3 de noviembre de 2014

Las 50 lecciones que la vida enseñó a Regina Brett

 Hace unos meses que una lectora del blog me envió un correo con el título “7%. Yo estoy con  el 7%” para que contribuyera a su difusión. Lo leí y me pareció sencillamente hermoso y vital, con unos pensamientos perennes que son una fuente de relax en estos tiempos  de angustia, hastío y desencanto.
Su encabezamiento decía:
“Escrito por Regina Brett, 90 años, de "The Plain Dealer", Cleveland, Ohio.
Para celebrar la llegada a mi edad avanzada escribí unas lecciones que me ha enseñado la vida:…”
A continuación venían esas lecciones que posteriormente veremos y que no son coincidentes con las que yo recibí, por ciertas razones…
Y terminaba así:
“Se estima que el 93% de las personas no reenviarán esto. Si eres uno del 7% que lo hará, reenvíalo con el título 7%. Yo estoy en el  7%. Los Amigos son la Familia que nosotros mismos escogemos”. Personalmente quise pertenecer a ese 7% y comencé a preparar  esta entrada.

Todo era muy bonito, pero las palabras iniciales encerraban algo extraño. Pensé que  una anciana de mente aún lúcida, a pesar de sus 90 años, había escrito su “testamento de vida” a la sección de Cartas al Director del periódico “The Plain Dealer”, que su publicación fue un aldabonazo para muchas conciencias y que algún lector anónimo lo tradujo al español.

Indagué en la Wikipedia (en español) y no había ni rastro de Regina Brett. En cambio sí aparecía en su versión en inglés, de la que extraeré algunos datos de interés:


 (Derecha, Regina Brett)
-  Nació el 31 de mayo de 1956, por lo que hoy tiene 59 años.
- Fue muy popular en el New  York Times, y actualmente es columnista en “The Plain  Dealer” y “The Cleveland Jewish News”.
- Fue finalista en 2008 y 2009 al premio Putlizer por sus programas de radio.
- En 2006 escribió uan columna para “The Plain Dealer” titulada “50 lecciones de la vida” que ha sido desde entonces las más difundida de cuantas haya escrito hasta la fecha, y eso que son más de 2.000 las publicadas, que ha sido reproducida tanto en blogs como en Twiter y Facebook.
- En muchos de esos casos (el que a mí me llego, por ejemplo), Brett ha sido erróneamente identificada como una anciana mujer de 90 años.
- La columna “50 lecciones de la vida” fue  desarrollada posteriormente en los cincuenta capítulos de su primer libro “God Never Blinks: 50 Lessons for Life's Little Detours”, traducido  como “Dios nunca parpadea: 50 lecciones para los malos momentos de la vida”, publicado en 2010.
- En 2012 apareció su segunda obra: “Be the Miracle: 50 Lessons for Making the Impossible Possible”, (“Tú puedes ser el milagro: 50 lecciones para hacer posible lo imposible”).
- Desde 2006 a 2010 dirigió en la radio el programa “The Sound of Ideas”, y desde 2011 a 2013 el “Regina Brett Show” en Akron , Ohio NPR, basado en su libro.
- Regina Brett es licenciada en Periodismo y Máster en “Estudios Religiosos”.
- En 1998, a Brett se le diagnosticó un cáncer de mama. Un vez recuperada, relató sus experiencias con la quimioterapia y el proceso curativo en sus columnas de “Akron Beacon Journal”, lo que la hizo merecedora del premio “National Headliner Award”.
- Estos 50 consejos o lecciones eran el fruto de sus reflexiones sobre las enseñanzas que la vida real le había dado: fue madre soltera, buscó el amor en el sitio equivocado, luchó contra el cáncer,  trabajó y trabaja con la palabra viva y escrita, y aún le queda mucho por hacer y decir hasta llegar a los 90 años.

La misma Regina Brettg comenta en su columna “You don´t look 90”  (“No aparentas 90 años") muchos de los datos que he transcrito. Ella misma explica el rápido envejecimiento cuando escribe:

“The Internet aged me. The day before I turned 45, I wrote a column of the 45 Lessons Life Taught Me. I added five more lessons when I turned 50. My Life Lessons ended up e-mailed around the world. Only someone changed my age on an email to read: "Written by Regina Brett, 90 years old." Then someone attached a picture of lovely old lady to the email. No, that dear senior citizen isn’t me.” (Internet me envejeció. El día antes de cumplir 45 años, escribí una columna de las “45 Lecciones que la vida me enseñó”. Añadí cinco lecciones más cuando cumplí los 50. Las lecciones de mi vida acabaron en un correo alrededor del mundo. Alguien cambió mi edad en un correo  en el que se leía: Escrito por Regina Brett, de 90 años”. Después alguien adjuntó la foto de una encantadora anciana al correo. No,  esa querida ciudadana de la tercera edad no soy yo”).
Y a  la vez, bromea con el tema:
“It seems you are aging rapidly. God bless you and your aged bones.” (“Parece que estás envejeciendo rápidamente. ¡Dios te bendiga y a tus envejecidos huesos!”)
“You sure look good for 90 years old! Do you have a painting of you in your attic that is getting really REALLY old looking?" No, there's no Dorian Gray picture decay going on” (¡Estás bien para los 90 años! ¿Tienes un cuadro tuyo en el desván que es el que realmente está tomando el aspecto de anciana?”. No, no hay un cuadro de Dorian Gray que prosiga su deterioro”).

Con este enlace se puede leer la columna original de Regina Brett con las 50  Lecciones que la vida le enseñó. Dado que hay distintas versiones, con alteración del orden   del enunciado e incluso otras con omisiones y cambios intencionados, he procurado ceñirme al original como puede comprobarse.
Estas son las lecciones:
“Originalmente publicado en “The Plain Dealer” el, domingo 28 de mayo de 2006, para celebrar que estaba envejeciendo, yo escribí una vez las 45 lecciones que la vida me enseñó.
Es la columna más solicitada que yo he escrito jamás. Mi cuentakilómetros supera los 50 esta semana, por lo que he aquí una puesta al día:
1. La vida no es justa, pero aun así es buena.
2. Cuando dudes, simplemente da pequeño el paso siguiente.
 3. La vida es demasiado corta para perder el tiempo odiando a alguien.
4. No te tomes tan en serio. Nadie más lo hace.
5. Paga tus tarjetas de crédito cada mes.
6. No tienes que ganar cada discusión. Estate de acuerdo en no estar de acuerdo.
7. Llora con alguien. Es más sano que llorar solo.
8.- Está bien que te enfades con Dios. Él puede soportarlo.
9. Ahorra para la jubilación empezando con tu primer sueldo.
10. Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.
11. Haz las paces con tu pasado para que no se arruine tu presente.
12. Está bien dejar que tus hijos te vean llorar.
13. No compares tu vida con la de los demás. No tienes idea de cómo es su camino.
14. Si una relación tiene que ser un secreto, no deberías estará en ella.
15. Todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos. Pero no te preocupes, Dios nunca parpadea.
16. La vida es demasiado corta como para tener largas reuniones de lamentaciones. Lleva una vida activa o empiezas a morirte.
17. Puedes conseguir casi cualquier cosa si estás puesto al día.
18. Un escritor escribe. Si quieres ser escritor, escribe.
19. Nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz. Pero la segunda depende de ti y de nadie más.
20. Cuando se trata de buscar lo que te gusta en la vida, no aceptes un no por respuesta.
21. Enciende las velas, usa las sábanas bonitas, ponte la ropa interior de lujo. No guardes nada para una ocasión especial. Hoy es especial.
22. Prepárate lo más posible, luego déjate llevar por la corriente.
23. Sé excéntrico ahora. No esperes a ser viejo para llevar púrpura.
24. El órgano sexual más importante es el cerebro.
25. Nadie está a cargo de tu felicidad excepto tú.
26. Enmarca todo presunto "desastre" con estas palabras: "¿Qué será de esto dentro de cinco años?”
27. Elige siempre la vida.
28. Perdónales todo a todos.
29. Lo que otros piensan de ti, no es asunto tuyo.
30. El tiempo cura casi todo. Dale tiempo al tiempo.
31. Por muy buena o  muy mala que sea una situación, algún día cambiará.
32. Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y tu familia sí. Mantente en contacto.
33. Cree en los milagros.
34. Dios te ama debido a que es Dios, no por lo que hiciste o no hiciste.
35. Lo que no te mata en realidad te hace más fuerte
36. Llegar a viejo mejora la alternativa de morir joven.
37. Tus hijos solo tienen una niñez. ¡Hazla memorable!
38. Lee los Salmos. Comprenden todas las emociones humanas
39. Sal a la calle todos los días. Los milagros están esperando en cualquier parte.
40. Si juntásemos todos nuestros problemas y viéramos los de los demás, trataríamos de arrebatar los nuestros.
41. No revises la vida. Descubre  y aprovecha lo mejor de ella ahora.
42. Deshazte de todo aquello que no sea provechoso, hermoso o alegre.
43. Todo lo que realmente importa al final es lo que amaste.
44. La envidia es una pérdida de tiempo. Tú tienes ya todo lo que necesitas.
45. Lo mejor está aún por llegar.
46. No importa cómo te sientas; levántate, vístete y preséntate.
47. Respira profundamente. Eso calma la mente
48. Si no pides, no recibes.
49. Cede.
50. La vida no está atada con un lazo, pero aun así es un regalo.
 ==================
 Las lecciones nº 34 y 38 no suelen aparecer en las distintas versiones que circulan por la red. ¿Será por el matiz religioso? Seguramente. Algunas otras tienen una traducción alejada del sentido original.

1 comentario:

  1. Algunas son de sentido muy común que nos ayudan a todos

    ResponderEliminar

Los comentarios con lenguaje inapropiado serán borrados