6 de diciembre de 2019

Independentismo y clero catalán. Capítulo V: Un cura supremacista en la “Iglesia catalana”

El portal catalán  de información religiosa “Germinans Germinabit” publicó el día 7 de enero de 2019 el artículo  “Cinto Busquet, un cura racista” e InfoVaticana nos ofreció bajo el título  "¿Quién es Cinto Busquet, el líder del nacionalcatolicismo catalán?" unos curiosos datos del protagonista,  de los que entresacamos lo siguiente:

Mosén Cinto (Jacinto) Busquet Paredes es el “administrador parroquial de Callella que está alentando la campaña política de centenares de curas de Cataluña en pro de la ruptura con España y uno de los adalides de la bendición eclesial al independentismo. Es también el impulsor del grupo “Cristians per la sobirania” que ha venido publicando semanalmente una oración con el objetivo de “Rezar juntos en comunión hasta el pleno reconocimiento de la soberanía nacional en Cataluña” y el principal muñidor del grupo de 400 curas que pergeñaron un manifiesto en favor de la secesión, dos semanas antes del 1-O”.  

La exposición de “Germinans Germinabit” parte de una sentencia impropia de un sacerdote católico, como es Mosén Cinto (Jacinto):

“Toda esta gente que ha venido de fuera y están en nuestra casa, por su nivel cultural y las televisiones que mira, la cabeza les funciona de otra manera”

Y dice de ella que “Este aserto racista no lo ha vertido un radical cualquiera o algún alocado miembro de un grupúsculo de nazis catalanes; no, quien ha proferido esta oda a la xenofobia es un sacerdote catalán, Mn. Cinto Busquet Paredes, párroco de Calella de Mar. La prueba la tienen enlazando el audio (minuto 38)    de la charla que tuvo lugar el pasado día 11 de diciembre de 2018 (en plena huelga de hambre de los políticos presos) en el ayuntamiento de la localidad leridana de Guissona, bajo el título “Autodeterminació i República Catalana. Criteris cristians i humanístics de discerniment”.

De dicha intervención enumera una serie de “perlas supremacistas”:
a) Minuto 13,45: “la postura española no tiene cabida en un pensamiento cristiano”.
b) Minuto 16,50: “para los españoles, en un principio estaba Dios y estaba España, esa entelequia llamada España”.
c) Minuto 21: “Hay que saber quién tenemos delante: es otro pueblo que tiene otra mentalidad”. Refiriéndose a los unionistas y a aquellos “de casa nostra” que no son independentistas: “Se nos cae el alma a los pies, ¿cómo puede ser que piensen eso? Es otra manera de entender el país”.  Y así durante la hora exacta del monólogo...

El artículo continúa con su análisis: “el mensaje está claro: en Cataluña existen dos comunidades. La de los de aquí y la de los que vienen de fuera. Y a estos últimos, la cabeza les funciona de otra manera. Unos con un nivel cultural superior a los otros. Una comunidad normal y otra condicionada por aquel bache en el ADN, del que ya dejó constancia Quim Torra. Y un apunte religioso, pues nos habla un clérigo: una comunidad que tiene cabida en el pensamiento cristiano y otra que toma el nombre de Dios en vano y lo asemeja al de España.”

Mosén Cinto (Jacinto) repite durante la charla que son “un sol poble”, reitera los derechos del “poble català”, …  admite que no existe un “sol poble” y que “el poble català” se halla dividido.  Y eso será por “los que han venido de fuera y ven otras televisiones,  que la cabeza les funciona de otra manera”, que son inferiores. Quizás con un programa de inmersión y reeducación televisiva puedan revertir la situación y llegar a la que se disfruta en los pueblos, donde abundan los oriundos: “Aquí entre los pueblos estáis a favor de la independencia un 95% (…) El problema se halla en aquello que grotescamente llaman Tabarnia o en algún barrio de L’Hospitalet”.  Y echarán la culpa a los foráneos de no ser mayoría….

 El final aclara aún más el pensamiento de este cura y la situación en la que se mueve: “…todo esto dicho por un sacerdote. Aunque sea el sacerdote-insignia del buque secesionista, el factor de los manifiestos de curas a favor del proceso y, curiosamente, el párroco de Calella de Mar, donde se produjo el más duro escrache contra la Guardia Civil que se hallaba alojada en uno de los hoteles de la localidad en aquel convulso octubre de 2017. Al menos, todos aquellos que firmaron los manifiestos de Busquet podrán descubrir que prestaron su firma a un racista de manual”.

Al día siguiente de la publicación de “Germinans Germinabit”,  Pablo Planas publicó en Libertad Digital “Así predica el odio supremacista el cura que organiza los manifiestos de la "iglesia catalana", y con estos párrafos completaba la información anterior en diferentes aspectos:

“Afirma Busquets que el artículo dos de la Constitución "clama al cielo". "La unidad de España es un principio que no se puede tocar, es un dogma de fe. Es decir, desde el principio de los tiempos existía Dios, y lo digo en castellano expresamente, y existía España y España estaba en Dios y parece que continúe y España era Dios. Es decir, es la absolutización total de esa entelequia que llaman España. España es antes que todo".

Sobre la "historia" de España, Cinto (Jacinto)  dice que: “Es bueno saber quién tenemos delante. No es un pueblo canadiense, que tiene otra tradición en el mundo anglosajón, ni es el pueblo inglés, ¿no?, sino que es (pausa) otro pueblo, ves, otro pueblo que tiene otra historia que sabemos muy bien que es la constitución del reino de Castilla que va absorbiendo los territorios que va conquistando y que se identifica en función de esa entelequia global. Y basta con escuchar a ciertos políticos españoles, y aquí incluyo también españoles de 'casa nostra', para que se nos caiga el alma a los pies, para decir ¿cómo puede ser que digas eso?, porque nos cuesta, porque para nosotros es otra manera la de afrontar el discurso sobre el país".

Del papel secesionista del clero y obispos, el párroco de Calella de Mar  así lo justifica: "Como iglesia, y como iglesia catalana, estamos haciendo mucho en todo este proceso. Ayunos los viernes, huelga de hambre, pierden medio kilo cada día. Yo personalmente, como miembro de la iglesia católica catalana, me parece que somos muchos los que estamos tratando de hacer lo que toca hacer y al mismo tiempo también es verdad que en la Cataluña fuera del  área metropolitana la identificación con el proyecto de país es muy clara por parte del 95% de las personas de iglesia, pero en el área metropolitana, por la condición sociológica de la proveniencia de las personas, también en las comunidades cristianas, pues hay de todo, y por tanto eso es lo que ha llevado a los obispos a ser a veces demasiado prudentes a la hora de manifestarse sobre ciertas cosas".

Busquets aprovecha la ocasión para despreciar a los catalanes venidos de fuera que no son independentistas: "Hay mucha, toda esta gente que nos ha venido también de fuera y están agradecidos a Cataluña pero en un cierto momento, por nivel cultural, lo que sea, y por las televisiones que miran, la cabeza les funciona de una cierta manera que parece que...". Habrá que agradecerle al clérigo que evitara el calificativo de charnego para con esas personas.

Este cura tan especial intenta hacer verdaderos equilibrios cuando analiza la violencia que se produce en las acciones de los secesionistas,  y considera que es "comprensible" pero “contraproducente”: " Y porque ya llevamos once días de huelga de hambre pues escucha que no quiero que esta gente buena y honorable se haga más daño del que ya se está haciendo, que no se lo merecen. Y por tanto reaccionar violentamente, instintivamente, visceralmente, impulsivamente pues es comprensible, pero es el momento en el que nos debemos dar cuenta de que la fuerza del movimiento soberanista catalán no radica, en cierto momento, en tomar la razón de la fuerza como cogen desafortunadamente los del otro bando, sino en continuar creyendo en la fuerza de las razones".

Es posible que sus fieles contestaran con un sonoro “Amén” (“expresión desiderativa que se pronuncia al finalizar las oraciones cristianas y que significa así sea” según la RAE) a tan peregrinos argumentos,  pero otros manifestamos nuestro total desacuerdo y nos hacemos eco de la vergüenza ajena que provocan en multitud de católicos españoles.


28 de noviembre de 2019

Independentismo y clero catalán. Capítulo IV: Los obispos catalanes y la “larga prisión preventiva” de los políticos presos

Cuatro meses después de la Nota emitida por los obispos catalanes, llegó el 1 de octubre y con él un referéndum ilegal convocado por las autoridades independentistas catalanas. Como consecuencia de ese hecho y otros más, algunos responsables  huyeron de España y otros fueron encarcelados de acuerdo con la legalidad  vigente   con carácter preventivo y en espera del juicio  que se celebraría a lo largo del año 2019.

En fechas anteriores a la Navidad, algunos de esos presos iniciaron una peculiar “huelga de hambre” para llamar la atención y conseguir apoyos de caras al juicio. La revista religiosa "Vida Nueva" se hizo eco de esta situación y así lo dio a conocer: 


•  La Iglesia vuelve a ser protagonista en el ‘procés’ con apoyos a la huelga de hambre de los encarcelados
•   Solsona y los capuchinos respaldan ayunos solidarios y Torrá se recluye en Montserrat 48 horas
•  La Conferencia Episcopal Tarraconense reconoce que los obispos “han visitado” a los privados de libertad

“¿Dónde están los obispos?” Así titulaba Isabel Turull, la hermana del exportavoz del Govern Jordi Turull, su carta abierta a la Conferencia Episcopal Tarraconense hecha pública el pasado 3 de diciembre. “¿Cómo es que las puertas de la jerarquía eclesiástica quedan cerradas a una injusticia que están sufriendo algunos de sus hermanos y vecinos y que ha llevado a unos de ellos a optar por una opción tan drástica como es una huelga de hambre para clamar justicia?”, se preguntaba. “Me gustaría recibir una respuesta de una Iglesia valiente, de una Iglesia que no se esconde, de una Iglesia que dé una respuesta pública sin importarle las consecuencias”, añadía. 


Los obispos “quieren expresaros en estos momentos su respeto y su profunda preocupación ante la huelga de hambre que llevan a cabo estos cuatro políticos, que pone gravemente en peligro su salud y su vida”, decía Miracle. “Los cristianos somos defensores de la vida y velamos por no ponerla en riesgo. Esta iniciativa muestra la situación excepcional en que se encuentran estos y otros dirigentes catalanes en prisión preventiva decretada por el Tribunal Supremo que les supone un largo tiempo de privación de libertad, sin que se haya celebrado ningún juicio oral”, continuaba

Los prelados manifiestan que “cuesta entender la larga prisión preventiva y confían en que las autoridades judiciales competentes resolverán de forma rápida y ajustada al derecho los recursos planteados, y que serán sometidos a un juicio con plenas garantías y en el menor período de tiempo posible”, recalcaba.

Y al mismo tiempo se confirmaba la visita: “Hasta ahora los obispos de Cataluña, siempre con discernimiento pastoral y por responsabilidad hacia la misión recibida, han dado a conocer de formas diversas, con sus intervenciones en notas, escritos, homilías, declaraciones, entrevistas e intenciones de oración, su deseo de que se llegue a una solución justa para los políticos encarcelados, que ayude a la paz social”, decía el vicesecretario de la Tarraconense.

Miracle dejaba constancia en la misiva que desde que los presos fueron trasladados a prisiones catalanas, los obispos “han visitado, de forma deliberadamente discreta pero comprometida, a los que sufren la falta de libertad”.  Y además, “lo harán de nuevo con motivo de la Navidad ya cercana, como hacen siempre. También se han entrevistado con algunos familiares para apoyarlos en estos momentos de sufrimiento, y valoran que muchas parroquias y centros religiosos sean promotores de los derechos de las personas y procuren estar bien cercanos y acogedores en todas las situaciones de sufrimiento, como las de su familia, o por otras causas”.

Asimismo, el sacerdote aseguraba que “los pastores de la Iglesia que camina en esta tierra, han querido transmitir a sus comunidades cristianas ya la sociedad en general, de forma respetuosa y humilde, que el diálogo, el respeto, el perdón mutuo, la reconciliación y la búsqueda del bien más grande, aunque sea con sacrificios por parte de todos, será el que nos llevará a la concordia y a la paz social”.

Del mismo modo, aclaraba que “el respeto escrupuloso que los obispos quieren mantener a las diversas opciones políticas lícitas y presentes en la comunidad eclesial, no es absentismo o distancia fría sino valoración positiva de la pluralidad que actualmente se da entre nosotros y atención pastoral a la unidad eclesial y a la caridad que debe reinar”.  Y así concluía: “Estamos a su disposición y seguimos orando por ellos y por el futuro en paz de nuestro país”.

Otro aspecto que incluía la revista era el apoyo dado a la peculiar  "huelga de hambre"  llevada a cabo por ciertos sectores de la iglesia catalana. Así por ejemplo, la diócesis de Solsona decidió apoyar el ayuno solidario con motivo de la huelga de hambre de los políticos presos: “Profundamente entristecidos por la situación que ha llevado a algunos políticos catalanes a iniciar una huelga de hambre, cristianos de todo el país, más allá de los propios posicionamientos políticos respecto al proceso independentista, en señal de solidaridad con ellos y pidiendo una solución justa al conflicto catalán-español en curso, hemos decidido ayunar los viernes hasta que dure la huelga de hambre de estos nuestros hermanos”.

Pero ese tipo de solidaridad no se limitó solamente a Solsona. Los capuchinos de Sarrià acogieron el jueves un ayuno en apoyo a los políticos presos, y en su carta dominical, pidieron a los obispos que se pronuncien: “Querríamos que los obispos catalanes dieran su opinión. A menudo da la impresión de que los obispos catalanes no cuentan para nada”. Y es que, según ellos, “los presos y exiliados políticos son víctimas de un poder judicial sin escrúpulos…al que no le basta con castigarnos sin motivo de mil maneras diferentes; se está haciendo todo lo posible para anularnos como personas, como ciudadanos”.

Por su parte,  para hacerse notar y no ser menos, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, mantuvo un ayuno de 48 horas en apoyo a los presos soberanistas en huelga de hambre. Según fuentes de la Generalitat, “el presidente catalán pernoctaría  las noches del domingo y lunes en el monasterio de Montserrat para completar su ayuno.” 

Todo ello, teatro y publicidad  para la parroquia separatista
::::::::::::::

Objeciones  y preguntas referentes al texto:

a)  Se cita de nuevo a la “Conferencia Episcopal Tarraconense”, a sabiendas de que es una entidad no reconocida por la Santa Sede.

b) Los Señores obispos, tan comprensivos  ellos con los que violaron las leyes,  podían exponer y razonar por qué están presos los dirigentes independentistas a los que visitan en la cárcel. ¿Habrán hecho lo mismo con otras ovejas del rebaño encarceladas por diversos motivos? ¿Se habrán acordado de ellas en sus oraciones y plegarias y de sus familias? ¿Y las habrán socorrido alguna vez  en caso de necesidad? 

c) ¿Se conoce alguna otra Nota o declaración de estos obispos que muestren su pesar  por la prisión preventiva de otros cristianos?

d) ¿Qué les hace pensar a los obispos catalanes que se puede celebrar un juicio de ese tipo en España  sin las debidas garantías?

e) En su ambiguo lenguaje hablan varias veces de “nuestro país”, pero  ¿A qué “país” se refieren?

f) Lo más grave de este texto aparece en el penúltimo párrafo:
“Los capuchinos de Sarrià acogieron el jueves un ayuno en apoyo a los políticos presos….y pidieron a los obispos que se pronuncien. “Querríamos que los obispos catalanes dieran su opinión. A menudo da la impresión de que los obispos catalanes no cuentan para nada…los presos y exiliados políticos son víctimas de un poder judicial sin escrúpulos… al  que no le basta con castigarnos sin motivo de mil maneras diferentes; se está haciendo todo lo posible para anularnos como personas, como ciudadanos”.

Ni la prudencia ni el respeto a las leyes parecen anidar en la mente de estos frailes, afectados de una amnesia colectiva y selectiva de la situación eclesial en “su Cataluña de los años treinta”. Allá ellos con su  particular historia subjetiva…

20 de noviembre de 2019

Independentismo y clero catalán. Capítulo III: El PADRE CUSTODIO BALLESTER y su “Carta de un cura de a pie a los obispos”

En la entrada “Independentismo y clero catalán. Capítulo I: Declaración de obispos catalanes de mayo de 2017” publicada el pasado día 29 de octubre figuraba la Nota que los obispos de Cataluña dirigían a sus fieles y a quien quisiera leerla. En la entrada siguiente (Cap.II) se reflejaron algunos comentarios a dicho escrito, y hoy publicamos la carta que un cura del clero llano dirigió, pocos días después, a los señores obispos. Realmente,  no tiene desperdicio.  


Custodio Ballester – Reverendísimos Sres. Obispos de Cataluña:

La Nota del 11 de mayo firmada por todos ustedes me ha dejado sumido en la más absoluta perplejidad y tristeza. Afirman sin embozo que se sienten herederos de la larga tradición de nuestros predecesores, que les llevó a afirmar la realidad nacional de Cataluña, y al mismo tiempo nos sentimos urgidos a reclamar de todos los ciudadanos el espíritu de pacto y de entendimiento que conforma nuestro talante más característico. Seguidamente, para que no haya lugar a dudas, vuelven a insistir: Por eso creemos humildemente que conviene que sean escuchadas las legítimas aspiraciones del pueblo catalán, para que sea estimada y valorada su singularidad nacional, especialmente su lengua propia y su cultura, y que se promueva realmente todo lo que lleva un crecimiento y un progreso al conjunto de la sociedad, sobre todo en el campo de la sanidad, la enseñanza, los servicios sociales y las infraestructuras.

Perplejidad y tristeza, sí. Porque durante meses se me ha conminado a evitar cualquier connotación, en mis palabras y actuaciones, que pudiese ser interpretada como un posicionamiento a favor de la unidad de España, que forma parte de las legítimas aspiraciones de la mitad del pueblo catalán; porque se me indicó que cualquier manifestación pública en ese sentido podía provocar crispación y división entre los fieles católicos que viven en Cataluña. Por tanto, que la procesión con el Cristo de la Buena Muerte de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios en Hospitalet estaba fuera de lugar; que la Santa Misa celebrada por los difuntos en acto de servicio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado no era de mi competencia; que la atención pastoral prestada a los nonagenarios socios de la Hermandad de la División Azul y el posterior acto académico eran una provocación en toda regla; y que la manifestación contra la cristianofobia y por la libertad de culto y de expresión en la Plaza de San Jaime -con la imagen de Cristo crucificado- no era conveniente que estuviera acompañada por ningún sacerdote porque producía crispación social.

Me siento profundamente engañado por unas palabras que llegué a considerar hasta sinceras por el empeño que se ponía en hacérmelas comprender casi al precio de parecer tonto. Y referidas en cualquier caso a actuaciones meramente evocativas, sin una directa operatividad política y social. Capítulo aparte merecen los posicionamientos y actuaciones de algunos obispos ante mi participación en las manifestaciones mensuales contra el aborto en el Hospital de San Pablo, intentando desactivarlas a causa de la incomodidad que les generan.

Perplejidad y tristeza, sí. Porque ustedes, señores Obispos, se han posicionado públicamente a través de su Nota afirmando la realidad nacional de Cataluña, concepto no pastoral sino político, no fermento de unidad, sino de discordia. Porque consideran legítimas y ahora legitimadas por ustedes, las aspiraciones de menos de la mitad de los catalanes (aunque por bastante más de la mitad del poder político y eclesiástico) a estimar y valorar una singularidad nacional fabricada hace cien años por Prat de la Riba y las Bases de Manresa. Aspiraciones ahora concretadas en el empeño de esos poderes por un referéndum para consumar la destrucción de una unidad que ha durado siglos. Unidad no sólo de España, sino también de Cataluña, en la que el autodenominado “pueblo catalán” pretende someter a los que tan atinadamente llamó Candel “els altres catalans”. De momento, mediante un referéndum que los enfrente y los confronte.

Ustedes, Sres. Obispos ¿se sienten herederos de la larga tradición de sus predecesores que les llevó a afirmar la realidad nacional de Cataluña? Pues yo también me siento heredero, junto con esa otra mitad de catalanes silenciados también por la Iglesia, de una tradición muchísimo más larga y más catalana que la suya.

Me siento heredero de aquellos que en las Navas de Tolosa unieron las fuerzas de toda la España cristiana -Asturias, Castilla y León, Navarra y Aragón- para defender la libertad de profesar la fe verdadera frente a la intolerancia sanguinaria del Islam. Me siento heredero de aquellos sacerdotes y obispos que enviados por Isabel y Fernando al Nuevo Mundo, evangelizaron las Américas y confirieron la dignidad de hijos de Dios a hombres y mujeres de otras razas que se convirtieron por la fe no en esclavos, sino en súbditos libres de su Madre Patria, iguales en derechos a los demás españoles.

Me siento heredero del Somatén de Sampedor que se levantó con el timbaler del Bruch el dos de mayo de 1808 para defender una patria española que, invadida por los ejércitos de la atea Ilustración francesa, amenazaba con destruir la fe de una nación constituida sobre ella. Me siento heredero también de Mossén José Palau, Sacristán mayor de Nuestra Señora de Belén, bárbaramente mutilado y quemado vivo en su iglesia cuando la multitud anarquizada arrasó con todos los templos de Barcelona el 19 de julio de 1936, y arrebató la vida de cientos de sacerdotes y religiosos, a los que siguieron luego varios miles bajo el mandato de Companys. Me siento heredero de aquellos catalanes que bajo la advocación de la ahora profanada Virgen de Montserrat, levantaron la bandera de la Tradición catalana y regaron con su sangre los campos de España, muriendo por Dios y por su Rey católico. Soy heredero de aquellos hombres y mujeres honrados que prefirieron permanecer fuera, vigilantes, a cielo raso, antes que participar en los restos desabridos de un banquete sucio. Me siento heredero de aquellos que se jugaron la vida para sacar a la luz las catacumbas de Cataluña, y para dar testimonio de la Fe de Cristo en sus calles y en sus plazas; y de aquellos que murieron en un sucio paredón de cara a la madrugada con la mirada puesta en su Dios y en su Patria.

Con el mismo derecho que ustedes se declaran “herederos” de los unos, me declaro yo heredero de estos otros como catalán que soy. Con el mismo derecho conque ustedes toman una opción tremendamente discutible, yo tomo la contraria y lo hago también públicamente desde mi conciencia de sacerdote y de cristiano, de la cual ni siquiera la Iglesia puede juzgar. Soy heredero de una tradición que me ha hecho, por la gracia de Dios, ser lo que soy. ¿Ustedes obran en conciencia? Yo también. No les juzgo, no me juzguen ustedes a mí. Dios ya lo hará con todos. Pero ese “pueblo catalán” que está en el poder y aspira a ver reconocida su singularidad nacional,no deja de ser una elucubración hegeliana al servicio de ese poder absoluto e intolerante, no sólo político, sino también moral (desde la perspectiva católica, inmoral) que en Cataluña impide toda discrepancia, hasta la de los obispos. Pero insisten en que se ha de dialogar con ellos. ¿Sobre qué? ¿Sobre el calendario de imposición de la corrupción moral?

Ustedes, Sres. Obispos, mantienen impertérrito el ademán ante la “Constitución” inmoral y anticatólica del nuevo Estado Catalán que parecen aceptar de buena gana, con la única condición de un pacto y un entendimiento que saben que no llegará nunca por la absoluta incompatibilidad de principios y por el carácter rabiosamente totalitario de ese poder. ¿Debemos entonces aceptar que se abra el camino a todos los sacerdotes, religiosos y religiosas de sus diócesis para que se pongan al servicio incondicional del nuevo Estado inmoral y tiránico que se quiere refrendar contra la mitad del pueblo catalán y contra el resto de España?Me duele profundamente que en su nota conjunta, los obispos de Cataluña no hablen del Pueblo de Dios (que es el que la Iglesia nos confió), sino sólo del pueblo de Cataluña(el medio pueblo de Cataluña que tiene el poder y por el que parecen apostar) elevándolo así a categoría teológica; me duele que no se nombre en ningún momento ni a Cristo ni a su Iglesia y se prescinda del anticristianismo radical de ese “pueblo de Cataluña” que ha profanado ya los símbolos más sagrados de nuestra fe.

Y resulta sorprendente, Sres. Obispos, que apuesten ustedes por una Cataluña cuyos servicios sociales, tan fuertemente anclados en el progreso que ustedes desean, ofrecen niños en adopción al Lobby LGTB; que apuesten por una sanidad que cultiva el aborto, la eutanasia y la experimentación con embriones humanos; y por una enseñanza que adoctrina ya hoy en ideología de género y en plurisexualidad desde la educación primaria. De momento, han conseguido ostentar la tasa más alta de abortos -también en hospitales participados por la Iglesia- pagados con dinero público por la Generalitat. Este progreso que ustedes, señores obispos, desean que se promueva, se cimienta en la nueva Cataluña sobre la más deplorable corrupción moral: contra la que ustedes evitan toda crítica; y se quedan en la calderilla de la corrupción económica. ¿De Cataluña? No, del “conjunto del Estado”: que para eso pertenecen a la Conferencia Episcopal Española. La calurosa felicitación de Carles Puigdemont no se hizo esperar.

Podría haber desahogado mi tristeza y perplejidad en cualquier tertulia de sobremesa en una recóndita casa parroquial. Prefiero hacerlo así, públicamente, como ustedes lo han hecho y con la lealtad de aquel que no puede ni debe esconderse, pues no ha dicho nada ni contra la doctrina ni contra la moral cristiana. Sólo he roto el bozal del pensamiento único y he entrado en la arena del ruedo por la puerta que ustedes mismos me han abierto.

Si defienden la legitimidad moral de todas las opciones políticas que se basen en la dignidad inalienable de los pueblos y de las personas, espero que respeten también la mía y de tantos otros, pues ustedes ya se han posicionado con la suya; y que no reduzcan al silencio a los discrepantes, con el argumento de autoridad de la obediencia debida.

Ya sé que la discrepancia contra el pensamiento único se castiga severamente. Ya han visto cómo han reaccionado contra el autobús discrepante. Estoy dispuesto a pagar el precio con que se castiga ésta. La defensa de la verdad tiene un precio, ya muy alto en esta sociedad que galopa hacia el totalitarismo. En la refriega en que estamos, es difícil evitar el fuego enemigo, tan fanático. Por eso daré gracias a Dios si consigo esquivar el fuego amigo. Y me aplico el cuento del cartel de esos reivindicadores del derecho a decidir (sólo lo que el poder decida que podemos decidir): Procura que tu prudencia no se convierta en traición. En mi caso, traición al Evangelio, a la Iglesia y al Pueblo de Dios.

Custodio Ballester Bielsa, pbro. Cura párroco de la Inmaculada Concepción de Hospitalet de Llobregat
======================
Así dicho no se precisan más comentarios. “Intelligenti pauca…” dice una popular sentencia latina.

14 de noviembre de 2019

Elecciones Generales Noviembre 2019: Aranda, Burgos y España


En este primer avance podemos observar los resultados  en porcentaje de votos que PP, PSOE, PODEMOS, Ciudadanos y VOX  recibieron en junio de 2016 en cuatro ámbitos diferentes: local, provincial, regional y nacional, y  comprobar el grado de implantación que tenían en cada uno de ellos. También figura el número de Diputados  que los partidos obtuvieron en su ámbito correspondiente.


junio 2016PPPSOEPODEMOSC´s VOX


ARANDA DE DUERO40,07 %24,37 %16,56 %16,45 %0,25 %


BURGOS42,95% - 2 22,12% -117,19% - 114,66 % - 00,31 % - 0


CASTILLA Y LEÓN 44,33% -1823,17% - 915,50% - 314,15% - 10,19 % - 0


ESPAÑA33,03% - 137 22,66% - 8521,10% - 7113,05% - 320,20 % - 0



El siguiente estadillo, con la misma información del anterior  se refiere a las elecciones del 28 de abril de 2019:

abril 2019PPPSOEPODEMOSC´s VOX


ARANDA DE DUERO21,76 %30,73 %12,32 %21,96 %10,65%


BURGOS24,59%- 1 29,27%-212,48%-019,83 %-110,26%-0


CASTILLA Y LEÓN 26,05%-1029,78%-1210,39%-010,39%-812,30%-1


ESPAÑA16,70%-66 28,68%-12314,31%-4215,86%-5710,26%-24




Y este último estadillo  con información semejante se refiere a las elecciones del 10 de noviembre de 2019:

noviembre  2019PPPSOEPODEMOSC´s VOX


ARANDA DE DUERO28,18%34,49%10,80%9,46%14,53%


BURGOS30,84%-232,26%-211,06%-08,12%-014,89%-0


CASTILLA Y LEÓN 31,67%-1331,24%-129,29%-07,56%-016,67%-6


ESPAÑA20,82%-8928,00%-12012,07%-356,79%-1015,09%-52



En el siguiente cuadro podemos observar los resultados pormenorizados  obtenidos en  Aranda de Duero  en las tres últimas Elecciones Generales.
 
Fuente: Ministerio Interior.            Elecciones 2019.

Infoelectoral 2019
AÑO.......... 2016 %
28-A 2019 %
10-N 2019 %
Censo 24.668

24.647

24.624

Nº Votantes 17.575 71,25
18.989 77,04
17.232 69,98
Abstención 7.093 28,75
5.658 22,96
7.392 30,02
Votos válidos 17.369 98,83
18.722 98,59
16.983 68,54
Votos nulos 206 1,17
267 1,41
249 1,44
Votos en blanco 109 0,64
184 0,98
192 1,13
V. Candidaturas 17.163 99,36
18.538 99,02
16.791 98,87
PP 6.959 40,07
4.074 21,76
4.785 28,18
PSOE 4.233 24,37
5.574 30,73
5.858 34,49
U. PODEMOS-IU 2.876 16,56
2.306 12,32
1.835 10,80
CIUDADANOS 2.857 16,45
4.111 21,96
1.607 9,46
VOX 44 0,25
1.993 10,65
2.468 14,53































Apliquemos ahora el mismo sistema al ámbito provincial, con el número de votos, porcentaje y
Diputados elegidos en la provincia burgalesa:
Elecciones Generales en Burgos: 2016, 28-A 2019 y 10-N 2019. Escrutado al 100%
Infoelectoral 2019

AÑO.......... 2016 %
28-A,  2019 %
10-N, 2019 %
Total Censo 283.846

281.630


281.069

Nº Votantes 208.02573,29
221.504 78,65
200.251 71,25
Abstención 75.821 26,71
60.126 21,35
80.818 28,75
Votos válidos 205.767 98,91
218.481 98,64
197.568 69,91
Votos nulos 2.258 1,09
3.023 1,36
2.683 1,34
Votos en blanco 1.793 0,87
2.269 1,04
2.587 1,31
V. Candidaturas 203.974 99,13       216.212 98,96      194.981 98,69     
PP 88.384 42,95    253.726 24,59    1 60.931 30,84  2
PSOE 45.515 22,12 1 63.955 29,27 2 63.726 32,26 2
U. PODEMOS 35.362 17,19 1 27.262 12,48 0 21.843 11,06 0
CIUDADANOS 30.163 14,66 0 43.316 19,83 1 16.049 8,12 0
VOX 647 0,31 0 24.267 11,11    0 29.408 14,89



 


























Veamos, por fin,  los resultados habidos en el ámbito nacional.
Elecciones Generales en España: 2016, 28-A 2019  y  10-N 2019.  Escrutado al 100%
Infoelectoral 2019


AÑO..........

2016

%



28-A, 2019

%


10-N, 2019

%

TOTAL CENSO 34.342.818
  NºD  
 34.799.107

NºD      34.872.054           NºD
NºVotantes 24.161.083 69,84
26.361.051 75,75
      24.365.851 69,87
Abstención 10.435.955 30,16
8.437.153 24,25
     10.506.203 30,13
Votos válidos 23.935.195 99,07
26.085.641 98,96
  24.116.352 68,85
Votos nulos 225.888 0,93
275.410 1,04
        249.499   1,02
Votos en blanco 178,521 0,75
199.511 0,76
       216.515   0,90
V. Candidaturas 23.756.674 99,25
25.886.130 99,24
     23.899.837  99.10

PP 7.941.236 33,01       1374.356.023 16,70        66 5.019.869 20,82    89
PSOE 5.443.846 22,63 857.480.755 28,68 123 6.752.983 28,00 120
U.P./ECP /P-EU 5.049.734 21,10 71 3.732.600 14,31 42 3.097.185 12,8435
CIUDADANOS 3.141.570 13,06 32 4.136.600 15,86 57 1.637.540 6,79 10
VOX 47.182 0,20 0 2.677.17310,26        24 3.640.063 15,09 52
ERC-CAT//SOBE 632.3242,63          9 1.015.355 3,89        15 869.934 3,61 13
CiU//DiL-CDC 483.488 2,01           8 497.638 1,91          7 527.375 2,19 8
EAJ-PNV 287.014 1,19          5  394.627 1,51          6 377.423 1,57  6

OTROS PARTIDOS  CON REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA

 AÑO 2016
CCA-PNC: 78.253 (0,33%): 1 Diputado.
AMAIUR/BILDU: 184.713 (0,77): 2 Diputados.

AÑO 2019 (28-A)
EH Bildu:    258.840 ( 0,99%)....4 Diputados
CCa-PNC:    2 D   137.196(0,53%)....2 Diputados
NA+ :   2    107.124 (0,41%)....2 Diputados
COMPROMÍS 2019:    1 D   172.751(0,66%)...1 Diputados
PRC :  52.197 (0,20%)...1 Diputado

AÑO 2019 (10-N)
EH Bildu:    276.519 ( 1,15%)....5  Diputados 
Más País-Equo: 326.666 (1,35%)...2 Diputados
CUP-PR: 244.754 (1,01%)...2 Diputados
CCa-PNC:   123.981 (0,51%)....2 Diputados
NA+ :   98.448 (0,41%)....2 Diputados
Més COMPROMÍS: 175.092 (0,73%)...1 Diputado
BNG: 119.597 (0,50%)...1 Diputado
PRC :  68.580 (0,28%)...1 Diputado 
¡TERUEL EXISTE!: 19.696 (0,08)... 1 Diputado 


Tras estos resultados, vendrán los análisis correspondientes en próximas entradas sobre la evolución del voto de estos partidos.

4 de noviembre de 2019

El discurso de Nicolás Sarkozy que hizo historia (6 de 6): Ciudadanía de deberes.

Con la entrada de hoy se cierra la serie  de capítulos que ha tratado de mantener vivo el discurso de Nicolás Sarkozy en Bercy, y que analiza el frágil equilibrio entre los derechos y los deberes, y su posibilidad de quiebra cuando se abusa de los primeros olvidando los segundos.
==============
Ciudadanía de deberes. 

"Al poner sistemáticamente los derechos por encima de los deberes, los herederos de Mayo del 68 han debilitado la idea de ciudadanía. Al denigrar la ley, el Estado y la nación, los herederos de Mayo del 68 han favorecido el crecimiento del individualismo. Han incitado a cada cual a no pensar más que en sí mismo y a no sentirse concernido por los problemas del prójimo. Yo creo en la libertad individual, pero quiero compensar el individualismo con el civismo, con una ciudadanía hecha de derechos pero también de deberes. Quiero derechos nuevos, derechos reales y no virtuales. Quiero un derecho real a un techo, al alojamiento. Un derecho real al cuidado de los hijos, a la escolarización de niños con minusvalías, a la dependencia para los mayores. Quiero el derecho a un contrato de formación para los jóvenes de más de 18 años, y a la formación a lo lago de toda la vida. Quiero el derecho a la caución pública para aquellos que no tienen padres, para los que no tienen relaciones, para los enfermos a los que no se les quiere prestar porque se considera que representan un riesgo demasiado elevado. Quiero el derecho a un contrato de transición profesional para los que están en paro. 

Pero quiero que estos derechos estén equilibrados con los deberes. La ideología de Mayo del 68 habrá muerto cuando la sociedad se atreva a recordar a cada cual sus deberes, cuando en la política francesa se ose proclamar que, en la República, los deberes son la contrapartida de los derechos. Ese día al fin se habrá realizado la gran reforma moral e intelectual que Francia necesita una vez más. Entonces podremos reconstruir sobre cimientos renovados esa República fraternal que es el sueño siempre inacabado, nunca realizado de Francia desde el primer día en que tuvo conciencia de su existencia como nación. Porque Francia no es una raza, no es una etnia, ni sólo un territorio; Francia es un ideal incansablemente perseguido por un gran pueblo que, desde su primer día, cree en la fuerza de las ideas, en su capacidad para transformar el mundo y hacer la felicidad de la humanidad. 

Quiero decírselo a los franceses: el pleno empleo, el crecimiento, el aumento del poder adquisitivo, la revalorización del trabajo, la moralización del capitalismo, todo eso es necesario y es posible. Pero eso no son más que medios que deben ser puestos al servicio de una cierta idea del hombre, de un ideal de sociedad donde cada cual pueda encontrar su lugar, donde la dignidad de todos y cada uno sea reconocida y respetada."  

===========

Durante esta semana electoral seguramente oigamos hablar más de los derechos que nos asisten que de los deberes por cumplir para hacernos merecedeores de los primeros. Son las fechas propicias  para la demagogia, pero contamos con los instrumentos precisos  para descubrir a sus portavoces, aquellos que hablan y regalan derechos sin mencionar deberes.

Esperemos que los españoles nos se fíen de los cantos de sirena de quienes les prometen la llegada al  paraíso sin señalar el camino y ¡Ojalá  que el deseo del último párrafo pueda cumplirse también en España!

31 de octubre de 2019

Independentismo y clero catalán. Capítulo II: Comentarios a la Declaración de obispos de Cataluña de mayo de 2017

En la entrada anterior, Declaración de obispos catalanes de mayo de 2017, se expuso el texto completo de la “Nota” emitada por los citados obispos a la que se referirán los comentarios siguientes.

Vaya por delante que los Señores Obispos de las diócesis de Cataluña tienen tanto derecho a manifestar públicamente sus opiniones políticas como el que goza también cualquier otro ciudadano a estudiarlas y aprobarlas o rechazarlas.

Por la fecha en la que se emitió esa Nota, 11 de mayo de 2017, podemos constatar que es anterior al referéndum ilegal de independencia celebrado el 1 de octubre de ese año en Cataluña, por lo que sus consideraciones eran intencionadamente ambiguas.

Extraña que en la cabecera figure “Conferencia Episcopal Tarraconense”, sabiendo que  aún no ha sido aprobada por la Santa Sede aunque fuera constituida en 1969. Quieren diferenciarse de la “Conferencia Episcopal Española” por creerse distintos.

Cuando los obispos catalanes hablan de “nuestro país y en los planteamientos de futuro que se están debatiendo”  no especifican si se refieren a un “territorio constituido en Estado soberano” (España) o a un “territorio, con características geográficas y culturales propias, que puede constituir una entidad política dentro de un Estado” (Cataluña), como tampoco lo hacen con “esos planteamientos”. ¿Por qué emplean eufemismos y oscurantismo en su comunciado? ¿Qué es lo que quieren decir sin decirlo?

Repiten varias veces la palabra “diálogo” y la necesidad de fomentarlo, pero evitan incluirlo en el ámbito de la ley de leyes, la Constitución Española, en su momento votada mayoritariamente en Cataluña. Dentro de la Constitución cabe todo diálogo, pero eso parece no importar a quienes lo entienden como imposición unilateral.

Dicen sentirse “herederos de la larga tradición de nuestros predecesores que les llevó a afirmar la realidad nacional de Cataluña”. Pero "...seguramente no se refieren a los cardenales catalanes de los s. XIX y XX: Salvador Casañas (+1908), Vives i Tutó (+1913), Vidal y Barraquer (+1943), Enric Pla y Deniel (+1968), Anselm Albareda (+1966) o Ricard Mª Carles (+2013), todos ellos libres de nacionalismo. Tampoco se deben referir al obispo Isidre Gomà (+1940), redactor de la carta de los obispos españoles con motivo de la guerra en España. O al obispo de Barcelona Manuel Irurita, el de Lérida Huix Miralpeix o el de Tarragona Manuel Borràs Ferré, los tres asesinados bajo Santcompanys. Y seguramente tampoco se refieren a los 1.536 sacerdotes ejecutados en Cataluña bajo el gobierno de ERC, los cuales la única “realitat nacional” que conocieron fueron el terror y la intolerancia nacionalistas. Ni a la inmensa mayoría de obispos catalanes de los últimos 100 años," (citando a Dolça Catalunya en un comentario a la Nota episcopal de referencia). Recurren a los predecesores “para afirmar la realidad nacional de Cataluña” evitando hacerlo ellos mismos y tener que dar explicaciones sobre esa “realidad” y la pretendida nación catalana.

Inciden en su “nación catalana” cuando afirman que “Por eso creemos humildemente que conviene que sean escuchadas las legítimas aspiraciones del pueblo catalán, para que sea estimada y valorada su singularidad nacional, especialmente su lengua propia y su cultura, y que se promueva realmente todo lo que lleva un crecimiento y un progreso al conjunto de la sociedad, sobre todo en el campo de la sanidad, la enseñanza, los servicios sociales y las infraestructuras.”  No se sabe si piden más dinero y privilegios  por creerse diferentes, sin importarles que ya los han tenido a lo largo de la historia, con chantajes incluidos, y que las demás partes de España también necesitan de lo mismo y en mayor medida. ¿Cómo denominar la postura de quienes sabiendo que la lengua española es la única maltratada en Cataluña callan? ¿Y qué decir de la llamada inmersión lingüística que prohibe a los padres elegir la lengua vehicular en los estudios de sus hijos?

De lo más sorprendente de la nota episcopal es el siguiente párrafo: “El verdadero progreso de los pueblos exige también la erradicación de la corrupción. Es absolutamente prioritario y justo que en todos los ámbitos públicos del conjunto del Estado se combata la corrupción, que tanto daño hace a la sociedad…”. Sabiendo que de esa sustancia maloliente no carecen en Cataluña  y  hasta pueden repartir, tienen que acordarse del Estado sin recordar aquel consejo cristiano y más próximo a ellos: 

“¿Por qué miras la paja que hay en el ojo de tu hermano y no ves la viga que está en el tuyo? ¿Cómo puedes decir a tu hermano: “Hermano, deja que te saque la paja de tu ojo”, tú que no ves la viga que tienes en el tuyo? ¡Hipócrita!, saca primero la viga de tu ojo, y entonces verás claro para sacar la paja del ojo de tu hermano” (Lucas 6, 41-42).

Apelan, finalmente, a la necesidad de  “una verdadera regeneración moral a nivel personal y social y,… Dicha regeneración nace de las virtudes morales y sociales, se fortalece con la fe en Dios y la visión trascendente de la existencia, y conduce a un irrenunciable compromiso social por amor al prójimo”. ¿Tendrá algo que ver esa regeneración con el cumplimiento de las leyes y,  más concretamente,  de la Constitución? Los cumplidores de las normas no son los opresores ni los que se las saltan son  los libertadores.

Gracias, señores Obispos de las diócesis de Cataluña, por manifestarnos lo que piensan porque así  es mucho más fícil entender lo que ustedes quieren.

29 de octubre de 2019

Independentismo y clero catalán. Capítulo I: Declaración de obispos catalanes en mayo de 2017

Resulta innegable la influencia que obispos y clero han ejercido y ejercen en una parte de la sociedad catalana en su pretendido y largo proceso de secesión. Sin embargo, los mismos medios de comunicación que informan del independentismo de partidos políticos, sindicatos y asociaciones paralelas suelen callar el pensamiento y directrices  de la jerarquía de la Iglesia católica en Cataluña. Consecuentemente,  la mayoría de los españoles ignora su postura y no comprende  el silencio que la Conferencia Episcopal Española guarda sobre ese asunto. Aunque han pasado ya algunos años, aún se recuerda la actitud de ciertos obispos vascos en los años de plomo del terrorimo etarra.

En el actual y futuros capítulos presentaremos distintas opiniones del clero catalán sobre el independentismo, con algunas precisiones  personales, y de ese contenido cada cual extraiga sus conclusiones.

Hoy iniciamos la serie con el texto de la “Nota emitada por los obispos de Cataluña”, dejando para la siguiente entrada  los comentarios y objeciones pertinentes.

 “Nota tras la reunión de la Tarraconense. Los obispos de Cataluña piden diálogo ante la situación política.  Esta semana ha tenido lugar la reunión de la Conferencia Episcopal Tarraconense, tras la cual los obispos de las diócesis catalanas han publicado una nota sobre la situación político social en esa región de España.”


    «Los obispos de Cataluña, en el momento que está viviendo nuestro país y en los planteamientos de futuro que se están debatiendo, con respeto por las diversas sensibilidades que se van expresando, pedimos que se fomente y promueva la cultura del diálogo. «Hay una palabra –dice el Papa Francisco– que nunca debemos cansarnos de repetir y sobre todo de dar testimonio:  diálogo». Pensamos que es un momento importante para que los gobernantes y los agentes sociales hagan gestos valientes y generosos en favor del diálogo y la concordia.

    Como obispos siempre estaremos comprometidos en buscar la comunión y el respeto mutuo, y creemos que es lo que podemos pedir a todos. Nos sentimos herederos de la larga tradición de nuestros predecesores, que les llevó a afirmar la realidad nacional de Cataluña, y al mismo tiempo nos sentimos urgidos a reclamar de todos los ciudadanos el espíritu de pacto y de entendimiento que conforma nuestro talante más característico.

    Queremos recordar una vez más que «defendemos la legitimidad moral de todas las opciones políticas que se basen en el respeto de la dignidad inalienable de las personas y de los pueblos, y que busquen con paciencia la paz y la justicia. Y animamos el camino del diálogo y el entendimiento entre todas las partes interesadas a fin de lograr soluciones justas y estables, que fomenten la solidaridad y la fraternidad. El futuro de la sociedad catalana está íntimamente vinculado a su capacidad para integrar la diversidad que la configura» (Al servicio de nuestro pueblo, 2011, nº 5). Por eso creemos humildemente que conviene que sean escuchadas las legítimas aspiraciones del pueblo catalán, para que sea estimada y valorada su singularidad nacional, especialmente su lengua propia y su cultura, y que se promueva realmente todo lo que lleva un crecimiento y un progreso al conjunto de la sociedad, sobre todo en el campo de la sanidad, la enseñanza, los servicios sociales y las infraestructuras.

    El verdadero progreso de los pueblos exige también la erradicación de la corrupción. Es absolutamente prioritario y justo que en todos los ámbitos públicos del conjunto del Estado se combata la corrupción, que tanto daño hace a la sociedad. Nos duele y nos avergüenza que la corrupción se haya podido convertir en algo natural –como afirma el Papa Francisco– hasta el punto de llegar a constituir una práctica habitual en las transacciones comerciales y financieras, en los contratos públicos o en muchas negociaciones que implican agentes de las administraciones públicas. Es necesario un esfuerzo decidido por cambiar esta forma de actuar.

    Tal como se dice en el documento Iglesia, servidora de los pobres (2015, nº 11), «es necesario que se produzca una verdadera regeneración moral a nivel personal y social y, como consecuencia, un mayor aprecio por el bien común, que sea verdadero soporte para la solidaridad con los más pobres y favorezca la auténtica cohesión social. Dicha regeneración nace de las virtudes morales y sociales, se fortalece con la fe en Dios y la visión trascendente de la existencia, y conduce a un irrenunciable compromiso social por amor al prójimo».

    Finalmente, pedimos a los católicos de todas las opciones políticas que sean instrumentos de paz y concordia en medio de la sociedad catalana, y no dejen de rezar al buen Dios por «una paz cristiana y perpetua» de nuestro pueblo».

En la próxima entrada expondremos algunas opiniones y objeciones aal comunicado  anterior.