25 de enero de 2020

EL DEBUT DE PEDRO SÁNCHEZ


El artículo que hoy nos presenta José-Tomas Cruz Varela  versa sobre la primera  entrevista que el Presidente Pedro Sánchez  ha concedido a una cadena televisiva con resultado irrelevante y sin despertar interés de la audiencia.

El comentarista analiza algunos de los asuntos presentados por Sánchez  como esenciales en su acción de gobierno sin hacer ninguna  referencia a sus contradicciones y  anteriores enfrentamientos con socios de gobierno e independentistas… Y Cruz Varela no lo menciona porque el Presidente se olvidó de explicárselo a los españoles que ansiosos estaban por conocerlo y saber cómo había logrado dormir bien por las noches sin pesadillas populistas.

 ===========================

EL DEBUT DE PEDRO SÁNCHEZ

(De mi puño y tekla)

El pasado lunes 20 de enero, nuestro actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, cumpliendo su promesa, tuvo la osadía de obsequiarnos con su primera y prometida intervención televisiva, que a muchos ciudadanos nos recordó las peroratas del nefasto y anterior dirigente Rodríguez Zapatero, acompañado de su tradicional y ridículo personaje que a estas alturas se permite la licencia de aparecer en los medios de comunicación, para ser entrevistado y como siempre con penoso resultado. Todo esto sin entrar  en materia sobre sus anteriores y presuntas fechorías.

El cerrado empeño del actual mandatario, continúa manteniendo las acusaciones de alarmismo, dado que siguen apareciendo señales sobre el deterioro de nuestra situación económica. Prueba evidente es que el Fondo Monetario Internacional ((FMI), con tres meses de antelación, avisó que el crecimiento de la economía  española descendería hasta el 1,6% para el presente año y el que viene respectivamente, dos décimas y una menos de  lo previsto en octubre.

   Semejante circunstancia, tristemente, obliga  a que España abandone el crecimiento continuado por primera vez en cinco años. No obstante, tanto Sánchez como Iglesias,  desde sus respectivos cargos continúan manteniendo el  optimismo.

   Como estaba previsto en el Foro de Davos han acusado la desaceleración de la demanda, al igual que las exportaciones españolas, más limitadas que  lo previsto y con las consiguientes consecuencias.

   En otro orden de temas, pero dentro de los abordados, Sánchez aprovechó para anunciar  su cita  con “Torra”, en la primera semana de febrero y anunciar su gira por todas las comunidades autonómicas, manteniéndo el lógico contacto con todos sus presidentes, insistiendo en su  afirmación de que Cataluña está “más calmada”, añadiendo que igualmente se ha acordado con ERE, la creación de una  comisión bilateral que será “absolutamente constitucional”, trabajando paralelamente con el Parlamento, insistiendo en que la solución de la comunidad vendrá del “dialogo”. Sánchez afirmó que la sociedad catalana “tendrá que votar los acuerdos” que se alcancen en la mesa..

    Es preciso devolver a la política cuando el conflicto es político, pero nunca ubicarse detrás del Tribunal Supremo. El Gobierno de España estará en el cumplimiento estricto de la Ley, asumiendo que el independentismo catalán no cabe en la vía unilateral.

   Sánchez afirma en dar un paso al frente y lo va a intentar.

    En cuanto al tan cacareado ”Pin Parental”, propuesto por Vox e iniciado en Murcia, Sánchez afirma ser un invento de la “ultraderecha”.

   Para finalizar, el Presidente insistió  en su deseo de que España necesita disponer de nuevos Presupuestos Generales del Estado, reclamando a la Oposición que renuncie a bloquear el País y menos aún el perjudicar a los ciudadanos.

   Finalmente, el Jefe del Gobierno, decidió apostar por la no anulación de la reforma laboral, solo limitándose a la supresión de algunos de sus aspectos que han demostrado resultar lesivos.

Atentamente. 

José-Tomas Cruz Varela



  

20 de enero de 2020

La Ministra Celaá y el derecho a la libre elección de centro docente (I de III)

 Ocurrió hace pocos meses pero vuelve a estar de actualidad por otros motivos, por eso merece la pena recordarlo y actualizarlo.  Resulta una obviedad afirmar que tanto los partidos de izquierda como los sindicatos llamados de clase son contrarios a subvencionar los colegios concertados. No obstante, justo  es reconocer que fue en tiempos del socialismo de Felipe González cuando se estableció   este sistema de mantenimiento de esta clase de centros educativos, situados entre la enseñanza pública y la netamente privada.

Parecían estar más o menos calmadas las aguas de la enseñanza concertada cuando la Ministra de Educación en funciones y tras el preacuerdo del PSOE con Unidas Podemos, abrió la Caja de Pandora. Con unas manifestaciones extemporáneas en el lugar menos propicio y con un más que dudoso respaldo legal, la Sra. Celaá ha levantado un gran revuelo  que los medios de comunicación han tratado de distinta y desigual forma.


«De ninguna manera puede decirse que el derecho de los padres a escoger una enseñanza religiosa o a elegir centro educativo podrían ser parte de la libertad de enseñanza. Esos hechos, los de elegir centros formarán parte de derechos que puedan tener los padres, madres en las condiciones legales que se determinen pero no son emanación estricta de la libertad reconocida en el artículo 27 de la Constitución Española». 
  «De esto da cuenta la sentencia del Tribunal Constitucional de 1981».

A última hora de ese día, el Ministerio de Educación envió un comunicado centrado en esa sentencia: «el derecho de los padres a decidir la formación religiosa y moral que sus hijos han de recibir, consagrado por el artículo 27.3 de la Constitución, es distinto del derecho a elegir centro docente».


 Después de distintos comentarios, menciona el comunicado posterior del M. de Educación:

 "la posición expresada por la ministra es exactamente la que está establecida por la ya antigua Sentencia del Tribunal Constitucional de 13 de febrero de 1981 en el recurso de inconstitucionalidad contra la Ley Orgánica del Estatuto de Centros Escolares".

"En ningún momento el TC indica que forme parte de la libertad educativa el derecho a elegir centro"… "Es más, en el Fundamento Jurídico 8, el propio Tribunal establece que 'el derecho de los padres a decidir la formación religiosa y moral que sus hijos han de recibir, consagrado por el art. 27.3 de la Constitución, es distinto del derecho a elegir centro docente'."

"sostener que existe un derecho constitucional absoluto a la elección de centro significaría el absurdo de que los centros sostenidos con fondos públicos, pero también los privados, deberían admitir a todos los solicitantes de plaza en ellos, así multipliquen la capacidad organizativa del centro".

 Y cita  el Art. 27.1 de la CE: "Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza" y el 27.3 “Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones”.


Según la ministra, se trata de "una controversia alimentada de manera artificial" y "exagerada" porque lo que se dijo, dentro de un "párrafo teórico" del discurso, era "el contenido de más de 30 sentencias del Tribunal Constitucional". Y todo ello se afirmó con el fin de "aclarar en el propio foro, con total honestidad, que una cosa es un derecho constitucional (el del artículo 27 de la Constitución) y otra es una libertad de elección de centro".

"Si fuera un derecho fundamental elegir un determinado centro las familias podrían acudir a los tribunales en defensa de ese derecho y los tribunales darles la razón, por lo cual podríamos caer en el absurdo, el que todo el mundo quisiera ir a un centro que no tuviera esa capacidad".

El Mundo publicó el artículo: “Isabel Celaá ignora las sentencias que protegen la escuela concertada”, y de él sacaremos algunas expresiones:

Si bien la ministra de Educación, Isabel Celaá, aseguró haber resoluciones del Tribunal Constitucional que apoyan  sus palabras, se olvidó de mencionar “al menos tres sentencias y un auto emitidos por el Alto Tribunal que avalan las tesis de la escuela concertada y conectan la libertad de enseñanza con el derecho de los padres a escoger colegio para sus hijos”

Celaá desvincula la libertad de enseñanza del Art.  27 de la C.E. del derecho de elegir colegio por parte de los padres, sin embargo las sentencias del TC «han dado cada vez más peso al derecho de elección de centro». 

“Es verdad que en el artículo 27 no hay un apartado concreto que «literalmente» detalle este derecho, pero las mismas fuentes jurídicas  apuntan que la doctrina ha reconocido que «el derecho de elección de centro está dentro de la libertad de enseñanza», que, ésta sí, está contemplada en la Carta Magna.”

El diario El Mundo recuerda la sentencia 74/2018 de 5 de julio, que avaló el modelo de educación diferenciada por sexos en Cantabria:

«la libertad de enseñanza (art. 27.1 CE) comprende a su vez la doble facultad de los padres de elegir el centro docente de sus hijos, que podrá ser de titularidad pública o privada, y de elegir la formación religiosa o moral que se ajuste a sus propias convicciones, facultad esta última a la que se refiere específicamente el artículo 27.3 CE», «Una y otra facultad, siendo distinguibles están evidentemente relacionadas», «Ambas guardan una íntima conexión con el derecho de creación de instituciones educativas con ideario propio, no limitado a los aspectos religiosos y morales»,  «Esta libertad de enseñanza se concreta por tres vías: el derecho a crear instituciones educativas, el derecho de los padres a elegir el centro y la formación religiosa y moral que desean para sus hijos, y el derecho de quienes llevan a cabo personalmente la función de enseñar a desarrollarla con libertad».

Hace lo mismo con la Sentencia 10/2014 de 27 de enero:
«no hay dificultad alguna en admitir que el derecho de todos a la educación, en cuanto derecho de libertad, comprende la facultad de elegir el centro docente»,  «En lo que respecta a la determinación por los padres del tipo de educación que habrán de recibir sus hijos, este Tribunal Constitucional ha afirmado que 'este derecho constitucional se limita, de acuerdo con nuestra doctrina, al reconocimiento prima facie de una libertad de los padres para elegir centro docente y al derecho de los padres a que sus hijos reciban una formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones, art. 27.3 CE'».

Y esto mismo dicen la Sentencia 133/2010 de 2 de diciembre y el auto 382/1996  que añade que, «bajo el ámbito de cobertura del art. 27.1 CE cabe ubicar la capacidad de optar entre los diversos centros existentes» y recuerda que «este tribunal ya ha revelado la relación estrecha que media entre la facultad de escoger centro docente y el derecho consagrado en el art. 27.3 CE, puesto que el ejercicio de aquélla constituye 'un modo de elegir una determinada formación religiosa y moral'».

Incluso en la Sentencia 5/1981 expresa que «el derecho de los padres a decidir la formación religiosa y moral que sus hijos han de recibir, consagrado por el art. 27.3 de la Constitución, es distinto del derecho a elegir centro docente que enuncia el art. 13.3 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, aunque también es obvio que la elección de centro docente sea un modo de elegir una determinada formación religiosa y moral».

Termina el artículo recordando que el derecho de los padres a la libre elección de centro docente está  recogido  en el Art. 4.b de la LODE y en el 84.1 de la LOE, ambas leyes de gobiernos socialistas, así como en el artículo 26.3 de la Declaración de Derechos Humanos de la ONU.

En próximas entradas  analizaremos las declaraciones de la Sra. Celaá   y el peculiar tratamiento que de ello ha hecho el periódico Público, así como distintas notas sobre Sentencias y legislación educativa sobre la libre elección de centro.

10 de enero de 2020

Progresar en Bachillerato sin olvidar la Formación Profesional

Tras la publicación del informe anual “Panorama de la educación”  de la OCDE, muchos los medios de comunicación se han hecho eco de su estudio con mayor  o menor fortuna. Si importantes son algunos datos que exponen, no lo son menos ciertos contenidos que omiten.


“… parece felicitarnos por un dato en el que hemos conseguido ponernos a la altura del resto de países desarrollados: la tasa de graduación en segunda etapa de Educación Secundaria (Bachillerato) ha aumentado de tal forma que ya casi estamos en la media europea.

Si justo antes de la crisis, en el año 2005, el porcentaje de graduados en España era del 56%, en el año 2017 se encuentra en el 81%. Un sensible avance consecuencia de la crisis, ya que, como recuerda el informe, “obtener una titulación de segunda etapa de Educación Secundaria es uno de los requisitos necesarios para el acceso al mercado laboral en la mayoría de países de la OCDE”. Pero aún nos encontramos lejos de la media, que se encuentra en un 86%, tanto en la Unión Europea como en los países desarrollados… ”.. Aún quedaría un 19 % por obtener esa titulación…

Se destaca también que la diferencia de sueldo entre un trabajador  con grado y  otro sin él es del 52% mientras que en el resto de países de la UE es del 38%,  y que el desempleo se mitiga con educación: la tasa de paro es del 21% para los que no tienen Bachillerato,  14% para los que lo tienen y un 8%  para los que cuentan con  enseñanza superior.


“La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha vuelto a dar un tirón de orejas a España por su elevado porcentaje de jóvenes que ni estudian ni trabajan, los denominados ninis… donde hay territorios como Melilla donde el 30% de la población juvenil de entre 18 y 24 años es nini, mientras que en otras regiones, como el País Vasco, este porcentaje llega sólo al 9,9%. En Ceuta (23,2%), Canarias (21,4%), Andalucía (20,7%) o Extremadura (20%) se duplica la tasa vasca”.

España mejoró en la estadística de los ninis (ni estudian ni trabajan) desde la crisis hasta 2014,  pero desde ese año no lo ha hecho tanto.  En cuanto  al abandono escolar temprano y aunque  aún elevado  (17,9%) en comparación con la zona UE (10%) la distancia se ha ido reduciendo.

El Informe de la OCDE lo presentó Alejandro Tiana,  secretario de Estado de Educación en funciones  y  ha recordado que los ninis lo son a su pesar: “Es decir, no es que no hagan nada porque quieran, sino porque no pueden. De ese 20,2%, el 12% está buscando empleo y sólo el 8,2% permanece inactivo, porcentajes similares a los de la OCDE. El problema es que no encuentran el trabajo que están buscando”. Y añadió que el “El título de Bachillerato es uno de los requisitos necesarios para el acceso al mercado laboral en la mayoría de los países de la OCDE”. Por eso los estudiantes españoles se han percatado de su importancia y han aumentado cinco puntos en esa titulación desde 2010 hasta 2017, mientras que  ha permanecido estable en los demás países.

Visto lo anterior podríamos preguntarnos si ese notable salto cuantitativo en títulos de  Bachiller se ha producido sin pérdida del nivel  formativo o si se ha rebajado para incluir mayor cantidad de estudiantes. Se conocen las diferencias regionales en cuanto al número  de ninis  e incluso sobre el abandono escolar temprano, pero se omiten informaciones sobre una posible desigualdad de nivel de Bachillerato. Sabemos que la única prueba objetiva externa que mide conocimientos y capacidades es el Informe PISA  sobre la E.S.O. y dado que detecta grandes contrastes, induce a pensar que se mantengan  en Bachillerato con el riesgo de agrandarse. 

Si esas diferencias no existieran podría establecerse una prueba única y común de acceso a la Universidad en vez de mantener las diecisiete actuales. Curiosamente obtienen mejores calificaciones en esos exámenes los alumnos de las autonomías que en PISA obtienen perores resultados. ¿Se quieren tapar algunas vergüenzas de un sistema educativo mejorable?

Se anima,  por otra parte,  a incrementar el número de titulados en Bachillerato sabiendo que no todos los alumnos pueden superar los mínimos,  bien por deficiencias propias o carencias de distinta  índole como apunta el artículo “El Estado desampara a miles de bachilleres que necesitan apoyo escolar. El sistema prioriza las ayudas en la etapa obligatoria y los 11.700 alumnos de bachillerato con necesidades especiales quedan a la suerte del Gobierno regional y de su centro”. 

Basta con leer los comentarios del profesor Andreu Navarra contenidos en  “La educación actual ha convertido al docente en un monitor de tiempo libre” para intuir  que los niveles han bajado y se estuviera imponiendo involuntariamente un aprobado generalizado que salve las estadísticas.

Son llamativas las palabras de  Alejandro Tiana respecto de los ninis  cuando dice que  lo son a su pesar porque no pueden hacer más y que más de la mitad de ese 20% busca empleo, “pero no encuentran el trabajo que están buscando”, sin preguntarse para qué trabajos están preparados, y si el nini ha de adaptarse al puesto o el puesto al nini.

  Y todos parecen olvidarse, pues de ella no se acuerdan,  de que la  Formación Profesional es un poderoso medio de acceso al trabajo, mayor incluso que el proporcionado por un  título de Bachiller que abre la puerta a la Universidad o a Ciclos Formativos de Grado Superior. Se conoce desde hace años la urgente necesidad de  un cambio estructural en la Formación Profesional  para que se adapte a la realidad actual de las empresas y  que hacen falta más titulados en una FP que responda a sus demandas y favorezca el cambo social y económico, pero de momento faltan las medidas políticas oportunas  para ponerla en marcha...