23 de diciembre de 2014

Tenerife: Stephen Hawking manipuló a S. Agustín (I de II)

Stephen W. Hawking es uno de los astrofísicos con mayor renombre. Su obra científica y divulgativa ha sido reconocida con innumerables premios y distinciones en muchos países del mundo. Es, por lo tanto, una autoridad solvente en su campo, pero  no necesariamente en otras ramas del saber.
 
 (Derecha. El presidente de Estados Unidos Barack Obama habla con Hawking en la Sala Azul de la Casa Blanca, ...el 12 de agosto de 2009).

El 24 de septiembre pasado, en el Festival Starmus de Tenerife, Hawking dio una conferencia  sobre el origen el Universo, basándose en su último libro, “The Grand Design” (El Gran Diseño), escrito en colaboración con el físico norteamericano Leonard Mlodinow.

El discurso fue publicado por el diario ABC, bajo el título “El universo como un holograma. Discurso completo de Stephen Hawking en el festival «Starmus» de Tenerife”. No es mi objetivo analizar sus teorías sobre el origen del universo ni discrepar sobre su ateísmo explícito. Declaro mi ignorancia absoluta  en lo primero y mi profundo respeto con sus asuntos religiosos. Sin embargo, considero  pertinente contrastar la referencia que Hawking hizo sobre Agustín de Hipona con el texto original. Estas son las palabras de Hawking:
“Hacia comienzos de los años 60 del siglo pasado hubo un intenso debate sobre si el Universo tuvo un inicio hace un tiempo finito. En el caso de que así fuera, la pregunta obvia era: «¿qué ocurrió antes del inicio del Universo?» San Agustín, en broma, dijo: «¿Qué estaba haciendo Dios antes de crear el Universo? Estaba preparando el Infierno para los que preguntaban cuestiones de este tipo». La teoría alternativa era que el Universo había existido eternamente, lo que creía Aristóteles, porque algo eterno era más perfectoy porque eso evitaba cuestiones incómodas sobre la Creación.”
 El diario “El País” lo interpetó así:
“Para romper el hielo y centrar el tema de su charla, Hawking ha citado a San Agustín. Un día le preguntaron, ¿qué estaba Dios haciendo  antes de crear el Universo? La respuesta del santo fue: “Crear el infierno para los que hicieran esa pregunta”. Hawking es un ateo declarado y es célebre su afirmación de que el universo no requiere que haya un Dios para existir. De hecho, Hawking ha vuelto a bromear diciendo que llegó a imaginarse procesado por la Inquisición como Galileo por defender que se puede esclarecer cómo comenzó el universo, una tarea proscrita por el Vaticano, ha recordado”.
En “El Mundo” pudimos leer esto:
Y de nuevo el astrofísico recurrió a otra anécdota jocosa, provocando las carcajadas de todo el público: «San Agustín, en broma, dijo: ¿Qué estaba haciendo Dios antes de crear el Universo? Estaba preparando el Infierno para los que preguntaban cuestiones de este tipo».
Esta otra versión  de "yahoo" nos ofrece algo más incisivo:
“El Festival Starmus ha reunido a un elenco espectacular de personalidades científicas, astronautas y Premios Nobel… Hawking hizo un repaso a los distintos intentos por comprender el origen del Universo desde la antigüedad hasta nuestros días, una aventura del conocimiento que se ha topado en varias ocasiones con la intransigencia de las instituciones y organizaciones religiosas de todas las épocas. No en vano, y como cuenta la leyenda, ya en el siglo IV Agustín de Hipona (San Agustín) se hizo la pregunta de qué estaba haciendo Dios antes de crear el Universo. ¿La respuesta? Preparando el infierno para aquellos que osasen preguntar tales cuestiones.”
 (Izda. Retrato  de San Agustín de Philippe Champaigne)
Con la referencia a S. Agustín, Stephen Hawking pudo aprovecharse del desconocimiento de los oyentes en este aspecto concreto, pero no evitará que otros desmonten su argumento falaz. Descartes sintió la necesidad de rechazar el error, dudando de todo mientras no resulte evidente y considerando falso aquello en lo que  se encuentre el menor motivo de duda.  ¿Cuántos de los asistentes,  periodistas incluidos, dudaron del sabio británico? Quizás ninguno, porque todos confiaban en el método  de un científico  que dice buscar llegar a la verdad sin faltar a ella. Es de suponer que los conocedores del famoso pasaje del Obispo de Hipona se quedaran sorprendidos al leer la cita de Hawking, sin dudar de su falsedad.

En la próxima entrada veremos lo que realmente escribió S. Agustín y la manipulación que de ese texto hizo  Stephen Hawking

1 comentario:

  1. Lo he mirado con interés y no se por donde vas a salir y com ovas a salir de esta si airoso y escladado. Vaya tema y vaya personaje para discutir. Estare atenta a la continuación y te deseo mucha suerte. Me ha parecido bien tu atrevimiento

    ResponderEliminar

Los comentarios con lenguaje inapropiado serán borrados