las estrategias orquestadas hasta el momento para desgastar y frenar el crecimiento de Ciudadanos han resultado inútiles. Albert y los suyos se sienten eufóricos viendo los escaños que los demoscópicos les adjudican a través delas encuestas, pero lo cierto es que la frase que cada vez se escucha con mayor frecuencia dice más o menos…."Tal como están las cosas, al único que se puede votar es a Podemos"….¡¡Tiempo al tiempo!!

José-Tomás Cruz Varela

Exdirector de RR.HH.

17 de marzo de 2018

Electoralismo y demagogia

En la entrada anterior, PENSIONES: PROBLEMÁTICO PRESENTE Y OSCURO FUTURO, José-Tomas Cruz Varela hablaba del problema de los jubilados con el futuro de sus pensiones. El pasado día 14 se celebró en el Congreso de los Diputados un agrio debate sobre este tema,  en el que más que propuestas de solución se oyeron consignas de confrontación.  Es posible que todos los partidos políticos quieran mejorar notablemente las exiguas cantidades que cobran los mayores, según muchos de ellos, y los gobernantes de turno asegurarse un caudal inmenso de votos mediante un incremento generoso de las pensiones. En el gasto podrán coincidir unos y otros, pero más complicado lo tendrán par conseguir los ingresos necesarios. El título del artículo refleja el ambiente que inunda nuestra sociedad de hoy.
===============================================

Electoralismo y demagogia
(De mi puño y tekla)

    Han llamado poderosamente la atención las declaraciones  efectuadas por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, quien con la lógica aquiescencia del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, afirmó que “la era de la austeridad ha llegado a su fin”, lo que permitirá beneficiar a los sufridos funcionarios con una subida histórica del 8% (6% en el periodo 2018-2020 más un variable del 2%), 11 días al año de libre disposición, y como remate, la recuperación la jornada de 35 horas.

   Tales manifestaciones chocaron frontalmente con la respuesta y tratamiento  otorgado a los 9 millones de pensionistas, que recientemente y durante varios días han tomado las calles de nuestras ciudades, con manifestaciones masivas reivindicando una revisión de sus miserables retribuciones, cuyo incremento para el 2018 ha sido del 025%, al igual que los restantes 5 años anteriores, lo  que implica una insufrible pérdida de poder adquisitivo para el amplio colectivo de jubilados que han tenido que recurrir a la protesta callejera para ser escuchados con muy escaso éxito y sin resultados.

   El generoso comportamiento del Ejecutivo con los funcionarios, como era de esperar, ha sido altamente criticado por su descarado e inoportuno tinte electoralista y demagógico, si bien es justo reconocer a este colectivo sus sacrificios en la época de crisis que les fueron posteriormente compensados. No obstante, la citada mejora, debería guardar cierto paralelismo con la evolución salarial en el sector privado. Nadie imagina que en el ámbito de las negociaciones entre empresarios y sindicatos se contemplen semejantes porcentajes en torno al 8%. Con tal subida, se corre el riesgo del efecto llamada a otros sectores abocando a las cuentas públicas a una espiral de gasto irresponsable.

    En sentido contrario si parece acertada la vinculación de cualquier mejora de las condiciones de trabajo y los sueldos de los funcionarios, condicionándolo a que la economía crezca en comunidades y ayuntamientos, siempre y cuando cumplan con sus respectivos presupuestos.

   Últimamente, los comportamientos de la ciudadanía están resultando perturbadores para el Ejecutivo, que al parecer,  no quieren, no pueden o no saben como solucionar ni reaccionar ante las sucesivas protestas de los ciudadanos. Tal situación, guste mas o menos, es un fiel reflejo de que los españoles  no entienden ni comparten el comportamiento del Gobierno del PP. Los ciudadanos comienzan a hartarse de la forma de actuar de ciertos políticos que solo tratan de justificarse alegando “no saber o no recordar nada”, bien cuando son acusados de presuntos delitos de corrupción u otras irregularidades graves. Como igualmente miran hacia La Moncloa esperando acertadas decisiones y solo encuentran un incomprensible silencio que nada arregla y menos soluciona. La cuestión es mantenerse en el poder a cualquier precio porque lo demás les importa un cigoto….

   Como nota discordante e incomprensible, en el último Consejo de Ministros y a pesar de la multitud de personas que inundaron nuestro suelo patrio con motivo de la huelga del 8M, al parecer, nada se debatió ni reflexionó sobre lo sucedido ni a modo de comentario y menos aún sobre el lazo morado de don Mariano. ¿Será cierto eso de la "parálisis política" de la que tanto se acusa al Gobierno?....¡¡Tiempo al tiempo!!

José-Tomás Cruz Varela

12 de marzo de 2018

PENSIONES: PROBLEMÁTICO PRESENTE Y OSCURO FUTURO

Los españolitos de a pie sabemos que el problema de las pensiones tiene un hoy complicado y un mañana peor. Mientras los políticos gobernantes no ofrezcan remedios eficaces y los de la oposición no se abstengan de pregonar demagogias  baratas para conseguir votos, que es lo único que todos ellos persiguen, no habrá estabilidad ni confianza en el futuro.

 Interesantes resultan las opiniones de José-Tomás Cruz Varela sobre el mantenimiento del Sistema Público de Pensiones e inquietantes los cambios que se ciernen sobre las relaciones laborales del futuro. Como él mismo dice, ¡Tiempo al tiempo! para comprobar si son para mejorar el presente.
===================

PENSIONES: PROBLEMÁTICO PRESENTE Y OSCURO FUTURO
(De mi puño y tekla)

   De auténtico desvarío habría que tildar las desafortunadas afirmaciones de triunfalismo económico y creación de empleo que tanto gusta pronunciar a Rajoy en sus escogidas y prudentes apariciones públicas. Generar falsas expectativas pensando en las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 2019 constituye un gran error que solo contribuirá, de seguir así, a infundir mayor frustración incluso en el PP. Su frase de recomendar a los ciudadanos que ahorren para completar la prestación del Estado, supone un descarado insulto para miles de trabajadores cuando con sus magros ingresos se sienten incapaces de llegar a final de mes.

   Son legión los ciudadanos que  cargados de razón y tras haber cotizado a la S. Social durante muchos años, están altamente alarmados por los derroteros que apunta el tema pensiones en España. De ahí ese gran colectivo de jubilados que días atrás llenaron las calles de nuestras ciudades reclamando una pensión justa o por lo menos digna tras haber cumplido con sus obligaciones toda una vida. Curiosamente, el primer sorprendido por dichas manifestaciones fue el propio Gobierno, al tratarse de un colectivo no acostumbrado precisamente a la protesta callejera, que a partir de ahora  deberán tomar mucho más en serio y no solo por lo que representan sus votos

   La triste realidad es que el debate sobre este merecido subsidio está adquiriendo un tinte complicado entre las distintas formaciones políticas por su repercusión electoral. De ahí el citado acoso al Gobierno demandando un plan que garantice la sostenibilidad del sistema a largo plazo, y que de  inmediato, solucione la pérdida de poder adquisitivo, petición en la que también participa el PP.

   El origen de este gran problema obedece a que el método aplicado ya no es viable financieramente. El fondo de la hucha de pensiones solo dispone de algo más de 8.000 millones de los 66.815 con que contaba a finales del 2011 y con las medidas adoptadas hasta el momento solo se suavizará la situación pero ni mucho menos el solucionarla. Incluso, disponiendo de 20 millones de ocupados, la Seguridad Social seguiría siendo deficitaria en el 2020. La causa se debe  a que muchos de los empleos son de baja calidad y reducidas cotizaciones sociales como por ejemplo en el caso de los contratados a tiempo parcial, aunque en realidad y en muchos casos sus jornadas sean mucho más amplias. Conviene recordar que en los dos últimos años el Ejecutivo se ha visto obligado a habilitar importantes créditos a través del Tesoro para que la S.S. pudiese abonar las pensiones.

   Añádase que por parte de la oposición, PSOE y Podemos están presionando al Gobierno para lograr una revalorización anual del incremento superior al miserable 0,25%. De hecho, los socialistas ya registraron en el Congreso una propuesta de subida hasta el 1,6% equivalente al IPC y financiado con impuestos. En línea similar y para contrarrestar, el ministro de Hacienda del PP, Cristóbal Montoro,  ya está contemplando la posibilidad de reducir el IRPF que afecte a los jubilados de mayor edad.

   Reflexionando sobre lo que sucederá a no muy largo plazo, induce a pensar que el modelo laboral de la nueva economía que se nos avecina, en muchos sectores guardara escasa similitud con lo que hemos vivido hasta ahora. Todo cambiará discurriendo hacia un empleo cada vez más autónomo. La relación tradicional de empresario-trabajador prácticamente desaparecerá, lo que nos conducirá igualmente a un nuevo modelo de relaciones laborales que incidirá en diversos aspectos, y entre ellos, en el propio contenido de los sindicatos con unas empresas cada vez más atomizadas y plantillas más reducidas.

   Surgirán nuevos enfoques que  obligarán a un profundo replanteamiento del sistema de pensiones públicas que afectará a los que comiencen a trabajar ahora y a cobrar a partir del 2050, rigiéndose por una normativa que en nada se parecerá a muy poco a la actual originada por el descenso demográfico y otras vicisitudes que sin duda influirán. Lo que no resulta cuestionable es el continuar con la absurda política de parches que a nada bueno nos conducirá. Inicialmente lo suyo sería aprovechar el Pacto de Toledo tendente a conseguir propuestas eficaces y alcanzables, si bien, el intentar tomar decisiones acertadas con siete legislaturas por delante resulta harto difícil por no decir imposible....¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.

José-Tomás Cruz Varela

5 de marzo de 2018

El debate sobre los "deberes escolares" nunca se agota

Todos los cursos y en todos sus trimestres, se abre el debate sobre los “deberes escolares de los alumnos”, esas tareas a realizar fuera de clase, y nunca se cierra. Aún resuenan los ecos de la huelga que la CEAPA (Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de alumnos) impulsó hace algún tiempo contra los deberes a los alumnos de la escuela pública, que es su ámbito de referencia.

Pedía, entre otras cosas,  que se regularan las tareas fuera del aula para no sobrecargar a los alumnos, una campaña sobre su ocio y tiempo libre y no alterar la vida familiar en su lucha con los deberes.  Pero legislar sobre cuestiones complejas y enfrentadas, entre el todo y la nada sin saber dónde está el punto medio,  puede resultar inútil.

La CEAPA no propuso fue un debate sobre la racionalidad de los deberes y su posible necesidad. Cuestionó directamente la labor de todo el profesorado y mandó un mensaje malicioso a familias y alumnos para que incumplieran aquellas tareas encomendadas por los profesores. 

Los deberes solo tienen una exigencia: ser razonables. ¿Adaptados a la edad? Razonable. ¿Cantidad moderada? Razonable. ¿Adecuados al refuerzo de lo aprendido o a la comprobación de lo no aprendido? Razonable. Y razonable es que sean personalizados, aunque difícil de llevar a la práctica. ¿Se puede legislar todo eso? Si no es imposible, se le acerca.

Pero lo que de verdad se pretendía con esa protesta era la eliminación de los deberes por ser, decían,  “fuente y fomento de desigualdad entre aquellos padres que tienen capacidad formativa o económica para apoyar a sus hijos y quienes no la tienen”, y todo ello, aun sabiendo que existe una correlación entre los trabajos en casa y los resultados académicos.

¿Provocan desigualdad los deberes? Discutible. Hay padres que pueden y quieren ayudar a sus hijos; los hay que no pueden aunque quisieran,  y los que hay, también,  que ni pueden ni quieren. Hay y habrá siempre padres dispuestos a ayudar a sus hijos con o sin deberes. ¿Alguien podrá legislar su prohibición? Y los hay que no lo harán nunca en ningún caso. Sabemos que unos alumnos son más capaces que otros para el aprendizaje. ¿Suprimimos los conocimientos para que todos sean iguales?  Ante esta situación se propone una solución: realizar las tareas en el colegio, en clases fuera de horario, con refuerzo y apoyo. Es de suponer que debieran ser voluntarias, y no sería demasiado aventurado asegurar que a ellas irían posiblemente  los hijos de los padres más interesados. 

Todos sabemos, padres y profesores, colegios e instituciones educativas, que debe imperar el sentido común y la proporcionalidad de las tareas  con la edad a la que van dirigidas, y sobre todo, adoptar una jornada escolar diaria de trabajo que no se acerque ni sobrepase la del adulto. 

Si es preciso tener en cuenta la opinión de los padres, lo será también hacerlo con la de los profesionales de la educación. Éstos son los que saben que,  dentro de una moderación, los deberes afianzan lo aprendido durante el día en el aula, favorecen los hábitos de estudio,  impulsan el esfuerzo, y aprenden a planificar trabajos y horarios personales. Estas utilidades las necesitarán en su vida adulta para lograr autonomía, responsabilidad e independencia.

Quizás lo que de verdad se esté reclamando en estos debates sea una política   de conciliación de la vida familiar y laboral cuya problemática se escapa a la escuela. La jornada laboral de los padres obliga en muchos casos a largas estancias  de los alumnos en el colegio antes y después de la jornada lectiva o a la realización de múltiples actividades extraordinarias  que sobrecargan al alumno y restan horas de convivencia familiar. Muchos alumnos pasan más horas fuera de casa que dentro.

La CONCAPA (Confederación Católica Nacional de Padres de familia y padres de alumnos)  apoya una tesis contraria a la CEAPA y a las familias que favorecieron el que sus propios hijos  secundaran la huelga contra los deberes.

Para mayor complicación del problema, tampoco hay unanimidad de criterios entre los docentes. Hay quien considera que los deberes suplen lo que en la escuela no se ha podido hacer por falta de tiempo debido a existencia de unos currículos interminables e irracionales, divididos  en múltiples tareas. Y hay también quienes apoyan a los padres en su opinión de que los deberes van más por la cantidad que por la calidad del esfuerzo, fijándose sólo en unas determinadas capacidades y despreciando otras,  como la música y la educación artística.

En conclusión: Aunque son pocos los que dudan de la bondad de los deberes, es necesario ganar en su calidad teniendo en cuenta la edad, las necesidades del alumno y el tiempo empleado. Es imprescindible también, una coordinación de los profesores que atienden  a cada grupo para evitar tareas de todos, afianzar el contenido de clases a partir de técnicas de estudio adquiridas e incorporadas a las rutinas  diarias e impulsar la comunicación familia – escuela. 

Es indiscutible: los deberes escolares exigen un esfuerzo añadido y una disciplina. Discípulo y disciplina parecen tener cierta relación y parentesco. 

NOTA ACLARATORIA:
Informe de la OCDE (con datos del último PISA): los escolares españoles realizan 6, 5 horas de tarea a la semana frente a una media de 4,9 horas. Así, España es el quinto país que más deberes tiene de la lista de los 38 evaluados. Polonia (6,6), Irlanda (7,3), Italia (8,7) y Rusia (9,7) nos superan. Por otra parte, Finlandia (2, 8) y Corea del Sur (2,9) son dos de los mejores en los resultados de PISA.

26 de febrero de 2018

Proceso independentista y adoctrinamiento escolar

El diario El País publicó un interesante y documentado  artículo titulado “El ‘procés’ entra en la escuela catalana. La polémica sobre si hay adoctrinamiento en las aulas se ha reavivado con la crisis. Expertos e implicados manifiestan opiniones encontradas”. En él se recogen opiniones muy diferentes de personas y organismos sobre el supuesto adoctrinamiento en la escuela catalana. Su lectura completa es preferible a un esquemático resumen.

Tras un breve relato  de la sesión parlamentaria vista en una entrada anterior  en la que C´s debatió sobre el adoctrinamiento los demás partidos,  el artículo  termina con una nota aclaratoria: “El Supremo avaló en 2015 que el 25% de las clases sean en castellano, tras una sentencia de 2010 del Constitucional sobre el Estatut, que estableció que el castellano debía ser vehicular junto al catalán. Un centenar de alumnos ha ganado sentencias para que en sus centros se aplique ese 25% mínimo, según las cifras de Asamblea por una Escuela Bilingüe en Cataluña”. 

Llegados a este punto, la pregunta pertinente es si esa Sentencia se cumple o no,  y por qué.  Los negacionistas del adoctrinamiento en la escuela deberían responder con claridad. Los mismos que hace algunos años aseguraban los beneficios  pedagógicos de la enseñanza en lengua materna para introducir el catalán, hoy se los niegan a quienes tienen el español o castellano como lengua materna  en su casa.


Pero realmente no puede haber adoctrinamiento escolar si no hay adoctrinadores. Quien puede adoctrinar políticamente  en un colegio es el profesorado, y éste tiene que contar necesariamente con la anuencia de la dirección del centro, de la Inspección y, en último término,  de la autoridad de la Consejería de Educación. Pocos profesionales de la educación arriesgarían su puesto de trabajo por manipular  ideológicamente a sus alumnos si fueran conscientes de que el peso de la ley caería sin compasión sobre los que prefieren adoctrinar en vez de formar.

Por consiguiente, del tipo de profesorado, de Inspección y de autoridades  político-educativas depende que haya o no una perversión de la enseñanza en las aulas: “El adoctrinamiento ideológico que sufre la educación en Cataluña para fomentar el sentimiento nacionalista entre los más jóvenes no solo es fruto de una determinada directriz política, sino que también está relacionado con el perfil que poseen los propios profesores y maestros, ya que conforman, de lejos, el colectivo profesional más independentista. El profesorado catalán -de Primaria, Secundaria y Formación Profesional- posee una posición política notablemente escorada hacia el nacionalismo y, además, es muy militante en su defensa, según se desprende de los barómetros del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) analizados por Convivencia Cívica Catalana”.


Centrándonos en la profesión docente podemos resumir el contenido del trabajo mencionado en los siguientes términos:

- Más de un 40% de profesores en Cataluña se sienten 'únicamente catalanes', el doble que la media de la población.
- Un 10% de los catalanes afirma sentirse ‘únicamente españoles’ y sólo un 2% de los docentes sienten eso.
- La profesión donde más personas se sienten 'únicamente catalanes'  es la de  profesor, con un 41%, doble que la media de la población (21%).
- Un 61% de los profesores quieren que Cataluña sea estado independiente, 23 puntos superior a la media (38%).
- El profesorado presenta el doble de votantes de ERC que la media a nivel regional. Los profesores en Cataluña son el colectivo profesional que más vota a ERC (25% sobre el total de encuestados).
- El colectivo docente en Cataluña muestra un elevado grado de movilización política. Un 19% de la población catalana se abstuvo en las últimas elecciones generales; el porcentaje se reduce a un 11% en profesores de F.P. y al 8% en el caso de los de primaria o secundaria.
- Secesionismo: el 56% de los docentes de secundaria lo apoya en Barcelona, el 75% en Lérida y Tarragona y el 88% (casi 9 de cada 10 docentes) en Gerona.
- El profesorado en Cataluña muestra "unas ideas políticas diferenciadas a la media de la población catalana, notablemente escoradas hacia el nacionalismo y además es muy militante en su defensa".
- ¿Esa ideología es causal o se ha buscado deliberadamente por los sucesivos gobiernos catalanes, de quien dependen directamente los centros públicos e indirectamente, los concertados?
- Convivencia Cívica recuerda que en los años 90 diversos medios sacaron a la luz el borrador del que iba a ser el programa ideológico de Convergencia, un programa integral de catalanización y entre cuyos objetivos se fijaba, con relación a los maestros, el "promover que en las escuelas universitarias de formación del profesorado se incorpore el conocimiento de la realidad nacional catalana", "velar por la composición de los tribunales de oposición" o "reorganizar el cuerpo de inspectores de forma y modo que vigilen el correcto cumplimiento de la normativa sobre la catalanización de la enseñanza. Vigilar de cerca la elección de este personal".
- Convivencia Cívica concluye que "la escuela en Cataluña debería enseñar a los alumnos a pensar y no a qué pensar y, asimismo, la selección de los docentes debería efectuarse en base a criterios estrictamente profesionales y alejados por completo de la política",  cosa que, a la vista de los datos, no sucede.

Como complemento de lo anterior recordemos las declaraciones de la Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE), analizadas en la entrada ¿Existe realmente adoctrinamiento en la escuela catalana?  con motivo del expediente de Jordi Cantallops, Inspector  de Educación de Barcelona, por sus declaraciones contra el adoctrinamiento  en la entrevista que le hizo  El Mundo: 
"Soy inspector de Barcelona y sí, se adoctrina en los colegios… se adoctrina con el conocimiento e inacción de responsables públicos".

19 de febrero de 2018

INJUSTA DESIGUALDAD SOCIOECONÓMICA


Dice nuestro comentarista, José-Tomás Cruz Varela,  que nuestros políticos de turno  y el Gobierno andan más interesados en la conservación  de sus puestos y poltronas que en la solución de los problemas sociales. Esto es lo que percibe el españolito de las actuaciones de unos y otros.  Hoy más que nunca necesitamos un nuevo Diógenes que busque entre los hombres  líderes generosos y grandes estadistas, y que encuentre alguno… ¿Los habrá?


========================

INJUSTA DESIGUALDAD SOCIOECONÓMICA
(De mi puño y tekla)

   Si nos guiamos por los resultados de la banca publicados en los medios, auspician buenos tiempos. Con unos beneficios de 13.500 millones, un 50%  más que el año pasado, crecerá el entusiasmo y el dinero correrá con generosidad. Superados los malos momentos y la depresión, empresas y directivos están dispuestos a lanzarse e invertir. Hasta la prima de riesgo se ha situado por debajo de los 70 puntos y el mundo del dinero comienza a perderle el respeto a la crisis catalana, al margen de las últimas noticias sobre el paradero del impresentable Puigdemont, con la total ignorancia ciudadana sobre quien financia sus andanzas y despropósitos….

    En sentido contrario, la  gran mayoría, continúa esperando la milagrosa aparición de “alguien” que haga algo de verdad y sea capaz de luchar contra la injusta desigualdad que seguimos padeciendo. En una palabra, que mejoren los sueldos y permitan a los trabajadores proporcionar un plus de dignidad y calidad de vida a sus familias. La pobreza colectiva no es ninguna leyenda urbana sino una sangrante realidad generadora de marginación de los menesterosos, testimonio de la más  abyecta arbitrariedad y atropello por parte de los poderosos.

   Nos quejamos de los jóvenes y no tan jóvenes que habiendo alcanzado los 35-40 años, por imperativo económico continúan viviendo con sus padres incapaces de emanciparse, cuyo futuro pinta más negro cada día por efecto de sus raquíticas retribuciones, sin poder alquilar una vivienda o crear una familia. De alguna manera deberán superar su permanente frustración y alcanzar las metas perseguidas.

   Que no todo sea festejar la fortuna de los ricos. Admitamos sus ingresos cuando estén justificados pero sin llegar a esas insultantes diferencias que nos mantienen amargados y humillados las 24 horas del día. Si en efecto la economía evoluciona positivamente, permítasenos participar de la fiesta y aliviarnos de tanto sinvergüenza.

   Muchos de nuestros políticos pertenecientes a diversas formaciones, rezuman incompetencia, gestionan desastrosamente, carecen de la más elemental formación, conocimientos y hueros de estrategia, amen de mantener e invertir gran parte de su tiempo en permanentes enfrentamientos y escasa atención a la resolución de los auténticos problemas relacionados con el paro, economía, sanidad, educación, pensiones y un largo etcétera, lo cual resulta desastroso. Síntomas todos ellos del descontento ciudadano que debería inquietar seriamente al Gobierno, en lugar de dedicarse vehementemente al mantenimiento de sus respectivas poltronas......¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.

José-Tomás Cruz Varela

12 de febrero de 2018

UNA OPINIÓN MÁS: EMPLEO Y PODER JUDICIAL

El artículo de hoy  fue escrito por José-Tomás Cruz Varela hace poco más de un mes. Consta de dos partes diferenciadas: análisis de un editorial de El Mundo  sobre la evolución del empleo en 2017 y el reproche del Consejo de Europa al Gobierno de España por su no muy entusiasta lucha contra la corrupción y por la politización del Poder Judicial.
Nuestro colaborador describe más sombras que luces en dicho editorial, cuyo contenido se completa con un trabajo  sobre el mismo tema y otro con los datos de enero. En esos artículos no encontraremos algo que Cruz Varela apunta como otra actividad corrupta más: el engañoso contrato de media jornada.



UNA OPINIÓN MÁS: EMPLEO Y PODER JUDICIAL
(De mi puño y tekla)

 Una opinión más. Cualquiera que leyese el editorial de El Mundo el pasado día 4 de enero, podría cuestionarse si el citado artículo fue redactado por el gabinete de prensa del ministerio de Trabajo o bien por la dirección del mencionado diario.

   Son varios los medios que tienen la fea e incomprensible costumbre de adjudicarle al Gobierno de turno la creación de empleo, cuando tal prerrogativa corresponde única y exclusivamente a nuestros esforzados empresarios sin más paliativos, como igualmente y de paso, ensalzar una vez más las bondades de la reforma laboral.

   El segundo párrafo del desdichado editorial contiene una frase que concretamente dice: “la creación de puestos de trabajo ha estado acompañada de una reducción del paro” ¿Y cómo podría ser de otra forma? Aparentemente debería ser considerado como una obviedad.

   Para la ministra, Fátima Bañez, el 2017 ha sido un año de record en términos de contratación aunque con gran rotación y temporalidad, términos que deberían ser aclarados, si bien, como todos sabemos, lisa y llanamente hacen mención a los llamados “contratos basura”.

  Según El Mundo, “la senda por la que camina la economía española”, ¡¡Ahí queda eso!! provoca que el Gobierno se muestre confiado en que este año sea posible crear otro medio millón de nuevas ocupaciones, y todo ello “teniendo que soportar la inestabilidad que está generando la política catalana”, en cuyas últimas elecciones autonómicas, el PP cosechó el paupérrimo e insólito  resultado de 4 diputados.

    Sorprende no obstante que en el mencionado Diario, al abordar el tema de la Seguridad Social, no se censure la presunta ineficacia de la Inspección de Trabajo, a efectos de detectar, altas de trabajadores por cuatro horas cuando realmente están realizando jornadas de ocho o más, tal como sucede, por ejemplo, en el sector de la hostelería. Algo que incide  directamente sobre el delicado tema de las pensiones y al que el Gobierno en el año que ha comenzado deberá prestarle especial atención.

   En segundo lugar, no es necesario que Europa nos pida “otro Poder Judicial”, sencillamente porque lo necesitamos a voces, por diversos motivos y a corto plazo.  Según el grupo de Estados Contra la Corrupción del Consejo de Europa, con fecha 4 de enero, censuró nuestra ineficaz lucha contra la corrupción. Todo un torpedo a nuestra línea de flotación, que llega justo en un momento de lo más inapropiado, dado que en presente año 2018 se celebrará el juicio del caso “Gurtel” que compromete y muy seriamente al partido del Gobierno (PP).

   Entre las reformas que el citado organismo considera adecuadas para España y de manera prioritaria, se encuentra el sistema de designación del Consejo General del Poder Judicial. En nuestro caso, los votantes que lo integran son votados por el Congreso y el Senado, cuando al menos la mitad deberían ser elegidos directamente por los jueces, reconociendo que el ideal sería que el poder político no participara de ninguna forma en la elección.

   En definitiva, el Consejo de Europa valora el esfuerzo realizado, pero incluyéndolo en la categoría de "proceso limitado" en el conjunto de sus recomendaciones, que en nuestro caso es considerado como "insatisfactorio globalmente". La conclusión pasa porque España dedique mayor interés para alcanzar el progreso adecuado.....¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente,

José-Tomás Cruz Varela



5 de febrero de 2018

¿Existe realmente adoctrinamiento en la escuela catalana?

Decíamos en la entrada anterior que la finalidad de la educación radica en la formación  de los alumnos y no en su adoctrinamiento. Si ese propósito siempre es válido, hoy aún lo es más en el contexto de la escuela catalana, situada en la cima del debate social debido a causas y consecuencias del pretendido referéndum independentista.  

Son demasiados los datos que muestran la existencia de un adoctrinamiento ideológico programado desde hace años por las autoridades catalanas (y actualmente de otras regiones) para los escolares. Sin embargo, no todos lo reconocen.

 El fanatismo separatista obceca las mentes y las vacía de sentido crítico. Se mueve en una burbuja ajena a la realidad circundante y se satura de una atmósfera de pretendida superioridad basada en quiméricos hechos diferenciales.

Hoy intentaremos aproximarnos a ese adoctrinamiento analizando ciertos hechos objetivos no exentos de contradicciones. 

1.- NEGACIÓN DEL  ADOCTRINAMIENTO
Esa parece ser  la tesis que apunta  Joan Manuel del Pozo en una larga entrevista. Aunque lo considera perverso para los alumnos en el hipotético caso de su práctica, no cree que se haya dado ni se dé actualmente en los colegios catalanes y,  menos aún,  de manera sistemática y organizada. Él sabe perfectamente de lo que puede hablar o debe callar: es profesor y fue Consejero de Educación hacia 2006,  durante el tripartito. Veamos resumidamente lo que nos dice.

- “Adoctrinar es la negación del pensamiento crítico: cuando se transmiten conocimientos de forma dogmática y se impide el diálogo, la discrepancia y la capacidad de poner en duda lo que se transmite como una verdad. El adoctrinamiento no tiene lugar en aquellas escuelas donde se tenga por objetivo la búsqueda del pensamiento crítico…Puede haber habido casos de  adoctrinamiento ya que “las escuelas son tan variadas que es posible que en alguna haya habido, como seguramente habrá habido en el sentido contrario en algún otro colegio”.

- El adoctrinamiento no es un problema real en las aulas: “No existe de forma significativa. Lo que sí existe, más que el adoctrinamiento, es la simplificación de mensajes o la falta de suficiente sentido crítico…”

- Es una cuestión de ética  que en la profesión docente “las manifestaciones  políticas deban circunscribirse a los grandes principios de la democracia y los valores esenciales de la convivencia”.

- El docente debe poseer una serie de cualidades que describe y unas funciones que le asigna para desarrollar en las aulas: moderar los debates de los alumnos, desarrollar y fomentar el pensamiento crítico conforme a unos principios enumerados en la citada entrevista. 

¿Alguien esperaba que este dirigente político reconociera la práctica del adoctrinamiento en los colegios durante el tiempo que él mismo ocupó la Consejería de Educación?

 El cretense Epiménides afirmaba en la clásica paradoja a él referida que todos los cretenses mentían siempre y en cualquier ocasión. Así pues, si preguntabas a un hombre si era cretense, y lo era, te diría que no, pues siempre mentían. Si preguntabas a otro que no lo era, te decía, y con toda la razón, que tampoco.  Por lo cual, resultaba imposible saber quién era o no  cretense, y vano e inútil preguntarlo e incluso plantearse esa cuestión. 

Traslademos la paradoja. Si preguntas a un adoctrinador (activo,  consentidor o incitador) si lo es, te dirá que no; que realiza su labor con honestidad y respeto a la conciencia de sus alumnos. Si preguntas a un profesor no adoctrinador (que también los hay)  si adoctrina te dirá que no,  que su función  es respetuosa y los resultados lo avalan. 

Así que nunca sabremos si hay adoctrinadores preguntando simplemente. "Por  sus frutos los conoceréis”, dice el Evangelio. Y esos saltan a la vista cada día, pero nadie reconocerá que bajo su competencia haya habido o actualmente haya cualquier tipo de adoctrinamiento.

2.- CONFIRMACIÓN DEL  ADOCTRINAMIENTO

Tanto La Vanguardia, “Abren expediente al inspector que denunció adoctrinamiento en aulas catalanas”, como  El Mundo, “Expedientan al inspector que denunció adoctrinamiento en las aulas catalanas”, publican la sorprendente noticia de la iniciación de un expediente disciplinario a un Inspector de Educación de Barcelona por la denuncia que presentó contra el adoctrinamiento  en la escuela catalana y  de las reacciones al mismo desde distintos sectores. De ambas informaciones podemos entresacar lo siguiente:

Jordi Cantallops, inspector educativo de Barcelona,  declaró en una entrevista  realizada por El Mundo: "Soy inspector de Barcelona y sí, se adoctrina en los colegios… se adoctrina con el conocimiento e inacción de responsables públicos". Por esas afirmaciones se le ha abierto un expediente disciplinario por una "falta grave". La Consejería de Educación alega que es un "incumplimiento de sus funciones".

La Unión Sindical de Inspectores de Educación (USIE) ha asegurado que:
- El expediente está motivado por la denuncia a la prensa del “adoctrinamiento al que es sometido el alumnado en determinados centros educativos catalanes".
- Supone "ataque frontal y totalitario del Govern de la Generalitat a la libertad de expresión y a la independencia y autonomía de la inspección de educación en Cataluña".
- La Inspección de Educación en Cataluña "ha sido objeto de un férreo intento de control político" que ha llevado a que el 80 % de ese colectivo esté integrado "por inspectores accidentales, designados por procedimientos de selección que no siempre han contado con las suficientes garantías de igualdad, mérito y capacidad establecidas por los principios constitucionales".

 Y por esas razones:
- Ha reclamado al Ministerio de Educación la convocatoria inmediata de nuevas oposiciones de acceso al Cuerpo de Inspectores, en las que se oferten todas las vacantes existentes, "sin limitaciones políticas de ningún tipo".
- Exige el sobreseimiento inmediato del citado expediente por estar motivado "por cuestiones políticas exclusivamente".
- Pide el cese del Inspector Jefe de Cataluña, Manel Busson Torres, como responsable principal de esta situación.

En cambio, la Subdirección General de la Inspección de Educación, órgano responsable de la Dirección y Coordinación de Funciones de Inspección de la Consejería de Enseñanza, ha mostrado su "total desacuerdo" con las afirmaciones realizadas por Cantallops. También lo ha hecho la Asociación de Inspectores de Educación de Cataluña.  Sería interesante saber a quién y a cuántos representa cada una de las Asociaciones de Inspectores, y sus objetivos.

Sobre este tema, Ciudadanos y PP se han mostrado a favor de modificar el funcionamiento de la Alta Inspección del Estado. El Ministro  Íñigo Méndez de Vigo es partidario de "mejorarla" porque "tiene poca capacidad de reacción inmediata y depende de la buena disposición de las comunidades autónomas".

29 de enero de 2018

Cuando el debate sobre el adoctrinamiento llegó al Parlamento, los políticos de fina piel se sintieron ofendidos

Lo que parecía un asunto claro no resultó serlo tanto en la sesión celebrada en el Congreso de los Diputados,  y en la que Ciudadanos denunció adoctrinamiento político en centros escolares y no sólo en Cataluña. A excepción del apoyo de UPN y de la abstención del Partido Popular, todos los demás partidos votaron en contra de las  medidas propuestas por el grupo naranja.

Dado que PSOE, PODEMOS y sus confluencias,  PNV y PDeCAT han tenido y tienen responsabilidades educativas  en distintas CCAA parecía ilusorio que admitieran adoctrinamiento en los colegios de su competencia. Las razones aducidas por el PP para su abstención se encuentran en la negativa que C´s dio a una propuesta semejante de los populares en la Comunidad Valenciana.

La crónica realizada por La Vanguardia sobre esa sesión se encuentra en  el artículo “El Congreso rechaza medidas contra el "adoctrinamiento" en escuelas catalanas”, que  recoge los despectivos y agresivos argumentos esgrimidos ese día en el Palacio de las Cortes por los distintos partidos contra las iniciativas de C´s  a las que tildaron de:  
 
- "Planteamientos cortoplacistas y discursos apocalípticos" (PP), "racista" (PNV), "sectarista" (Mixto) e "irresponsable" (PSOE) que solo busca la "división por cuatro miserables votos" (Podemos).

Elena María Bastidas (PP) dijo que su partido "confía en los docentes de este país y en la Alta Inspección", al tiempo que apeló al Pacto de Estado para introducir los cambios y las mejoras necesarias.

María Luz Martínez  (PSOE) se mostró "profundamente ofendida por las sombras de sospecha" que Cantó había lanzado sobre los docentes de este país y, aunque reconoció que ha habido casos de acoso escolar, destacó que se había activado el protocolo de actuación existente.

Cantó (C´s) acusó a PP y PSOE de "haber permitido llegar" a lo que ha denominado un "abuso intelectual de los menores", y todo por su "acomplejada forma de tratar con el nacionalismo", pactando "durante tanto tiempo con Pujol el corrupto y compañía".

María Luz Martínez  (PSOE) lo consideró un argumento "falso, manipulador y tremendamente irresponsable, que hace mucho daño a la educación de este país… que  quiere convertir la Alta Inspección en una policía interna".

Joan Mena (Podemos) exigió la libertad de los "presos políticos" Jordis y subrayó  que la única escuela que ha adoctrinado en España fue la "franquista”.

Aitor Esteban (PNV), censuró que Cantó no fuera capaz de aceptar que "otros piensen de manera distinta" a la suya, tildándole de "racista y sectario" e incluso de "fundamentalista español", mientras le compadecía por vivir con una "actitud más propia de Torquemada".

Toni Cantó le replicó con los tintes racistas del PNV de Sabino Arana. 

Sergi Miquel i Valentí (PDeCAT), le acusó de querer "tirar mierda" a los profesores catalanes y de controlar sus ideas políticas, lo que calificó de "intolerable".

Joan Baldoví (Compromís) culpó a Cantó de haber provocado "Estupor, asco y repugnancia" y parafraseando a Manuel Vicent, le pidió que "No pusiera sus sucias y demagógicas manos sobre la educación, porque se necesitaba tener la mente muy sucia para difamar a varios sistemas educativos", en alusión al catalán, balear y valenciano, y a sus docentes.

Pocos días después de ese debate, el 21-11-17, Ciudadanos presentó  una proposición de ley  para la creación de una Agencia Especial, una nueva Alta Inspección Educativa que vigile el adoctrinamiento en los colegios.  Aunque contaba con el apoyo del PP,  la medida no saldría adelante ya que el PSOE unido a los nacionalistas se opone y se opondrá  a la propuesta de manera tajante.

Albert Rivera  quería que se cumpliera la Constitución  y que esa Alta Inspección Educativa independiente evitara que "el nacionalismo se apodere de las aulas", denunciando que  llega con 37 años tarde ya que tanto PP como PSOE  se han abstenido de desarrollar esa Inspección con Inspectores independientes y profesionales. El líder de C´s prometió que con su propuesta se evitarían libros de texto de explícita manipulación, entre otras cosas.

La portavoz de Educación  del PSOE,  Luz Martínez Seijo, respondió: "Lecciones sobre constitucionalidad ninguna", y le acusó de utilizar la educación "por un puñado de votos" de cara a las elecciones del 21-D, calificando de "disparate" la iniciativa sobre la Alta Inspección. También consideró que la proposición de Ciudadanos va en contra de las competencias del Estado y las CCAA. Manifestó, por fin, la necesidad de confiar más en los profesores, equipos docentes y en la Inspección educativa ya existente.

El PP se mostró favorable a pesar de calificar la  propuesta de oportunista, y pidió que este asunto se trate en el marco de la Subcomisión Educativa, de caras al Pacto por la Educación.

Las críticas, más bien los insultos,  recibidas por parte de los otros grupos quedan recogidas en distintas crónicas periodísticas, de las se  citan tres como botón de muestra:




Desde luego que abundaron las críticas del PSOE y los insultos de nacionalistas y podemitas. Sin embargo, aún no se han molestado en demostrar que no hay adoctrinamiento en las aulas, que era el asunto que se ventilaba.