23 de julio de 2019

La evolución del voto en España de 2016 a 2019

Situemos como punto de partida la INFORMACIÓN ELECTORAL  de 2016:

Congreso | Junio 2016 /Total nacional/  Consulta de resultados electorales 
Población: 46.624.382   /// Número de municipios: 8.125 /// Número de mesas: 57.531.
Censo electoral sin CERA: 34.596.892 /// Votantes a las 14:00 h: 12.755.388 (36,87%) /// Votantes a las 18:00 h: 17.715.754 (51,21%) /// Votantes a las 20:00 h: 24.157.982 (69,83%).
Censo CERA: 1.924.021 /// Solicitudes voto CERA aceptadas: 169.658 /// Votantes CERA: 121.277.
 
Total censo electoral: 36.520.913 /// Total votantes: 24.279.259 (66,48%) /// Abstención: 12.241.654 (33,52%) /// Votos válidos: 24.053.755 (99,07%) /// Votos nulos: 225.504 (0,93%) /// Votos en blanco: 179.081 (0,74%) /// Votos a candidaturas: 23.874.674 (99,26%).

Veamos ahora los resultados de las Elecciones Generales del 28 de abril de 2019 suministrados por la fuente oficial del Ministerio del Interior y escrutado al 99,99 %, https://www.resultados.eleccionesgenerales19.es/Congreso/Total-nacional/0/es 

AÑO 2019:
Participación: 26.361.051 votantes (75,75%)  /// Abstención:  8.437.153, (24,25%)
Votos válidos: 26.085.641, (98,96%) /// Votos nulos: 275.410, (1,04%)
Votos en blanco: 199.511, (0,76%) /// Votos a candidaturas: 25.886.130, (99,24%)

NOTA: Los porcentajes asignados a los partidos políticos están referidos  a los votos válidos. De los votos del PP de 2016 se han  extraído los de UPN (en coalición en 2016) para una mejor comparativa con 2019. A los de U. PODEMOS se les unen  los de Compromís en 2019 por concurrir juntos en 2016.
AÑO.......... 2016 % *
2019 %*

Diferencia
2019-2016
%
TOTAL CENSO 36.520.913
  NºD  
 34.799.107
**NºD       -1.721806             NºD
NºVotantes 24.279.259 66,48
26.361.051 75,75
       2.081.792      9,27
Abstención 12.241.654 33,52
8.437.153 24,25
       3.804.501   - 9,27
Votos válidos 24.053.755 99,07
26.085.641 98,96
       2.031.886    - 0,11
Votos nulos 225.504 0,93
275.410 1,04
            49.906      0,11
Votos en blanco 179.081 0,74
199.511 0,76
            20.430      0,02
V. Candidaturas 23.874.674 99,26
25.886.130 99,24
       2.011.456    -0.02

PP 7.834.260 32,57       1354.356.023 16,70      66 - 3.478.237 - 15,87   - 69
PSOE 5.443.846 22,63 857.480.755 28,68 123
2.036.909
6,05 38
U.P+ ECP+Com. 5.087.538 21,15 71 3.905.680 14,98 43 - 1.181.858 - 6,17- 28
CIUDADANOS 3.141.570 13,06 32 4.136.600 15,86 57 995.030 2,80 25
VOX 47.182 0,20 0 2.677.173 10,26      24 2.629.991 10,06 24
ERC-CATSI 632.2342,63          9 1.015.355 3,89      15 383.121 1,26 6
CiU//DiL-CDC 483.488 2,01           8 497.638 1,91        7 14.150 - 0,10 - 1
PNV 287.014 1,19           5 394.627 1,51        6 107.613 0,32 1
* Porcentaje  partidos políticos respecto al voto válido.
**Censo sin CERA

OTROS PARTIDOS  CON REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA

AÑO 2016: AMAIUR/BILDU: 184.713 (0,77): 2 Diputados // CCA-PNC: 78.253 (0,33%): 1 Diputado // UPN-PP........106.976 (0,44%): 2 Diputados.

TOTAL PARTIDOS CON REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA: 23.327.074 (96,97%)

PARTIDOS SIN REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA:


547.600 VOTOS  (2,29%)

AÑO 2019: EH Bildu:  258.840 ( 0.99%)....4 Diputados// CCa-PNC:  2 D   137.196 (0,53%)....2 Diputados // NA+ :   107.124 (0,41%)....2 Diputados// PRC :  52.197 (0,20%)...1 Diputado 

 TOTAL PARTIDOS CON REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA: 25.019.208 (95,92%)

 PARTIDOS SIN REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA:866.922 VOTOS (83,34%)




DIFERENCIA AÑO 2019 - 2016: 
AMAIUR/BILDU: 74.127 votos.... 0,22%..............+ 2 Diputados
CCA-PNC: 58.943 votos................. 0,20 %............+ 1 Diputado.
NA+(UPN-PP-C´s): 148 votos...... - 0,03 %........... =   Diputados. 
PRC :  52.197 votos........................  0,20 %............ + 1 Diputado
TOTAL PARTIDOS CON REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA: 1.692.134 (-1,05%)
OTROS PARTIDOS SIN REPRESENTACIÓN PARLAMENTARIA: 319.322 (1,05 %)

OBSERVACIONES SOBRE LA EVOLUCIÓN  DEL VOTO  EN 2019 RESPECTO DE 2016:
1.-  La participación aumenta en más de 2 millones, mientras que la abstención baja casi 4 millones.
2.- El voto válido y a candidaturas sube algo más de 2 millones, mientras que el voto en blanco y el nulo lo hacen ligeramente.
3.- El PP pierde 3´5 millones de votos, más del  44% de sus anteriores apoyos y 69 diputados, más de la mitad de los que tenía.
4.- El PSOE gana 2 millones de votos, un 37 % más de los que tenía y 38 diputados, casi un 50% más de los que contaba en la legislatura anterior.
5.- Ciudadanos gana un millón de votos, lo que le suponen 25 diputados más.
6.- Unidos-as Podemos pierde 1,2 millones de votos, un 23,23%,  y 28 diputados.
7.- VOX irrumpe en las Cortes con 2,6 millones más de votantes y 24 escaños. 

OBSERVACIONES SOBRE EL TRASVASE DE VOTO
1.-  Si a los 2.011.456 que se incorporan como nuevos  o provenientes de la abstención les sumamos los 3.478.237  que pierde el PP y 1.181.858 que se deja U. PODEMOS, llegamos a la cantidad de 6.671.551 votantes.
2.- Entre todos los partidos con representación parlamentaria ganan 6.352.229 votos  que unidos a los 319.551 que aumentan los partidos sin representación obtenemos los 6.671.551 votantes del número anterior.
3.- Los 3.478.237 votos que pierde el PP  van a parar a C´s (995.030) y a VOX (2.629.991), quienes además recogen 146.784 del incremento de votantes habido en esa elección.
4.- De ese incremento, el PSOE se lleva 855.051 y además 1.181.858 de votos de U. PODEMOS.
5.- Los 690.299 votos que aumentan los demás partidos con representación parlamentaria  salen del incremento de votantes, nuevos y abstención. Los partidos sin  representación en el Congreso también ganan 3129.322 votos.
6.- Es difícil conocer el trasvase exacto de votos entre partidos y el reparto de los 2.011.456 votos de incremento provenientes de la abstención de nuevos votantes. Pero se puede establecer un juego matemático con cierta base científico-ideológica como el descrito en los apartados anteriores que nos aproxima a la realidad. Al menos, los números cumplen y las cuentas salen…



 







15 de julio de 2019

Tres elecciones con un enigma y dos soluciones

En los últimos tres meses se han celebrado elecciones generales en tres países de la unión europea para conformar sus respectivos gobiernos, pero no en los tres se ha cumplido el objetivo.

Los socialistas ganaron las elecciones celebradas el 5 de junio en Dinamarca, y de las que salió un Parlamento muy fraccionado. La socialdemócrata Mette Frederiksen logró en solo tres semanas una coalición de centroizquierda, sustentada en un programa aceptado y compartido,  con cuatro de los diez partidos con representación. A pesar de que la “inmigración” era un elemento disgregador entre ellos, no fue finalmente un obstáculo, ya que la negociación rebajó aristas y prevalecieron los necesarios puntos de encuentro.

Un mes después, el 7 de julio, los griegos acudieron  a las urnas. El partido de derechas, Nueva Democracia,  liderado por Kiriakos Mitsotakis ganó las elecciones por mayoría absoluta.

No es este el momento de comprobar las ventajas o inconvenientes  del sistema electoral griego, proporcional con cociente Hare, con distritos para uno o varios candidatos y reforzado con una prima de 50 diputados para las lista ganadora.  Lo relevante es que al día siguiente y en menos de veinticuatro horas, Mitsotakis juró su cargo como primer ministro. Pasadas unas pocas más, lo hicieron sus ministros.

Los españoles habíamos votado dos meses antes, el 28 de abril. Esa convocatoria la ganó el PSOE con 123 escaños, algo más de la tercera parte de representes del Congreso de los Diputados y lejos de la mayoría absoluta.

En el caso de España y a diferencia de Dinamarca y Grecia, han pasado los meses y aún no ha sido elegido el  Presidente de Gobierno. Pedro Sánchez sigue en funciones,  sus ministros también,  y las Cortes carecen de actividad. A partir del día 23 de julio, tres meses después de celebradas las elecciones,  veremos si el candidato es elegido esos días o lo será en septiembre o tendremos nuevas elecciones hacia  el 10 de noviembre.

La situación española actual es realmente preocupante. El partido ganador, PSOE, no goza de mayoría absoluta, por lo que necesita imperiosamente  los votos de otros partidos de izquierdas, además de nacionalistas y separatistas, los mismos que le apoyaron en su moción de censura contra Rajoy. Pero hasta la fecha no ha negociado con ninguno de ellos o eso es lo que dice. Sin negociación no hay compromiso, sin compromiso no hay pacto y sin pacto no hay votos. Apoyar a cambio de nada no parece factible.  Es muy probable que la derecha (las tres derechas, según  Sánchez) no apoye positivamente su investidura, y en caso de que se abstuvieran,  ¿De qué serviría? ¿Qué tipo de legislatura podría esperarse y qué leyes podrían aprobarse con una exigua minoría?

Los dirigentes políticos no suelen distinguirse ni por su memoria  de hechos pasados ni por su capacidad de análisis para ponerse de acuerdo en un programa o proyecto común, a no ser que se trate de un aumento de sueldos, que eso sí saben resolverlo en poco tiempo. Si hubieran echado la mirada atrás sólo cuatro años, habrían visto que la situación puede repetirse. El proceso de investidura tras las elecciones de 2015  fue muy parecido al que pudiera presentarse hoy día. Entonces se fue a nuevas elecciones en dos meses, ya entrado 2016, y ahora podríamos tenerlas en noviembre. ¿Habrá alguien que pueda asegurarnos que su resultado solucionaría la gobernabilidad de España y dará estabilidad política durante los próximos cuatro años sin necesidad de repeticiones? 

No se necesita ser un experto analista para deducir que el sistema electoral español no funciona con el multipartidismo reinante.  Lo hizo, y no siempre bien, con el  bipartidismo, aunque ello supusiera engordar nacionalismos sin valorar el coste separatista. ¿Están dispuestos los ciudadanos españoles a volver a las andadas con dos partidos dominantes con árbitros que reniegan de ser españoles  y del que terminaron hartos? ¿Preferirían, quizás, una reforma a fondo  o la adopción de otro modelo  que conjugue gobernabilidad  y estabilidad con representatividad? Si se quiere saber lo que los españoles piensan, ¿por qué no preguntar?

Debieran adelantarse los líderes políticos con propuestas asumibles por los ciudadanos para cambiar lo que no funciona. Si realmente consideraran un problema la tardanza en investir a un presidente y la inoperancia de unas Cortes bloqueadas con el gasto que conlleva en sueldos  de unos diputados que cobran por no hacer nada pondrían enmienda. Pero parecen más preocupados por la defensa de sus intereses particulares y  partidistas que por  los generales de todos. El tiempo lo dirá… y puede ser tarde.

8 de julio de 2019

TEZANOS SE SUPERA

No cabe duda de que el Sr. Tezanos sabe cumplir  con el cometido para el que fue nombrado y que no deja  indiferente a nadie. Unos reconocen su buena cocina y otros el buen servicio. El analista José-Tomás Cruz Varela nos habla hoy de la oportunidad de esta última encuesta y de sus motivos. Visto lo visto hasta ahora,  sólo nos queda gritar ¡Otra más de Tezanos!  Y esperar al eco  decir ¡Marchando!
======================
 TEZANOS SE SUPERA

 (De mi puño y tecla)

Suponiendo que en un próximo futuro seamos capaces de gozar de un Gobierno razonable, una de las primeras medidas a adoptar por parte del presidente electo, debería consistir en la total reforma del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas), incluyendo sin ningún tipo de escrúpulos, la inmediata desaparición de los  sondeos electorales, coordinados y dirigidos por  el “demóscopo” al servicio del PSOE, Sr. Tezanos, quien en su última encuesta, publicada el pasado 4 de julio, adelantaba que los socialistas, en caso de repetirse las elecciones generales, arrasarían con una intención de voto del 40%, mientras las restantes formaciones políticas descenderían en sus resultados, a excepción de Ciudadanos y desplomándose en los casos del PP y Vox. Toda una maniobra de Sánchez para presionar a Podemos con un CIS más manipulado.


    La decisión de reconvertir las entregas del citado Instituto de trimestrales en mensuales, obedeció descaradamente a la creación de una instancia de opinión favorable al partido del Gobierno, cuya pretensión en este caso pasaba por adjudicarle al PSOE el mencionado 40%. Orquestando todo un escenario tendente a favorecer la investidura de Sánchez…


    En opinión del PP, los resultados del sondeo suponen un cocinado para el ambicioso paladar del presidente en funciones, cuando lo aparentemente perseguido es la convocatoria de nuevas elecciones, otra utilización más de las instituciones en su propio beneficio aunque resulte vergonzoso. Si la ciudadanía, en su momento, ya se tragó el embuste de la tesis de Pedro Sánchez ¿Por qué no venderles ahora los porcentajes del mago Tezanos a los inocentes votantes? En cuanto al dato de Ciudadanos y a pesar de haberles favorecido superando el PP, dicho partido continúa opinando que las encuestas  del actual CIS no merecen la más mínima credibilidad.

    Ya puestos. Y a la hora de las valoraciones personales, tampoco el experto sociólogo, no tuvo el más mínimo recato en adjudicarle la puntuación más elevada, premiando a su jefe nada menos que con 4,8 puntos, unido a que el 37% de los encuestados opinaron que Sánchez deberá ser el próximo presidente del Gobierno.

    Pasan los días y a pesar de todo, las estrategias del PSOE para, lograr la investidura no avanzan porque todo continua dependiendo de quienes ocuparán los sillones en el próximo Consejo de Ministros, y en Unidas Podemos, no están dispuestos a desperdiciar la fuerza que les otorgan sus 42 diputados, piedra filosofal para que Sánchez pueda ser designado presidente, dado que sin este apoyo carece de posibilidades puesto que tanto el PP como Ciudadanos ya han mostrado su total rechazo al candidato del PSOE, argumento que maneja Podemos consistente en la exigencia de introducir ministros en el Gobierno de Coalición, que de no aceptarse derivaría inevitablemente en unos segundos comicios generales con todas las consecuencias que ello podría representar para el País……¡¡Tiempo al tiempo!!

José-Tomás Cruz Varela

1 de julio de 2019

CUANDO LO QUE PRIMA, OCUPA Y PREOCUPA ES SÓLAMENTE LA AMBICIÓN, JAMÁS PROSPERAREMOS

Han pasado más de dos meses desde la celebración de las últimas Elecciones Generales y tanto el Presidente del Gobierno como sus Ministros siguen en  funciones. Este peculiar escenario, sus causas y consecuencias es lo que nos describe el analista José-Tomás Cruz Varela de forma muy acertada. Sólo queda, parodiando a Cicerón,  preguntar a los responsables ¿Hasta cuándo abusaréis de nuestra paciencia?
=======================

CUANDO LO QUE PRIMA, OCUPA Y PREOCUPA ES SÓLAMENTE LA AMBICIÓN, JAMÁS PROSPERAREMOS

 ¿Qué tiene que ocurrir y en quién podemos confiar para que los españoles dispongamos de un Gobierno como sucede en los restantes países civilizados? Totalmente de acuerdo con la lamentable mediocridad de nuestros políticos  actuales, pero lo que resulta inadmisible es el continuar manteniendo tan grotesca situación. Parte de la culpa obedece a que en la mayoría de los casos, lo que prima, ocupa y preocupa es lograr la mayor tajada posible de esta preocupante fase socio-económica a que nos tienen sometidos.

   No es de recibo el seguir soportando el bochornoso comportamiento de partidos y personas, ya sea recurriendo a la modificación de nuestra actual Ley Electoral o cualquier otro procedimiento que nos ayude a  superar el problema. Cualquier actuación menos permitir el quebranto de nuestra democracia y maltratada dignidad. Entre corruptos manifiestos, ambiciosos y presuntos caballeros aspirantes, jamás levantaremos cabeza.

   Resulta incomprensible que un partido como el PSOE, fervoroso defensor de la unidad de España, admita la cooperación que propugna la plurinacionalidad que en el caso de Navarra adquiere todavía tintes más preocupantes, relacionándose con Bildu y su posible colaboración en la problemática investidura de Sánchez, avalando una alianza vetada por el ínclito e inútil Zapatero  en el 2007 y Rubalcaba en el 2014.

   Lo que sí debe quedar meridianamente claro es la ferviente y manifiesta disposición de Pedro Sánchez a continuar como inquilino de la Moncloa a cualquier precio con tal de retener el poder. Probada la miel…. Toda una amenaza para la España Constitucional.

   Por el momento y con sus discrepancias, el PSOE mantiene su presión sobre Unidas Podemos con la intención de definir la desconocida fecha de la investidura para la conformación de un necesario Gobierno. Todo ello, admitiendo un  Ejecutivo de “cooperación” con puestos de segundo nivel para el partido morado, si bien el presidente en funciones continúa con su empecinamiento de no compartir el Consejo de Ministros con Iglesias.

   Transcurrido el tiempo, Pablo Iglesias, similar ejemplo de ambición con matices y noble como una cobra, tampoco otorga facilidades. Las negociaciones sobre la investidura, no sólo no avanzan sino que se complican más de lo esperado y la desconfianza entre interlocutores es manifiesta, dado que Sánchez mantiene la postura de que los podemitas solo podrán ocupar puestos del rango comentado, decisión inaceptable para el orgulloso Señor de Galapagar.

   El enfrentamiento crece y tanto Iglesias como sus dirigentes insisten que lo suyo pasa por ocupar sillones en el Consejo de Ministros, prebenda inaceptable por la cúpula socialista. Siendo el principal argumento por parte de los aspirantes el que por cada dos ciudadanos que votaron al PSOE, hubo uno que lo hizo a Podemos, con la cual y en base a su particular lógica, les corresponde ostentar la representación que les adjudicaron, es decir, de los 17 ministros, 5 deben pertenecer a Podemos. Propuesta inaceptable para el PSOE.

   Aparentemente, Pablo y Pedro, se necesitan de acuerdo con la distribución matemática. Con lo cual al líder podemita le correspondería la cuarta parte del pastel, una vicepresidencia y cinco ministros.  Claro que el mero hecho de imaginar al inventor de “Los Círculos”, con coleta incluida y pisando la moqueta del Consejo de Ministros, a más de uno se le helaría el alma. Semejante escenario resultaría crispante cuando menos…, si bien todos conocen la voracidad dialéctica, capacidad y oratoria efectiva del personaje, moviéndose como un profesional en los medios televisivos y otros foros…

   Superar dos meses la investidura resulta esperpéntico pero aun así, todo indica que el plazo quizá se demore algo más, que de no solucionarse en breve, obligaría a la repetición de las elecciones generales con los problemas que ello implicaría en múltiples aspectos, o bien contar con  los votos de Ciudadanos, con lo cual el PSOE dispondría de 180 diputados más el apoyo de poderosas instituciones empresariales y sociales lo que supondría un giro hacia la socialdemocracia europea.

   Si así fuese, Albert Rivera gozaría con el forcejeo  y la consiguiente factura que le pasaría al PSOE, y muy posiblemente, Pablo Casado quedaría a la espera, tratando de defender dignamente el Centro Derecha con dificultades. La última duda, caso de pactar, sería el calibrar las relaciones entre el PSOE y Ciudadanos….

   En otro orden, cuatro años de presunta paz y prosperidad supondrían para nuestro país, posiblemente, la mejora en múltiples aspectos que a la postre es lo que están aspirando muchos millones de españoles, hartos de soportar tanta irresponsabilidad originada por un colectivo de partidos y políticos incapaces de terminar con tanto despropósito e implantar la cordura necesaria.

   No obstante, por el momento, la postura mayoritaria de Ciudadanos se centra en una rotunda reivindicación de su independencia  como partido liberal, dejando meridianamente claro que ni el Ibex, ni la patronal ni los bancos le harán cambiar de opinión en lo que respecta a la investidura de Pedro Sánchez. De mantener esta posición y celebrarse unas segundas elecciones generales, la formación Albert Rivera daría un paso muy importante en cuanto a número de sufragios obtenidos se refiere….¡¡Tiempo al tiempo!!

José-Tomás Cruz Varela