24 de abril de 2017

EN ESPAÑA, LA CORRUPCIÓN SE CREA, NO SE DESTRUYE Y ADEMÁS SE MULTIPLICA

Cuando José-Tomás Cruz Varela escribió este artículo aún no habían ocurrido los,  de momento,  últimos desagradables acontecimientos de corrupción que cercan al Partido Popular.  Como en su tiempo le ocurrió al PSOE, hoy le sucede al PP: no hay día en el que no nos levantemos con una noticia que no borra la anterior, sino que la aumenta. 
Suele juzgarse los casos de corrupción desde distintas perspectivas, pero hay un matiz que muchas veces se olvida y puede ser una de las causas de la falta  de democracia de los partidos que la soportan, y especialmente el  PP: ni los afiliados ni sus cuotas interesaban demasiado, porque de una tacada sacaban mucho más de otra forma menos transparente y desinteresada. De haber contado con menos dinero, se hubiera mimado a los afiliados, al menos por sus cuotas.
En estas circunstancias  y en estos días, la opinión de nuestro colaborador  encaja perfectamente con la actualidad de la corrupción.
.................................................................................. 

EN ESPAÑA, LA CORRUPCIÓN SE CREA, NO SE DESTRUYE Y ADEMÁS SE MULTIPLICA
(De mi puño y tekla)

  Parafraseando el famoso principio de Lavoisier, y modificando el término "materia" por el de "corrupción", quedaría definido en nuestra bendita tierra como: EN ESPAÑA LA CORRUPCIÓN SE CREA, NO SE DESTRUYE Y ADEMÁS SE MULTIPLICA, tal como reza en el título del presente artículo. Por todo ello, raro es el día en el que en algún periódico, digital o de papel, no aparece algún artículo o reseña con todo tipo de detalles sobre el último escándalo de corrupción, ya sea fraude, financiación ilegal, apropiación indebida o enriquecimiento ilícito, relacionado con alguno de los distintos partidos políticos.

   Ante tal panorama y dada la frecuencia con que se producen tales delitos, ha provocado que en la mente de los españoles y a lo largo de los años, se haya generado un clima entre vergüenza y desafecto en torno a las formaciones políticas y otros estamentos, de ahí que la ciudadanía repudie dialogar o debatir sobre tan abyecto y despreciable tema, despachándolo con la despectiva frase al uso de “son todos unos chorizos”, con lo cual, lo único conseguido es la perversión del sistema, y por ende, la ínfima credibilidad sobre el mismo.

   Ahora, sus señorías, como si fuera la novedad del siglo, se han propuesto vendernos las excelencias que supone la creación de  otra nueva comisión de investigación, cuan bálsamo de Fierabrás  sobre la presunta financiación ilegal del PP, precisamente cuando según el último barómetro del CIS, la preocupación por la corrupción ha subido siete puntos. Algo perfectamente compresible repasando las hemerotecas de los último seis meses.

   Las fechorías que desde hace muchos años se localizaban con mayor intensidad en el PSOE en Andalucía, se han trasladado y con gran intensidad y periodicidad al partido en el Gobierno. La degradación ha llegado a tal grado que ya nadie cree que las medidas habilitadas anteriormente aporten las soluciones suficientes, como así se demuestra con el incremento de dicha lacra. El PP, incomprensiblemente,  sigue en el Gobierno, pero sin que se esclarezca de una vez toda la porquería que sigue infectando al citado partido y Gobierno.

   Lo más triste es que en muchos casos, la corrupta pandemia que nos invade, ya comienza a interpretarse como algo congénito en nuestro país. La ambición de sus sofisticados protagonistas carece de límites y las cifras aparecidas en los medios causan pavor, pero  el gran problema es que tales delitos ni permiten ser cometidos en solitario por su complejidad, precisando la especial colaboración de amplios colectivos especializados, que lógicamente perciben cantidades menores, que contempladas en su conjunto representan auténticas fortunas defraudadas con regularidad. Normalmente no suele tratarse de delitos aislados, siendo su percepción periódica y normalmente incrementada con el paso del tiempo.

    Los partidos políticos le deben muchas explicaciones a la sociedad, siendo la Justicia la encargada de aclarar y sancionar duramente los delitos cometidos y no solo con la restitución del dinero. Cada partido deberá afrontar sus propias responsabilidades y consecuencias. Esperemos que el PP y restantes grupos no se dediquen una vez más a escurrir el bulto y se les apliquen las correspondientes penas con todo el rigor requerido.

   El Partido Popular se equivocaría rotundamente, si una vez más se dedica a negar, obstruir y boicotear el funcionamiento de la citada comisión de investigación. Cualquier cosa menos convertir este foro en un instrumento para criticar y desgastar a los rivales políticos. Dicho intento supondría el mayor de los fracasos a nivel nacional e internacional…¡¡Tiempo al tiempo!!
Atentamente.
José-Tomás Cruz Varela.

17 de abril de 2017

SUSANA DÍAZ, PURO POPULISMO Y CUTRE DEMAGOGIA

Dentro de poco tiempo,  el PSOE celebrará elecciones primarias, y sus militantes podrán elegir entre los tres candidatos  presentados, lo cual no quiere decir que sean los tres mejores posibles.
No cabe duda de que España necesita un PSOE con visión de Estado y ajeno a extraños pactos con fuerzas políticas contrarias. ¿Será Susana Díaz la candidata ideal? Nuestro colaborador  José-Tomás Cruz Varela la describe desde el punto de vista de un ciudadano que conoce por los efectos de sus políticas, puesto que vive en Andalucía. No obstante, cuando cruce Despeñaperros se harán más tangibles sus virtudes y sus carencias. Unas y otras se pondrán de manifiesto aunque no se quiera.
.......................................................
SUSANA DÍAZ, PURO POPULISMO Y CUTRE DEMAGOGIA
(De mi puño y tekla)
 El gran problema de Susana Díaz se basa en una extraña mixtura en la que intervienen la  fragilidad de su débil personalidad, manifiesta ambigüedad, ignorancia y escasa talla política. Su identificación con la ideología socialista está directamente relacionada con el populismo y clientelismo que tan hábilmente administra y reparte entre sus fieles seguidores,  todo ello unido a su desastrosa gestión económica. Un país no puede ser gobernado a golpe de regalar lisonjas y abrazos a diestro y siniestro, abusando de una cutre demagogia barata que nada aporta y menos soluciona. La simple contemplación del índice de paro andaluz refleja el despropósito que ha supuesto la gobernanza de la comunidad más poblada de España.

 Esperemos que la Gestora interprete con el rigor y seriedad requeridos su papel de neutralidad entre los tres candidatos, cuya única finalidad debe consistir en devolver a su militancia el socialismo que merecen ideológicamente. Susana no solo será cuestionada en esta batalla por el resultado en las primarias, sino  por su inoperancia para continuar en la presidencia de la Junta de Andalucía. Llegada es la hora de terminar con esta ominosa etapa y situar en su lugar a la persona adecuada para tal responsabilidad.

Tras dedicarle una década para terminar Derecho, dos años después ya era secretaria de Organización de las Juventudes Socialistas, encajando perfectamente en el funcionamiento y régimen clientelar del partido. Dotada de cierta socarrona soberbia, desde un principio, cortita de escrúpulos y moviéndose siempre por intereses personales, resulta implacable con sus adversarios a los que no perdona, características que no dicen mucho en su favor, siendo considerada fuera de Andalucía como una mediocre presidente de Comunidad, calificativo con el que encaja a la perfección.

Aunque lo deteste, Susana Díaz debería asumir humildemente que la voluminosa cifra de paro de su Comunidad, es el vivo retrato de su desastrosa gestión. El mantenimiento de ciertas e ineficaces empresas públicas para atender las necesidades y sueldos de sus protegidos es vergonzoso y el frustrante y elevado desempleo andaluz, la demostración de la vulnerabilidad económica, política y social de la citada política, que nunca ha podido ni sabido solucionar. Permitir que políticos con las limitaciones como las exhibidas por la regidora andaluza, supone un tremendo riesgo para el país.

De cualquier forma, la osadía, soberbia y ambición de muchos de nuestros políticos carecen de metro y mediada. Algo que no se entiende, dado que en sus respectivas formaciones políticas, cuentas con personas dotadas de excelente preparación. conocimientos, experiencia y acrisolada honradez par ocupar los mayores puestos de responsabilidad y que, incompresiblemente, son otorgados a personajes de dudosa calificación. cuyos resultados todos conocemos y padecemos...No es admisible asumir que una política incapaz de solucionar los problemas de su propia región, pueda optar nada menos que a la secretaria general del socialismo español. Tristísima la terna que se nos presenta para las primarias del PSOE. En opinión de la mayoría de los ciudadanos la calidad de sus candidatos ofende, y algo más: ¿nos explicarán de verdad, como y de donde, saldrá el dinero para financiar las respectivas campañas de los tres candidatos, o nos tomarán una vez más por gilipollas?......¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.

José-Tomás Cruz Varela

9 de abril de 2017

Zamora: Pasión vivida con pasión (Semana Santa de Zamora)

Sabemos que el sentido religioso y el aspecto cultural y artístico distinguen el modo de celebrar la Semana Santa en distintas poblaciones. Y sabemos también que una conmemoración de ese tipo ha de ser conocida antes de ser  amada y vivida.
Por supuesto que la Semana Santa zamorana es lo suficientemente reconocida y valorada  en España y fuera de ella desde tiempos inmemoriales. Sin embargo, cualquier información,  por insignificante que sea,   que la añada una visión personal e intimista colaborará en su difusión  y apreciación. Esto es sencillamente lo que ha pretendido hacer Luis Felipe Delgado de Castro con  un emotivo texto propio de quien la conoce y ama, en colaboración con el fondo documental fotográfico que Manuel Balles aloja en su blog eszamora.com.
Desde estas riberas del Duero en Aranda  quiero agradecer la contribución de unos amigos que viven en otra ciudad bañada por el mismo río, Zamora, aguas abajo…

NOTA: Para agrandar cada foto es preciso "hacer un clic" en el interior de cada una de ellas, y poder apreciar así mejor su belleza.

.......................................................................

 Zamora: Pasión vivida con pasión.




Son muchas y notables las cualidades que distinguen a la Semana Santa de Zamora y la han convertido en una de las más populares y admiradas de todo el país. Vamos a acercarnos a ella a través del amor, la emoción, la belleza y la piedad, en las que esta vieja y entrañable ciudad es maestra.

  En primer lugar sobresale el amor, la pasión que ponen los zamoranos, todos sin excepción, en esta santa tradición, una hermosa herencia recibida de sus mayores. Los que viven en la ciudad todo el año y están en la primera línea de la puesta en escena del Drama y los que, por razones de trabajo, tuvieron que marchar un día ya lejano pero regresan a la llamada de la sangre.


 Señal de ese amor es el sentimiento de pena que embarga a un zamorano cuando en esos días se encuentra lejos de su querida tierra y no puede acudir a la llamada del Barandales, el perpetuo pregonero de esta Pasión desde sus dos campanas que le movieron el corazón desde la infancia. Es tan fuerte la añoranza que su imaginación, impulsada por el amor, recrea en su corazón una colección de estampas que le reconfortan en esa ausencia tan dolorosa.


No hay nada más doloroso para un zamorano, imbuido desde la infancia en los misterios sagrados y populares de esos días, que encontrarse lejos de su tierra en algunos de los muchos momentos memorables que se viven cada año en su querida Zamora.




 Entonces la imaginación le lleva a revivir todos los momentos realmente inolvidables de esos días santos, perdidos ya en la bruma de la lejana infancia, pasos, túnicas, cruces, hachones, cantos, músicas. Como si en verdad hubiera vuelto.


Solo un ejemplo. El amor, a través de la imaginación, le guía hasta las Tres Cruces mientras se despierta la primera luz del Viernes Santo. Allí, con el recuerdo, suena el merlú en el alma llamándole a la procesión y distingue, aún entre lágrimas, a la Virgen de la Soledad camino del pequeño calvario de las cruces de piedra.



 Allí está, aunque no esté físicamente. Es uno mas de los cientos de hermanos que, por amor, levantan sus cruces para saludar a la Madre que pasa. La ve sin ver esa estampa. La siente. Está allí mismo por esos hilos invisibles del amor que nunca podrán romperse.
Otra cualidad es la emoción. Un ejemplo: el sentimiento de un hermano de paso, uno de los más de casi mil zamoranos que prestan sus pies y hombros a las imágenes más queridas en esos días cuando, al acabar su procesión, coge un puñado de claveles, manchados por la sangre del Nazareno o bendecidos por las lágrimas de la Madre, para llevarlos, con el corazón encogido por la pena pero con el orgullo del deber cumplido, hasta la sepultura del padre, aquel buen hombre que le llevó un día de la niñez a las plantas de esa imagen y le cosió en el alma el compromiso de amarla y acompañarla cuando él ya no estuviese en su nombre y en el de todos sus antepasados. Es la correa de transmisión de de este amor que no se rompe ni con la muerte.

 De esta manera este piadoso culto a cielo abierto, ligado a estampas tan sencillas pero conmovedoras como ésta, se mantendrá vivo por los años de los años. La emoción sostiene las tradiciones, se refugia en la mano del niño fundida con la del padre en la procesión de la Borriquita, creando un imán de sangres unidas, un traspaso de voluntades y sentimientos, de una generación a otra.
 
 O en la “velica” con que una niña de tres o cuatro años no más, y son muchas, va detrás de su Madre de la Soledad en el atardecer del Sábado Santo, con una cara de felicidad y una firmeza que nadie puede explicar y que se refleja mas allá de tan corta edad.

La emoción anida en las manos de la mujer que viste la imagen del Nazareno, limpia y dispone hachones y varas, saca a orear los hábitos del hijo ausente que prepara su vuelta. La emoción busca sitio en las aceras para ver la procesión y allí madura en las miradas y en los gestos de la multitud, asombrada ante el cuadro vivo que se le ofrece.
Otra cualidad que destaca a Zamora es la belleza. La belleza crea muchos momentos íntimos y tremendamente plásticos. La belleza se hace voz de Miserere popular en honor de un pequeño crucificado, ungido con las sencillas estrofas de un poeta anónimo perdido entre los siglos, en la humilde tierra de Aliste.

 La belleza asciende en las andas del Cristo Yacente, cuando amortajan con otro impresionante miserere a ese cuerpo tallado en la carne misma de la madera como un hombre de verdad, mientras la luna llena de Nisán derrama su luz fría sobre la escena. La piedad popular unge las heridas de Jesús, allí mismo, en ese monumento funerario de la Plaza de Viriato.


La belleza fluye con la música en un momento intensamente zamorano, en la madrugada del Viernes Santo,  el que sitúa a Jesús camino del Calvario en una iglesia, mientras suena la marcha fúnebre de Thalberg y es el mismo Cristo el que camina hacia el Calvario por encima de las miles de cabezas que le miran en el templo o  arracimadas en la Plaza.
  La música de Thalberg es santo y seña de esa Pasión, un himno de Zamora, grabado a fuego de emoción en el corazón de los zamoranos, más allá de la temporalidad de su inolvidable sonido en esa madrugada.


 Y por último, otra cualidad, la principal, la piedad. Nada sería igual en Zamora, si al amor, la emoción y la belleza, no se uniera el fervor, la religiosidad, la piedad, aún no contaminada, de esa Pasión que mantiene originales sus raíces.


 La piedad anima el esfuerzo anónimo de los hermanos de paso, sacrificio intenso, prolongado en el tiempo, embellecido por la música y alentado por el corazón. La piedad deja en las callejuelas, en las cuestas y plazas, la huella, repetida mil veces, de los pies descalzos que muestran un sacrificio, revelan una promesa, suplican un perdón.

 La piedad coloca cruces sobre los hombros de los penitentes, empuña hachones, viste  caperuces, dispone campanas y velas, adorna de flores, las justas, solamente las justas, los tronos y las andas. Pero, sobre todo, levanta durante esos días oraciones populares en cada procesión, en el templo a ras de cielo de sus plazas y calles.

 

Recuerda las estaciones de Jesús en su camino hacia el Calvario; llora y reza por sus muertos en las tapias del cementerio; medita a viva voz, en medio del dolor, las siete Palabras de Jesús en el Gólgota; ofrece su silencio como un gesto de caridad ante el Ajusticiado mientras el día se desangra junto a la Catedral.



Asiste con fervor a contemplar las estampas que narra en la madera el evangelio de sus imagineros desde el Cenáculo hasta el sepulcro por sus rúas más antiguas. Y reza con amor, en una plaza llena, la salve más sencilla y más hermosa a las más sencilla y más hermosa de todas las Madres de esos días: la Soledad. La definición más exacta de la soledad de una madre cualquiera cuando acaba de enterrar al hijo.
 

Amor, emoción, belleza y piedad. Cualidades de esta Semana Santa que os invito a disfrutar con toda intensidad en esos días en Zamora. Aquí os espera, no lo dudéis, una Pasión vivida con tal pasión, que ya nunca podréis olvidar.



5 de abril de 2017

PATÉTICO E INSÓLITO ZAPATERO

Son hechos ciertos que Zapatero llegó a la Secretaría General del PSOE como solución de  corrientes  enfrentadas y al Gobierno de España  tras ganar las elecciones celebradas a los tres días de los atentados del 11-M. La crisis que ni supo prever ni corregir después permitió que Rajoy ganara por mayoría absoluta a un partido socialista abandonado por sus propios votantes y los ajenos, avergonzados todos por la mala gestión de ZP

Rodríguez Zapatero  prometió, recordando una frase de Ramón Gómez de la Serna,  que una vez apartado del Gobierno “su mejor destino es el de supervisor de nubes acostado en una hamaca y mirando al cielo”. Ojalá lo hubiera cumplido y no hubiera intervenido en Venezuela  queriendo ser el “hombre de paz” que dijo de otro. Y es que la labor realizada durante su presidencia y fuera de ella ha sido nefasta, como acertadamente comenta hoy nuestro colaborador José -Tomás Cruz Varela.
Por el bien de todos, sería preferible que Zapatero se dedicara únicamente a sus… y se olvidara de los demás.
.......................................................................................


PATÉTICO E INSÓLITO ZAPATERO

(De mi puño y tekla)

Si la insólita rehabilitación de Zapatero, contratado por la Gestora del PSOE, se ha producido por la iniciativa y talento de Susana Díaz, los socialistas ya pueden dormir tranquilos con tan brillante fichaje. Incomprensible dar crédito al despropósito que supone la recuperación del mencionado ex presidente, considerado por una gran mayoría de analistas y estudiosos de la ciencia política, como el peor y más nefasto gobernante de España desde los tiempos de Fernando VII.  Ni como broma de mal gusto podría interpretarse que el responsable de hundir al partido socialista en el 2011 haya sido recuperado. Insólita decisión que a nadie le cabe en la cabeza y vergüenza ajena para políticos de la talla de Felipe González y Alfredo Pérez Rubalcaba por citar a algunos…

Dista mucho la fragilidad de memoria con la total pérdida de la misma.  El caso de Rodríguez Zapatero no tiene solución ni parangón en la Historia, pero afortunadamente disponemos de las hemerotecas por si alguien olvidó su desastrosa gestión. De todos modos, la terna de los presentados a las próximas primarias del PSOE, en opinión de la ciudadanía, tampoco destacan precisamente por sus respectivos méritos..¡¡Pero que bajo hemos caído!!

A modo de recordatorio y esquemáticamente, aprovechamos para recordar algunas de las memorables frases de ZP que definen la categoría intelectual de este lunático personaje que, sin querer o queriendo,  contribuyó como nadie a destrozar la nación española. Dichas frases, recordadas por los adultos, es menester sean conocidas por los jóvenes y eviten caer en el error y horror de poder votar a políticos de semejante catadura.

Tomen nota, recuerden y opinen: “Somos la octava potencia mundial, la envidia de Europa y pronto superamos a Francia como ya hemos hecho con Italia”. “La tierra no pertenece a nadie, salvo al viento”. “Lo de que hay crisis es opinable”. “La próxima legislatura lograremos el pleno empleo en España”. “El cambio climático causa más muertes que el terrorismo internacional”. “La cuestión no es que puede hacer Obama por nosotros, sino que podemos hacer nosotros por Obama”. “La crisis es una falacia, puro catastrofismo”. “La nación española es un concepto discutido y discutible”. “Hoy estamos mejor que ayer y mañana estaremos mejor”. “La próxima legislatura lograremos el pleno empleo en España .No lo quiero con carácter coyuntural, lo quiero definitivo”. “Miente como un bellaco quien diga que hemos hecho recortes”. “En esta crisis, como ustedes quieren que diga, hay gente que no va a pasar ninguna dificultad”. Etc. etc. Es harto difícil que puede repetirse otro caso como el de ZP a la hora de regalarnos semejante colección de imbecilidades

Aunque resulte increíble, tal político, al que los ciudadanos seguimos pagando un sustancioso sueldo, todavía sigue apareciendo ocasionalmente en los medios de comunicación para vergüenza de los españoles, se permite hacer declaraciones, es enviado a Venezuela, nadie sabe por quien ni a cuenta de quien, para tratar con Maduro como resolver los problemas de los venezolanos, y como remate, se ha erigido en el primer defensor de Susana Díaz, a quien ya ve como secretaria general y futura presidenta de España. ¡¡Tiempo al tiempo!!

Atentamente.

José-Tomás Cruz Varela


29 de marzo de 2017

La urgente necesidad de una “segunda vuelta electoral”

El día 4 de abril  del año pasado publiqué la entrada titulada “Nuestro sistema electoral necesita una “segunda vuelta” ya que estábamos “condenados a la repetición de elecciones generales”, como había pronosticado nuestro colaborador José -Tomás Cruz Varela. Los resultados del 20-D y el escaso interés de los políticos responsables por llegar a un acuerdo estable de legislatura lo avalaban. El 26 de junio siguiente hubo nueva vuelta a las urnas, batiendo el récord de tener dos elecciones generales en seis meses.

En el artículo de referencia, germen de esta segunda parte, señalaba que “Unas nuevas elecciones tampoco solucionaban nada con nuestro sistema electoral si los  votantes no cambiaban su voto, y ese cambio otorgaba una nueva mayoría. Si con los datos resultantes no  llegaron a ningún acuerdo efectivo, ¿quién puede garantizar que lo consigan con un siguiente resultado semejante? ¿Y por qué no aplicar al mundo de la política  de la sociedad la política que rige en el mundo del fútbol, cambiando de entrenador en lugar del equipo cuando los resultados no son buenos? Los políticos quieren que cambiemos el voto  sin preguntarnos si lo que de verdad queremos es disfrutar de un sistema electoral que estabilice la democracia y no nos entregue de nuevo y otra vez más a la misma situación que tenemos. Pero no lo harán  porque  acabaría con muchos de sus privilegios.”

También traía el recuerdo de la situación chilena de la época de Allende comentada por Francois Revel y su comparativa con la actual crisis política española de una forma premeditada, cuyas consecuencias siguen en vigor y sin que hasta el momento se hayan dado cuenta los líderes socialistas, y especialmente Pedro Sánchez y su selecto y escuálido  equipo  pensante que "El principal obstáculo para el socialismo no es el capitalismo, sino el comunismo” como apuntaba Revel, concretados en Rajoy  e Iglesias respectivamente.

Tras las elecciones del 20-D se formaron dos bloques bastante equilibrados. PP y C´s sumaban 163 diputados, y PSOE con PODEMOS llegaban a 159, y con IU alcanzarían 161. Con esos datos ningún líder debió atribuirse  el derecho a la Presidencia respaldado por un mandato popular mayoritario. Y con el acuerdo firmado PSOE-C´s (130 diputados), menos aún. Aquella situación terminó en una convocatoria de nuevas elecciones.

Pasados seis meses desde aquellas elecciones se celebraron otras con no muy distintos resultados (PP (137 ), PSOE (85), PODEMOS UNIDOS (71)  y C´s (32)) y el horizonte se presentó con los mismos problemas que había, pero agravados, ya que los partidos políticos y sus líderes que pudieran propiciar una coalición estable para una legislatura y no para una investidura, se mostraron  contrarios a ella, lo que significa otra nueva estabilidad inestable que se rompa al año justo, cuando la legalidad lo permita,  cuando Rajoy sienta la presión de la no aprobación de Presupuestos, de las comisiones de investigación  y de las mociones de censura. Ya veremos si hay convocatoria para diciembre con la llegada de los Santos Inocentes, o antes de que lleguen los calores veraniegos.

Lo sorprendente del caso es que los políticos no han hecho una sola referencia a un cambio del presente sistema electoral por otro dotado de una segunda vuelta que elimine las incertidumbres y dote de estabilidad a esta democracia menguante. 

Con la experiencia de las convocatorias pasadas y, sobre todo, de las últimas que tan amargo sabor nos han dejado, los ciudadanos conocemos una serie de deficiencias  que podemos concretar:

- La situación de provisionalidad desprende sensación de ingobernabilidad.
- El Gobierno de la lista más votada,  si no es por mayoría absoluta,  no ofrece ninguna solución, porque una lista ganadora minoritaria no garantiza la estabilidad necesaria.
- El intento de formar Gobierno sin una mayoría propia o coaligada determinante  es una insensatez  y una fantasmada cuyos frutos recogieron en su tiempo tanto Sánchez como Rivera.
-  Los ciudadanos son los dueños de los votos, y no los despachos de los partidos.
-  Los políticos son el producto de las urnas, con sus aciertos y con sus errores.
- La convocatoria de nuevas elecciones resulta mejor que un Gobierno débil que no pueda legislar ni efectuar las reformas urgentes para la vida de los españoles.
- Los ciudadanos prefieren decidir por ellos mismos  y en las urnas a que lo hagan por ellos  quienes dicen que los representan.
- Los nacionalistas son un obstáculo para un proyecto nacional desde el momento en el que se han declarado independentistas, y ajenos a un planteamiento general y común a todos.
- Los personalismos de los líderes han trascendido a los partidos y amparan a  los corruptos que les ayudan a mantenerse en el tiempo.
- Las bases de los partidos carecen de capacidad, por falta de democracia interna, para sustituir a sus líderes cuando resultan nefastos al bien general del partido  y de la nación.
- Los partidos no pueden renunciar a sus ideales y estatutos sin perder sus señas de identidad.
- La existencia de incompatibilidades  personales y programáticas entre partidos y líderes  para  llegar a acuerdos es una obviedad.

Sin embargo, muchos de estos problemas tienen solución, y es posible evitar la situación de bloqueo al que están siendo sometidas las instituciones:

- Los ciudadanos pueden resolver la paralización ocasionada por los resultados electorales mediante  en una segunda vuelta que permita unir votos y otorgar mayorías estables, tanto en el ámbito local, regional o nacional.
- La votación en una primera vuelta puede realizarse con el corazón o con la bilis, pero en la segunda termina imponiéndose la razón, concentrándose  las tendencias de los ciudadanos y estableciéndose pactos entre partidos próximos para cederse apoyos.
- Si bien es cierto que el bipartidismo clásico  (PSOE-PP) ha desaparecido, también lo es que han perdurado dos bloques: derecha (PP y ¿C´s?) e izquierda (PSOE – PODEMOS y sus confluencias).
- Con dos tendencias y cuatro partidos en liza sin una mayoría clara  de alguno que posibilite el Gobierno, es conveniente que los dos mayoritarios (o tres, en caso de gran proximidad) se enfrenten en una segunda vuelta y sean los votantes quienes decidan el Gobierno y no las “nomenklaturas” de los partidos.
- El actual sistema electoral español,  con sus listas cerradas y su composición partidista,  determina la votación a las personas en ellas cobijadas, desconocidas e irresponsables ante sus electores, siendo manifiestamente mejorable.
- El sistema japonés, tan alejado geográficamente de España, puede servirnos  de ejemplo y solución a nuestro problema. En el país nipón los electores disponen de dos votos: uno para elegir al diputado de su distrito (uninominal), siendo el más votado quien sale elegido. El segundo voto se otorga  a una lista cerrada de la demarcación y los escaños se reparten según la ley d'Hondt, como aquí se hace.
- Aunque no hay ningún sistema perfecto, ese modelo combina el mandato a la persona (uninominal mayoritario), sin perder representación los partidos al recoger los votos de la segunda lista.
-  De esta forma se favorece una mayoría estable y la presencia de una oposición responsable.

Los ciudadanos sabemos esto y los partidos también. Sin embargo,  no están dispuestos al cambio porque salen perjudicados sus intereses. Prefieren el mangoneo en la formación de las listas que les reporten obediencia, sumisión y unas falsas negociaciones a  un parlamento de personalidades libres,  con mayorías que permitan gobiernos estables.


23 de marzo de 2017

¿Es posible conseguir la felicidad desde la desigualdad?

Seguro que la pregunta no nos ha dejado indiferentes. Y aunque es posible que alguien la considere una broma o una simple butade con mayor provocación que contenido y detenga su lectura, habrá otros  que, movidos por la curiosidad y el espíritu crítico, continúen leyendo y analizando los argumentos empleados en una previsible contestación positiva.

Hemos oído demasiadas veces tanto en radio como en TV que la desigualdad en España es de las mayores  de Europa y que  creció desmesuradamente desde el comienzo de la crisis.  Y hemos oído decir, un día sí  y otro también,  a políticos y comunicadores que esa  perversa desigualdad había sembrado sobre el suelo patrio demasiada pobreza y miseria, y un gran malestar social.

En esa situación pesimista de postración estábamos cuando un joven economista asegura que se puede llegar a la felicidad desde la desigualdad. ¡Ver para creer y leer para entender! Y no es para menos si partimos de las noticias  y estudios publicados sobre la falta de equidad y sus nefastas consecuencias.

Hace unos días tuve la ocasión de leer el artículo “La desigualdad no genera infelicidad. Si hay gente en una situación más favorable que la nuestra, podemos esperanzarnos con la expectativa de alcanzar, con esfuerzo continuado, unas condiciones de vida análogas a las suyas” que Juan Ramón Rallo había publicado en El Confidencial.com.  Me llamó la atención el modo valiente con el que refuta  ciertos postulados que la izquierda vende como ciertos, y que intentaré resumir aquí, aunque lo interesante es el artículo citado.

Juan Ramón  Rallo establece que:
a)  La desigualdad “per se” no perjudica el crecimiento económico de un país,  sino sólo aquella “que exterioriza situaciones de pobreza que merman la capacidad de desarrollo individual”.
b) Hay personas de distintos estamentos que culpan a la desigualdad de volver infelices a las sociedades por restar bienestar a las personas de renta baja.
c)  La desigualdad no implica necesariamente esa pobreza que conduce  a la infelicidad.

Y explica también que:
“La desigualdad también puede conllevar un efecto positivo sobre el bienestar: si contemplamos la existencia de personas en una situación más favorable que la nuestra, podemos esperanzarnos con la expectativa de alcanzar, a través de nuestro esfuerzo continuado, unas condiciones de vida análogas a las suyas. Por ejemplo, si los universitarios logran sistemáticamente unos ingresos muy superiores a los de los no universitarios, las familias pobres pueden ilusionarse con la expectativa de que sus hijos accedan a la educación superior y de que, merced a ella, cosechen cuantiosos éxitos profesionales. A esta repercusión positiva de la desigualdad sobre el bienestar podemos denominarla “factor esperanza”.”

Mayor desigualdad no conlleva ni mayor ni menor bienestar a las personas. Aunque sabemos que una sociedad con alta renta per cápita tiene mayor acceso a la  felicidad y  ofrece mayor igualdad, también es sabido que el bienestar  y la desigualdad pueden depender  de otros factores ajenos a la riqueza como la edad, la salud, el estado civil, el nivel educativo, las creencias religiosas, la filosofía de vida de cada cual que nos recuerda aquella sentencia de que “no es más feliz quien más tiene sino quien menos necesita”, etc…

El ejemplo de Rallo sobre el grado de felicidad del joven soltero finlandés de alto nivel comparado con el  hombre casado haitiano de baja renta nos indica la metodología seguida para realizar su análisis, que guarda relación con el estudio de varios sociólogos preocupados por las consecuencias de la desigualdad, y cuyos resultados se resumen así:

“En el conjunto del planeta, la desigualdad no es que tenga efectos negativos sobre el bienestar, sino que al contrario posee efectos positivos: a mayor desigualdad, mayor felicidad. El resultado puede ser completamente contraintuitivo, pero tiene una explicación muy sencilla tan pronto como desagregamos la muestra entre países desarrollados y países en vías de desarrollo: en los países desarrollados, la desigualdad social exhibe una influencia irrelevante sobre la felicidad (aunque la felicidad sí depende de otras variables que, como el empleo, la educación o la salud, se asocian erróneamente con la desigualdad dentro del imaginario colectivo); en cambio, en los países en vías de desarrollo, la desigualdad suele acarrear efectos positivos sobre la felicidad debido a la potente influencia del “factor esperanza”, a saber, la expectativa de que los ciudadanos más pobres irán prosperando conforme el país continúe creciendo.”

También se constata que el "factor esperanza" estimula la felicidad si la sociedad no percibe que la desigualdad tiene un origen injusto, como en aquellas situaciones en las que el rico vive a costa del pobre y donde la sociedad no permite el salto social de un estrato a otro por la existencia de reglas favorecedoras de los desequilibrios.

 En este último caso el “factor esperanza” se transforma en “factor desilusión” generador de frustración y lucha de clases, al que hay que anticiparse con la denuncia y la prohibición de las situaciones de privilegio de unos sobre otros alcanzadas con la utilización de medios ilegítimos como el enchufismo y la corrupción. Además esas formas injustas de desigualdad influyen negativamente en el crecimiento económico de los países y éste lo hace en el bienestar de todas las personas. 

El mensaje que machaconamente se lanza de que toda desigualdad es injusta genera infelicidad y tensiones sociales: 

“Dar pábulo al discurso marxista de que toda riqueza se construye sobre la base de la explotación no sólo es dar pábulo a una superchería pseudocientífica, sino una superchería que extiende sin razón la infelicidad y que repercute negativamente —vía ruptura de la armonía social— sobre el crecimiento económico (lo que a su vez perjudica, de nuevo, al bienestar de las personas).”

Se generaliza un mensaje negativo y se oculta uno positivo, que es al final el que salva a las sociedades,  e incluso se le critica injustamente por crear riqueza y luchar contra el parasitismo:

“Las desigualdades que procedan de un aumento de la riqueza vinculada al esfuerzo, dedicación, diligencia, asunción de riesgos, ahorro o capacidad innovadora contribuyen a impulsar el progreso del conjunto de la sociedad y, por tanto, deberían reforzar nuestro factor esperanza, no nuestro factor desilusión. Las personas que han triunfado pacíficamente y sin privilegios estatales deberían ser reputadas potenciales modelos a emular, no chivos expiatorios a los que culpar de todos los males sociales y hacia los que canalizar nuestros dos minutos de odio diarios.”

Juan Ramón Rallo concluye diciendo que “las políticas públicas no deberían orientarse a imponer una igualdad forzosa de la renta, sino a eliminar todos aquellos obstáculos que frenan el crecimiento económico y que constriñen las oportunidades de promoción social de los más desfavorecidos.”

Visto así el problema desde el punto de vista del articulista,  ¿Qué podríamos contestar a la pregunta  de si es posible conseguir la felicidad desde la desigualdad? Independientemente de las  posibles respuestas, lo positivo está en el momento habido para la reflexión.


18 de marzo de 2017

URDANGARIN SE ESCRIBE CON "H" y "T"

Don Iñaki Urdangarín ha sido juzgado y la Justicia ha sentenciado. Cada uno recoge lo que siembra, y en este caso la sementera no ha sido de balones. Lo que a él y a su familia afecta es consecuencia de sus actos, pero las repercusiones sobre la Institución monárquica han sido demoledoras y sus contrarios han hecho el agosto en invierno.  Cuando la  ejemplaridad y la honradez desaparecen,   se hace difícil su rescate…Nuestro colaborador José-Tomás Cruz Varela nos ofrece su visión de fondo no exenta de humor en la  composición nominal.
 ===================

URDANGARIN SE ESCRIBE CON  "H" y "T"
(De mi puño y tekla)
Conocida y demostrada la tendencia de Hurtangarín hacia la apropiación indebida y el dinero fácil, probablemente adquirida gracias a la colaboración y/o adiestramiento por parte de su socio, Diego Torres, su mano derecha en la sociedad NOOS y aprovechándose de su situación privilegiada de yernísimo de su Majestad, tras haber contraído matrimonio con la Infanta Cristina, se propuso el hacer de todo menos trabajar, de ahí el haber rechazado ciertas ofertas con abultados sueldos, secretarias, etc. a cambio de un tinglado de influencias y “colaborativo” como se dice ahora, sin ánimo de lucro, pero que a su vez les permitiese obtener pingües beneficios, quizá no excesivamente ortodoxos e identificados actualmente con el calificativo de “puntuales pelotazos”, bajo la fórmula de colaboraciones, intermediaciones, recomendaciones, etc.

Tras haberse excedido en sus múltiplos desvaríos económicos, producto de su ambición, como ocurre casi siempre, acabó descubriéndose el pastel con la ayuda de las redes sociales e informaciones y siendo narrado con todo detalle por parte de los medios de comunicación, terminando como no podía ser de otra forma con el consabido escándalo de corrupción y golpeando en el corazón de la Monarquía con todas sus consecuencias. En estos momentos el ya ex duque de Palma ha sido condenado a seis años y tres meses de prisión pero pendiente del definitivo recurso presentado ante el Tribunal Supremo, nada que con su noble esposa que habiendo sido juzgada igualmente, en base los argumentos esgrimidos por sus abogados y admitiéndose su condición de “florero distinguido”, ha sido absuelta y por ende gozando de total libertad.

Transcurridos once años desde que se inició el proceso, el pueblo llano, es decir, la ciudadanía, está convencido o por lo menos alberga grandes dudas en torno a que el ex duque de Palma resulte enchironado, opinando que al final y apelando a quien sea necesario, terminará igualmente absuelto como su esposa, desconocedora de todo ese complejo mundo de las finanzas, a pesar de llevar trabajando décadas en una entidad bancaria. Otros, más comedidos, opinan que quizá se solvente el tema con una permanencia testimonial de escasos meses y quede zanjado tan vidrioso asunto. Aunque eso sí, la Monarquía española jamás olvidará que el mayor golpe bajo recibido hasta la fecha, vino promovido y originado por el impresentable "Hurtangarin", habiendo sido una de las causas por las cuales Don Juan Carlos I adelantó su abdicación. Por su parte, el actual Monarca, Felipe VI, se ha limitado a declarar "su absoluto respeto a la acción dela Justicia".

Retornando a nuestros días, la única realidad es que Hurtanga sigue viviendo en Ginebra con toda su familia a cuerpo de Rey, de  ahí la incredulidad ciudadana, y escoltado por las fuerzas de seguridad del Estado , que religiosamente pagamos todos los españoles, y no precisamente por temor a que se escape. Curioso caso el de tener que proteger a un condenado que posteriormente deberá ser encerrado por presunto chorizo (con perdón del noble embutido) durante años en una cárcel española, pero en este caso para su vigilancia.

Convendría aclarar, respetando todos los criterios, que a la hora de juzgar conductas tan peculiares como la de este individuo, es muy difícil que coincida la opinión de los miembros de la administración de Justicia, con la vertida por ciudadanos y medios de comunicación, admitiendo que en algunos casos dichas diferencias sean menores por razones obvias, evidenciándose el intervencionismo de los gobiernos en los órganos de Justicia, posiblemente uno de los males endémicos de la democracia española....¡¡Tiempo al tiempo!!
Atentamente.

José-Tomás Cruz Varela

15 de marzo de 2017

VIAJE AL PAÍS DE NUNCA JAMÁS: ISLANDIA (III de III)

Sexto día, jueves 23 de febrero

Por la mañana nos encontramos con este cuadro. Había que seguir camino hacia Reikiavik. Desconocíamos la hora a la que podíamos llegar, pero había que hacerlo. Ya teníamos concertado hotel en Reikiavik, para las noches del jueves y el viernes. Como diría Saray en sus videos, “Bueno pues ya, pues poco a poco”. Así lo hicimos, con la suerte de que la carretera estaba, solamente mal a tramos. 

Paramos a comer en uno de los múltiples restaurantes de carretera y nos encontramos con otro camarero que hablaba español. Este era chileno que, ya llevaba allí 10 años. Antes había estado otros 10 en Israel. A las cinco de la tarde estábamos en Reikiavik. Después de solventar el hotel y coger la habitación nos dimos un paseo por el paseo marítimo con intención de visitar el Edificio Harpa, destinado a congresos, conciertos, exposiciones y galería comercial.


El edificio se terminó el año 2011 y, está mirando a la bahía.

Es la sede de la Orquesta Sinfónica y de la Opera Islandesa. Cada una de las cuatro salas principales representas uno de los cuatro elementos. La gran sala de conciertos, Eldborg, de 1.800 butacas, está inspirada en la actividad volcánica de la isla y representa el fuego. La de recitales, Norðurljós, se inspira en las auroras boreales y representa el aire. La de conferencias, Silfurberg, se inspira en los cristales de calcita, de la tierra. La cuarta sala, Kaldalón, es la más pequeña, representa el agua y se inspira en las frías lagunas. Para las reuniones dispone de dos salas con 63 asientos y de ocho pequeñas salas de reuniones. Además dispone de bares, restaurante, zona de exposición y tiendas. Por la noche, camino del hotel, encontramos una agencia especializada en localizar auroras boreales y allá que nos fuimos. La excursión empezó a las 9 de la noche y estuvimos hasta las doce y media. El viaje de unos 30 Km, suficientes para encontrar un sitio libre de contaminación lumínica. Aparcaron los autobuses al lado de una iglesia aislada. La temperatura no era mala, pero la sensación de frío con el viento reinante, hacía que fuese una noche desapacible.

Captamos la aurora boreal, pero no la vimos, solamente se captaba con cámara fotográfica, aplicando un tiempo de exposición de 2 segundos.



Al llegar al hotel, nos encontramos un comunicado gubernamental diciendo que al día siguiente, de las doce de la mañana a las cinco de la tarde, estaban cortadas todas las comunicaciones de la isla. No nos vino mal porque necesitábamos y día para, descansar, hacer algunas compras y, ver algunas cosas pendientes.



Viernes, 24 de febrero. 

 La circulación por la ciudad era fluida y no tuvimos ningún problema. En situaciones así, por regla general todos nos adaptamos, pero las mujeres disfrutan un poco más que nosotros, en una gran superficie, como fue el caso. No tuvimos nada más destacable.

Sábado, 25 de febrero.

 A las siete de la mañana ya estábamos desayunando, porque el vuelo salía a las once de la mañana y Keflavik estaba a 50 kilómetros. Oficialmente las carreteras estaban abiertas. Al liquidar en el hotel, nos sorprendimos en recepción, ya que nos atendió en perfecto español un empleado también paisano, era de Santander, nos dijo. Se encuentra perfectamente integrado después de diez años y no aspira a volver a España

La carretera de regreso a Keflavik, inicialmente estaba bien, pero a falta de quince kilómetros, tuvimos que soportar la última, para nosotros, tormenta de viento muy fuerte y, nieve racheada procedente de las cunetas e inmediaciones de estas. A veces de visibilidad era absolutamente nula y no quedaba más alternativa que parar, con el riesgo de las colisiones traseras y delanteras. El coche te daba seguridad y protección pero, el resto de factores actuaban de tal forma que el temor a salirte de la carretera, era constante. Solo eran quince kilómetros y después de lo pasado, era tan solo una más.
Gracias a la madrugada, llegamos en hora al aeropuerto. Entregamos el coche sin un rasguño y, después de las comprobaciones pertinentes solo nos quedaba el trámite de facturación y volar hacia Madrid. Por cierto, el joven que recepcionó nuestro coche, lo hizo en español. Se había pasado dos años en Valencia y España le gustaba mucho pero, sus dificultades, según él fueron el idioma, el idioma y, el idioma. El castellano es muy difícil, nos dijo.

 Durante el vuelo, tiempo para meditar, te dan ganas de empezar a volcar, al ordenador tus vivencias, como si tuvieras miedo de olvidarlas y perderlas. El número de turistas sextuplica a los habitantes. Con una población de 300.000 habitantes recibe 1.800.000 turistas. Imaginemos en España con 46.000.000 de habitantes recibir 276.000.000. 

Este viaje, me decía para mis adentros, no puede quedar en el olvido.

Epílogo.

 Fui a verte, sin quererte, Islandia. No conociéndote, sufrí. Los vaivenes de tus vientos nunca los comprendí. Cual dragón adormecido, sueltas tus fumarolas y, de vez en cuando el resoplido del géiser evoca el eructo postrero de las fuerzas del averno. Buscas la calma en el glaciar y, la encuentras. Pero esa calma del hielo es una fuerza dormida que tan solo evacúa, bien sea agua en abruptas cataratas o témpanos cuando rompe, al finalizar el recto, amparado por la majestuosidad de sus montañas. 

Toda esa fuerza que hoy tan solo rezonga, la percibes si la observas. Y la estimas y llegas incluso a apreciarla y a quererla y, te da fuerza para soportarla y ánimo para vencerla. Cuando la dejas atrás, sabes que has sobrevivido, pero que no has vencido. Lo valoras de otra forma, lejos de la indiferencia pretérita, rememoras tu experiencia y sientes un sano orgullo de haberla conocido y sufrido. De tal forma lo sientes que ya no te atreverías a decir aquello de “… a ese país, nunca jamás”. 

Esa fuerza indomable de la tierra se transmite sin duda al hombre y, le ayuda a ir domándola muy lentamente. Pero solo ellos, con el paso de los siglos, serán capaces de conseguirlo.

 Zamora, 1 de marzo de 2017.

Manuel Roncero.

10 de marzo de 2017

VIAJE AL PAÍS DE NUNCA JAMÁS: ISLANDIA (II de III)

(Continúa del relato anterior)

Tercer día, lunes 20 de febrero
A muy pocos kilómetros del hotel y con el depósito de gasolina lleno, encaminamos el Jeep 4x4, de nuevo hacia las montañas pegadas al mar, para ver de cerca, e incluso meternos debajo y por detrás de las cataratas de Skogafoss. Más cerca de la caída del agua, imposible.



Por la otra cara de la montaña, el mismo glaciar, evacúa agua por estas otras cataratas.


Suerte de día al permitirnos ver a nuestros pies los cimientos del arco iris. Por detrás de esa catarata, con muchos arrestos pasamos todos, incluida Placy que se negaba en redondo.



Comimos por la zona y por la tarde después de intentar una sesión de fotos nos encaminamos a Vik, un pueblecito del 281 habitantes y un montón de hoteles.



 El año 1991, la revista norteamericana Island Megacine, consideró esta playa como una de las más hermosas de la tierra. Los acantilados de roca basáltica, forman cubos hexagonales, dando cobijo a numerosas familias de aves, entre ellas la de más porte, la configuran los frailecillos.

Una vez hecho cheking en el hotel, nos acercamos a esta playa, con la intención de hacer fotos. El viento huracanado no impidió la realización de las fotos, pero sí que éstas, adquiriesen valor fotográfico.

Ver a la novia vestida, animó a Saray a hacer lo mismo y como ya tiene fotos vestida de novia en Roma, Granada, New York, por qué no en Islandia, de tal forma que en sus viajes, va tan ataviada como la Piquer.
Una pena el viento… Anocheciendo nos fuimos al hotel para cenar y descansar que al día siguiente tendríamos también faena de viaje.

Cuarto día, martes 21 de febrero

Sólo teníamos que acercarnos a Hofn, 272 km por carretera de nieve y así amanecía nuestro coche. Pero, solo se hace camino andar, decía Machado.

 Ver el coche así y pensar en los 272 km hasta Hofn, dan ganas de alargar el desayuno hasta el infinito

Veremos de camino, otra de las evacuaciones del glaciar, pero esta vez no en forma de agua, sino en grandes témpanos de hielo o pequeños iceberg que llegan hasta el mar, perdiendo vida por el camino. Aun así los pequeños cubitos que después el mar expulsa a la costa, de arena negra, pueden alcanzar el medio metro cúbico.

Los traslados, eran relativamente fáciles con nuestro super Jeep 4x4. Bueno pues después de disfrutar del glaciar y su ruptura camino del mar, nos quedaban kilómetros suficientes, como para encaminarnos a Hofn. El camino, como en días anteriores, tenía de todo. 


Haces 20 km bien, sin nieve pero, de pronto una nube oscura, panza burro como dice Placy, te estropea el viaje y, no sabes lo que eso puede durar. Pero bueno llevamos cuatro días en la misma situación y, nos hemos hecho a ella.


Quinto día, miércoles 22 de febrero

Lo bueno que tienen estos pequeños pueblos es que los hoteles los localizas inmediatamente, por contra, fuera de ellos solo queda el paisaje y, bastante paisaje vemos durante el día. Con la wifi, se atiende la mensajería de todo el día, la cena y a ver noticias o algún canal de la televisión de España.
Por la mañana, en el desayuno, se presentó una camarera diciéndonos que le habían dicho que hablábamos español. Efectivamente, somos españoles, le dijimos y tú, por lo que parece le dijimos.
Sí soy Aída, nací en Melilla y estudié en Málaga, qué alegría oír hablar español.
Le preguntamos que como había llegado allí y nos dijo que había ido con el equipo de Voleibol y le habían ofrecido quedarse de entrenadora en la escuela. Como son pocas horas de clase, complementa el salario, de camarera en el hotel.

Aída, debía ser entrenadora, porque no le vi yo la estatura que suelen tener las jugadoras
Bueno, pues una satisfacción charlar con una paisana. Cargamos maletas y dimos una vuelta por el pueblo. Además del turismo, este pueblo tiene un puerto pesquero interesante. Hofn tiene 1600 habitantes, pero debe tener una población flotante importante, porque tiene mucha edificación aparte de los hoteles que deben alquilarse como apartamentos. Casi todos los pueblos de esta ruta tienen una gran superficie comercial, para atender mucha más gente que, la que está empadronada allí.

Nos encaminamos por la N-1, hacia Djúpivoyur, pueblo costero también que base su importancia en la situación estratégica que tiene, ya que es el comienzo de los fiordos islandeses. Llevábamos caminados unos sesenta kilómetros y nos encontramos con las secuelas de un temporal que había dejado la carretera impracticable. Empezaron a entrarnos las dudas, el coche respondía pero cada kilometro que avanzábamos, la situación empeoraba. Placy empezó a ponerse nerviosa porque aquello parecía no tener fin.

Paré el coche, donde pude y analizamos la situación. Según la información de carreteras, más adelante estaba la carretera despejada, pero nadie te aseguraba que en diez minutos no variase el tiempo. Por otra parte, al día siguiente teníamos que hacer 550 km de vuelta a Reikiavik y, en qué condiciones.

Tomamos la decisión de perder la excursión a los fiordos y retornar camino de Reikiavik. Bendita decisión, porque la carretera que habíamos recorrido en sentido Este, a la vuelta, se tornó impracticable del todo. La velocidad del coche, difícilmente superaba los cuarenta por hora y, con el riesgo cierto, de las nubes de nieve que levantaba el viento cruzando la carretera.

El hotel estaba reservado en Djúpivoyur y, habíamos decidido abandonar la aventura, buscando la seguridad de acercarnos a Reikiavik. Tras varias gestiones telefónicas conseguimos, cerca Vik, el mejor hotel de cuantos habíamos estado y también el más barato.

 Se trataba de un enorme hotel con sus servicios centrales comunes y varias naves de habitaciones alrededor. Como dato curioso, el hotel tenía una piscina de agua caliente al aire libre y mientras cenábamos, varias señoras, norteñas digo yo que serían, porque alguien de por aquí no se mete, pero ellas sí.
 


Las habitaciones que nos asignaron, tenían más de 30 metros cuadrados y todos los detalles de ser, las más caras de todo el complejo





(Continuará)

6 de marzo de 2017

VIAJE AL PAIS DE NUNCA JAMAS: ISLANDIA (I de III)

 Con motivo del “Día del Libro”, en abril de 2010 escribí dos artículos: Berlín, "La Biblioteca sin libros..." (I) y su segunda parte,  “Berlín, "La Biblioteca sin libros..." ( y II). Se trataba de un paseo por la ciudad de Berlín que poco tiempo antes había realizado. De él aprendí algo que quise dejar plasmado en el blog, y que aún me emociona cuando lo veo. Tres años después añadí al blog el el viaje de un americano buscando el origen de su apellido,  “De Nueva Inglaterra (USA) a Sinovas (Burgos-España) tras el apellido ROJO”. Nunca más había vuelto a publicar nada referente a este tema, quizás por  carecer de un relato que transmitiera de forma atractiva una vivencia personal. Hoy, sin esperarlo, me ha llegado lo que buscaba y no encontraba: la experiencia vivida recientemente por un amigo zamorano y su familia durante un viaje por una isla muy especial,  contada con ese espíritu aventurero que llega al corazón y a la mente del lector….

VIAJE AL PAÍS DE NUNCA JAMÁS: ISLANDIA

Antecedentes.

Mis datos culturales sobre Islandia eran muy parcos. Conocía su situación geográfica: muy al norte, cubierta de hielos, donde podían verse glaciares, géiseres, muchas montañas derivadas de su actividad volcánica, y poco más, salvo que era un país muy joven, independizado de Noruega y que buena parte del buen bacalao que he comido durante toda mi vida procedía de allí.


No tenía mayor interés para mí hasta que en la Copa de Europa de Selecciones de Fútbol, Islandia tuvo un papel más que digno, llegando creo, a octavos de final. Pero no había motivo, ni ese lo era tampoco, para despertar mi curiosidad sobre ese país.

Por otra parte, tanto mi mujer como yo, siempre hemos elegido países de climas cálidos o países con historia que intentamos descubrir a través de sus calles y monumentos.
(Derecha: localización de Islandia)

El verdadero motivo que despertó mi interés por conocer más cosas de Islandia se produjo con una llamada telefónica de mi hija Saray, en la que me dijo: “Papá estamos preparando Manuel y yo un viaje a Islandia, para hacer fotos y, he llamado a mamá y dice que a ella le haría ilusión ir, para ver las auroras boreales, pero me dice que te lo diga a ti y, que si tú quieres ir, ella también”. Me sorprendió, consulté con Placy, la vi animada y dije, bueno…

Saray y Manuel, bueno especialmente Manuel, se encargó de todo. Concertó, vuelos, hoteles, rutas y todo lo fundamental. Me daba participación para conocer mi interés en la confección de las rutas, pero no entré. Esta era mi motivación, acompañar y disfrutar hasta donde pudiese, sin más, era un país al que pensaba que, jamás iba a ir.

Viaje
En los días previos, hicimos acopio de ropa adecuada para el viaje, teniendo en cuenta, frío, agua y nieve. Iniciamos el viaje el sábado 18 de febrero, en coche hasta Madrid, allí vuelo de cuatro horas y media hasta Keflavik, a 50 km de Reikiavik que es la capital. Llevábamos concertados hoteles pero no coche, por lo que alquilamos uno en el aeropuerto. Fue donde empecé a darme cuenta que a otras muchas personas les interesaba Islandia más que a mí, porque había una tremenda oferta compañías de coches de alquiler y todas los tenían ocupados. Nuestra intención primera era alquilar un coche pequeño, pero no había y, al final contratamos un Jeep 4x4.
 Instalados en nuestro Jeep, las primeras sensaciones fueron que habíamos acertado plenamente. No se trataba de un viaje clásico donde una vez que dejas el avión, vas al hotel, dejas las maletas y te mueves desde el hotel, incluidas las excursiones. No, el hotel, es una pieza de la excursión, cada noche cambia, solo permanece el coche, de ahí su importancia. Al salir a carretera, miedo al hielo, todas las carreteras tienen hielo o nieve y, cuando no la tienen el viento racheado la incorpora de las cunetas.

De camino a Reikiavik y, con las primeras sensaciones de conducción segura, ya que todos los coches llevan neumáticos de invierno, con clavos o no, pero de invierno, mi misión al volante era tranquilizar a los pasajeros que desprovistos de la experiencia de seguridad que yo adquirí en los primeros minutos, conduciendo, ellos no tenían y, se veían en la cuneta, porque la carretera parecía impracticable.

En ruta, planteó Manuel, podemos ver Blue Lagoon. Se trata de una laguna azul, rodeada de nieve y piedra volcánica, donde la simple visualización, te aporta tranquilidad y te sorprende ver entre la nieve, esta maravilla que aprovechan muchos bañistas para disfrutar de su temperatura y, tal cual piscina veraniega, tomarse su aperitivo.
 La respuesta a tu pregunta, es obvia. No llevábamos bañador y acabamos de aterrizar. No estábamos preparados aún para hacer este tipo de inmersiones en la cultura autóctona. Disfrutamos eso sí, de ver y, no digo yo que si esta experiencia la hubiésemos tenido al final del viaje, no la hubiésemos materializado.

De allí, a lomos de nuestro Jeep 4x4, continuamos viaje a Reikiavik. Según nos contó Manuel, en el momento de contratar hoteles, para esa fecha no había ninguna plaza disponible, o estaba muy en el extrarradio, por lo que fuimos a un apartamento en el centro. La oferta de hoteles, he visto en internet, es amplísima, una de las páginas dice que hay 561 hoteles. De cualquier forma el apartamento escogido cumplía nuestras expectativas, en limpieza, dimensiones y actualización de servicios y, además estaba en el purito centro.
Mientras dormíamos la siesta, Manuel se encargó de zambullirse por el centro de Reikiavik. De vuelta a casa, ya teníamos programa para visitar las calles comerciales, visitar la iglesia catedral y sitios donde cenar.




Por la noche, durante la cena, recibimos la visita de Jaime, el hijo de Rosa Valdeón que, estaba por allí con un grupo de amigos, recorriendo la isla.

Jaime nos dijo que ellos habían dado toda la vuelta a la isla y que la parte norte es la más dura en estas fechas. Sin lugar a dudas Manuel había acertado al seleccionar rutas solamente por el sur que era duro, pero no tanto.

Como en toda Europa, a las 10 de noche y nevando, calles vacías… Los pub a reventar de turistas tomando la penúltima copa, aunque no creo que fuesen muchas porque el precio no lo permite. Noche plácida en el apartamento y gracias a internet yo estuve viendo canales de la televisión española y me dormí con el programa de El Partidazo de la cadena Cope. Suficientes experiencias para el primer día.

Segundo día

Para este segundo día teníamos un programa muy completo, por lo que la directriz era levantarse a las siete de la mañana y salir en el entorno de las ocho. Lo cumplimos, yo a las 7 estaba escuchando a Carlos Herrera en Cope que, decía que ya eran las 8 y nos estaba llamando camastrones. La diferencia horaria es porque Islandia tiene una hora menos que nosotros. Nos instalamos en nuestro Jeep, después de desayunar y a las ocho y media estábamos en marcha. Era de noche y nos guiábamos por el Google Maps, hacia el Parque Nacional de Thingvellir (Patrimonio de la Humanidad UNESCO) a unos 44 km de Reikiavik.  El Thingvellir fue declarado parque nacional en 1928 debido a su importancia histórica, así como por sus especiales características tectónicas y volcánicas. La deriva continental puede ser observada claramente en este lugar, visible en las fallas que atraviesan la región. La más grande de todas ellas, Almannagjá, forma un cañón de considerables proporciones. Esta es la causa de los habituales terremotos que se perciben en esta zona. Thingvellir fue designado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 2004. Realmente yo insistí en ir a conocer este parque, porque le prometí a mi amigo Guillermo, de Pobladura de Valderaduey que, iría a verlo y pondría un pié sobre la placa tectónica europea y el otro sobre la placa americana. Me costó, pero lo conseguí. Se trata de un gran cañón y en su parte más visitada se hace imposible, hasta para un cíclope gigante abarcar las dos placas, pero lo conseguí haciendo unos cuantos kilómetros más donde la distancia entre las fallas se transforma en un regato de medio metro de anchura. En la explanada de aparcamiento, había seis autobuses, siete todo-terrenos monstruosos y una cantidad ingente de coches.

 Promesa cumplida, Guillermo.

Visto el parque, nos dirigimos al Gran Geysir, el géiser más conocido de Islandia. Por el camino bordeamos lagos inmensos y postales panorámicas impresionantes. El Geysir puede lanzar chorros de agua a 80 metros de altura y a 100 grados de temperatura, en explosiones continuadas cada ciertos minutos. Alrededor del Gran Geysir hay innumerables fumarolas que simulan desde la distancia hogueras de paja húmeda.



En todos los puntos turísticos existe una buena infraestructura de servicios para los turistas, en grandes áreas de atención. Ahí comimos para continuar viendo la gran catarata de Gulfos.
 Era el segundo día en Islandia y estábamos haciendo una inmersión turística inesperada. En pocos kilómetros, la Ruta Dorada, presenta el Parque Nacional, los Geiseres y esta catarata. De propina a un paso, a media hora en Gran Cráter Volcánico, Kerio.

Yo me estaba comiendo aquello de que a este país, jamás viajaré. Y me lo estaba pasando bien. Las carreteras totalmente practicables, el coche respondiendo como preveíamos. Comparar estas cataratas con Iguazú es muy difícil. Solamente se parecen en que el agua cae por un precipicio, rompiéndose, abajo, al estrellarse con la roca. Aquí las aguas son limpias de deshielo, allí procedentes de los ríos amazónicos, preñadas de limo y vegetación. Ambas preciosas.

 El volcán duerme tranquilo, sin dar signos de vida, pero Europa tiene muy cercana la erupción de un volcán islandés el año 2010, donde la aviación tuvo que aparcar muchas aeronaves, en espera de que amainasen las cenizas. Si el primer día había sido completito, éste segundo en domingo, había superado todas nuestras expectativas. Con calma, en una tarde soleada, iniciamos camino del hotel en Hella. Por el camino nos dio tiempo a ver aún, varias casas recubiertas de tierra y musgo.

Hella, es una pequeña ciudad/pueblo de unos 2000 habitantes, pero con un elevado número de hoteles. Ya veremos el por qué. Nos hospedamos en uno de ellos, cuyo nombre carece ahora de importancia, pero que huele a nuevo como si lo hubiésemos estrenado. Sorprende la construcción, por su sencillez y la eficacia de sus placas de aislamiento térmico.

(Continuará...)